Hechos religiosos

revolucionaria

España,plurinacional (XXIX)

Escrito por rgonzalo 03-11-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
XXIX.- La izquierda revolucionaria (4)

La reacción fue muy dura.Pues aunque los nacionalistas mantuvieron un tono oficial relativamente circunspecto,hacían circular octavillas y llamamientos inflamados llamando a la secesión,causa justa,por la cual no se pierde jamás la sangre vertida.Y adoptaban una postura sediciosa al sostener que los ayuntamientos son hoy los únicos representantes legítimos del pueblo,negando toda otra legitimidad.Y la Ezquerra mostraba su solidaridad,amenazando:la culpa de lo que pueda pasar,o la responsabilidad,serán íntegras del gobierno Samper.La causa de Vasconia es hoy la de Catalunya y de toda la democracia de los pueblos ibéricos.¡Que no caiga un hombre en Euzkadi!.Su sangre podría ser la gota trágica que hace rebosar esta copa amarga que henos ido apurando.
Aguirre exigió al Gobierno,el 9 de agosto,elecciones provinciales en Vasconia y Navarra,tan pronto reabrieran las Cortes tras el verano,y la sustitución de las comisiones gestoras por otras interinas elegidas por los concejales,exigencias que iban acompañadas por una exaltada agitación antigubernamental.Los partidos,a través de los alcaldes,retaron a Velarde al mantener la convocatoria para el 12 de agosto,y anunciar que abrirían la jornada cambiando el nombre de la avenida de España,en Bilbao,por la de Francesc Macià.
Velarde hizo abortar el homenaje a Macià,e impidió numerosas votaciones en los ayuntamientos,aunque se celebraron en algunos.Hizo detener a 40 alcaldes y multó a los organizadores,en una represión de vergonzosos caracteres,impropios hasta de países semisalvajes (Aguirre).Pero en realidad fue una represión suave y nada sangrienta,respondida con una subversión más generalizada:las multas no se pagaban,se creó un caos deliberado en la administración municipal,y la Ezquerra y diversos ayuntamientos de izquierda,como los de Oviedo y Zaragoza,expresaron su solidaridad con los reprimidos en Vizcaya y Guipúzcoa.Acudieron a Bilbao,a jalear la subversión,Prieto,Azaña y Negrín.Prieto convocó para el 2 de septiembre una asamblea de diputados y alcaldes en Zumárraga.El gobierno declaró facciosa la asamblea,que se convirtió en un pulso político.
El PNV retrocedió un poco,sus líderes escribieron en tono conciliador a Alcalá-Zamora,y dos de ellos,Aguirre y Horn,visitaron a Samper,siempre dialogante,que los acogió con comprensión y simpatía,comprometiéndose a plantear las elecciones provinciales para después de las vacaciones veraniegas,y confirmándoles la revisión de la tasa sobre el vino.Pero el 27 de agosto,después de esta entrevista,Aguirre amenazó a Samper con llevar a cabo sin vacilar la asamblea de Zumárraga,y otras medidas más graves,insistiendo en la sustitución de las comisiones gestoras por otras nombradas por los ayuntamientos.
La finalidad del PNV era la de dominar las diputaciones antes de los comicios,y Samper hizo ver lo ilegal del manejo.Recordó a Aguirre que en septiembre no podía realizarse la pretendida sustitución,porque sólo unas semanas más tarde las Cortes convocarían las elecciones.Y resaltó las concesiones del Gobierno:intangibilidad del concierto económico,no tratar nada que afectase a ese Concierto en las comisiones gestoras,suspender la exacción de impuestos sobre la renta,y promover una norma legislativa que permitiera a las provincias vascas realizar el nombramiento de los gestores.
Esto pudo diluir el conflicto,pero el PNV endureció su postura,y apoyado por el PSOE y las izquierdas republicanas mantuvo la convocatoria de Zumárraga.Todo a pesar de que el PSOE rivalizaba con el PNV en Vasconia.Existieron también contactos muy estrechos con la Ezquerra catalana,ambos partidos opuestos a Lerroux y Melquíades Álvarez.
A finales de agosto el delegado peneuvista Telesforo Monzón fue a Barcelona para invitar a los parlamentarios nacionalistas a asistir a Zamárraga.La Lliga rehusó,pero la Ezquerra aceptó encantada,por lo que Monzón dijo a las juventudes esquerristas:cuando reciba el telegrama de Dencàs diciéndome que aquí os habéis echado a la calle,nosotros también nos lanzaremos sin vacilar.Por lo que el diario La Humanitat,de la Ezquerra,despidió así a Monzón:volverá a Euzkadi convencido de que Catalunya está con ellos.Y no se equivoca.Basconia se ha puesto a caminar a nuestro lado.Nuestra mano de catalanes estará siempre,en peligros,en fatigas,o en victorias,en las manos de los hombres de Basconia.Porque se rebelan ellos también contra la miseria del separatismo monárquico.
A lo largo del verano de 1934 proliferaron pues por España los conflictos,atentados y provocaciones.Incidió en ellos el duelo terrorista entre la Falange y los socialistas.En el otoño anterior se había fundado la Falange,e inmediatamente las juventudes del PSOE la tomaron por blanco de sus ataques.Los falangistas llegaban con una retórica violenta,pero eran reacios a ponerla en práctica.Los sucesivos asesinatos que sufrieron llevaron a José Antonio a declarar que su partido no se parece en nada a una organización de delincuentes,ni piensa copiar los métodos de tales organizaciones.Sin embargo la reiteración de los atentados,uno de ellos,fallido,contra el propio José Antonio,hizo que los falangistas replicaran matando a algunos izquierdistas,ya entrado el verano.La Falange practicó pues una retórica de puños y pistolas,pero quienes más la practicaron fueron los socialistas.
El odio como virtud revolucionaria,por parte del PSOE,de la Ezquerra y de otros,había cobrado enorme ímpetu desde la pérdida de las elecciones.Se habían declarado en pie de guerra,de manera implícita la Ezquerra,y explícita el PSOE,y ambos partidos incitaban a la guerra civil,no sólo mediante instrucciones secretas,sino mediante testimonios de prensa,como el de Renovación,órgano de las juventudes socialistas:¡Estamos en pie de guerra!.¡Por la insurrección armada!.¡Todo el poder a los socialistas!.El proletariado marcha a la guerra civil con ánimo firme.La guerra civil está a punto de estallar sin que nada pueda ya detenerla.Y El socialista describía así una parada de sus milicias:Uniformados,alineados en firme posición militar,en alto los puños,impacientes por apretar el fusil...



España,plurinacional (XXVIII)

Escrito por rgonzalo 03-11-2005 en General. Comentarios (10)
España,plurinacional
XXVIII.- La izquierda revolucionaria (3)

Los preparativos no eran tan secretos que no trascendiesen en parte,y el monárquico Goicoechea denunció en las Cortes,también el 25 de junio de 1934,que la Ezquerra se armaba y distribuía las armas del Somatén a sus milicias,lo que era verdad.Pero el Gobierno prefirió cerrar los ojos.El ministro de Marina,Rocha,acusó a Goicoechea de separador en simetría con los separatistas,y anunció:el problema hay que solucionarlo con cordialidad.Samper declamó:¿Contra quién iban a armarse?.¿Contra el poder público del Estado español?.Yo no seré capaz de inferir semejante injuria a los representantes de la Generalitat.Eso sería incubar la catástrofe.Y la catástrofe se incubaba.
La solidaridad de los republicanos de Azaña y otros con la Ezquerra también fue mucho más allá de las palabras.Dencàs explica:me fue hecha por el Gobierno de Catalunya la indicación de que enviara a buscar a una alta personalidad política española para que viniera a colaborar con nosotros en un incipiente Comité militar revolucionario.Aquel señor era Esplá,un político del círculo de Azaña,que habría asistido,e incluso presidido,las reuniones del comité de Dencàs,a las que asistían unos cuantos militares de Barcelona.Comenzamos a trabajar para organizar el ejército catalán.El periodista Agustín Calvet,Gaziel,advirtió:el catalanismo de antaño había usado y abusado en gran escala de la intimidación.El todo o nada,el si no nos lo dan lo tamamos,y bravatas parecidas,como un posible alzamiento de Catalunya.Trucos manejados con gran habilidad,pero perfectamente irreflexivos e irrealizables.Pero hoy es otra cosa.
Posteriormente Azaña negaría,en Mi rebelión en Barcelona,su apoyo a los planes subversivos de Companys y su partido,pero los datos disponibles prueban su participación en ellos.Lejos de calmar a Ezquerra,como pretende,el 1 de julio,por ejemplo,hacía declaraciones como éstas:Catalunya es el único poder republicano que hay en pie en la península.Vamos a colocarnos en la misma situación de ánimo en que estábamos frente al régimen español el año 1931,cuando conspiraban para derribar a la monarquía.Y para mayor claridad aludió a los golpistas de Jaca a finales de 1930:unas gotas de sangre generosa regaron el suelo de la República,y la República fructificó.Antes que la República convertida en sayones del fascismo o del monarquismo preferimos cualquier catástrofe.Lo que sólo podía interpretarse como incitación al golpe armado.
Y así era.Un militar muy afecto a Azaña,el comandante Pérez Salas,que oficiaba por entonces como asesor de Dancàs en sus preparativos,explica que Azaña preparaba un golpe desde Barcelona,que debía ser respaldado por una huelga general en toda España.El proyecto no cuajó por falta de acuerdo final.Hoy sabemos bastante bien lo ocurrido gracias a un acta de una reunión de las ejecutivas del PSOE y la UGT,el 2 de julio.Azaña había propuesto a los socialistas,a través de Prieto,secundar su golpe,pero la mayoría rechazó la oferta,no por escrúpulos legales,sino porque preparaban su propia revolución y no admitían ser dirigidos por fracasados políticos burgueses.Una reunión de enviados socialistas con Azaña,Domingo y el nacionalista catalán Lluhí ratificó las diferencias,y así fracasó el plan.
El 4 de julio,en una sesión en las Cortes,tras intercambio de insultos y puñetazos,algunos diputados sacaron sus pistolas:tenemos la sensación de estar a un milímetro de la tragedia,relata Pla.En un momento determinado el número de pistolas que se esgrimen pone escalofrío en el Parlamento.Pero la catástrofe no se produjo.Quizá la profusión de armamento aconsejó prudencia.Los republicanos de izquierda presionaban a Alcalá-Zamora para que retirase la confianza al Gobierno,chantajeándole con la inminencia de una guerra civil o un golpe de Estado.El propio Alcalá-Zamora consignó en su diario:apenas presenciar todo esto y seguir rodeado de gentes que constituyen un manicomio no ya suelto,sino judicial... se sentía al borde de un colapso.
El fracaso del plan golpista hizo retroceder a la Ezquerra,empezó a admitir el diálogo,y los problemas parecieron encauzarse.La ley se completaría con un reglamento que incluyese las mínimas reformas pedidas por el gobierno.Pero nada cambió en la práctica,y bajo las aparentes concesiones proseguían sus preparativos insurreccionales.Grupos separatistas intentaron incendiar el Palacio de Justicia en Barcelona,los insultos a España no cesaban,y proseguía la belicosa agitación de la Ezquerra.Los nacionalistas se sentían exaltados,y Jaume Miravitlles aclara:cada discurso de Companys era un toque de atención.Cada viaje una concentración popular.Cada inauguración una revista.A medida que pasaban los días la figura del Presidente de la Generalitat adquiría proporciones épicas,de leyenda,mientras que Samper,Lerroux,Salazar Alonso,aparecían en su miserable minusculidad.Y Amadeo Hurtado:en todas las emisiones de las radios locales se hacían sonar al final unos golpes secos y acompasados,que significaba que no había llegado aún la hora del alzamiento,pero se sabía la consigna de aquellos golpes,que cuando fuesen seguidos y rápidos serían la orden de la insurrección inmediata.Y añade:diversos políticos izquierdistas,con una inconsciencia inexplicable,venían a Barcelona a informarse y a seguir con entusiasmo las peripecias del movimiento que se preparaba,aunque fuera a favor del extremismo nacionalista.
Azaña no podía ignorar el sesgo antiespañol del movimiento,pero confiaba en llevarlo a su terreno,a través del ideal republicano,como había esperado también dominar al PSOE.Su postura la había explicado a principios de julio:todo aquel que sea republicano y no quiera sacrificar los intereses españoles perpetuos a una execrable política hecha desde Madrid,ha de ayudar y aplaudir la función netamente republicana que se realiza en Barcelona.Aunque,pasado el tiempo,retratará con desprecio a Companys:hablaba como un iluminado,como hombre seguro de su fuerza,del porvenir.Me repitió verbosamente los más sobados tópicos del nacionalismo de Prat de la Riba y del doctor Robert.No faltaba ninguno,ni siquiera el de que la península es una meseta estéril rodeada de jardines;que el pueblo castellano produjo en otros tiempos un tipo de hombre delante del cual hay que quitarse el sombrero,pero ha degenerado,y ahora las cualidades cívicas y humanas residen en la periferia.Pero entonces Azaña y Companys perseguían lo mismo.
En agosto el conflicto perdió impulso,pero tomó el relevo el PNV,con tácticas muy similares.El motivo fue una propuesta parlamentaria de rebaja de las tasas sobre el vino,para dar salida a los excedentes.Al disminuir las tasas disminuirían también los ingresos de muchos ayuntamientos vascos,y los alcaldes interpretaron que la medida vulneraba los conciertos económicos.Iniciaron el movimiento los ayuntamientos de Bilbao y San Sebastián,socialista y republicano de izquierdas respectivamente,y el PNV percibió enseguida sus posibilidades políticas.En junio cundieron las quejas y arrogancias,como recuerda Aguirre:Madrid dispone y quiere aplicar.El país vasco protesta.Madrid retira lo propuesto.Cuando la actitud suplicante es sustituida por la enérgica,entonces comienza el Gobierno a desdecirse de sus acuerdos y a prometer respeto a nuestro derecho.Así hoy,para volver luego de nuevo a las andadas.
El 3 de julio el Gobierno aceptó revisar las tasas,pero los partidos de la protesta mantuvieron el malestar,añadiendo un nuevo agravio:la pervivencia de las Comisiones Gestoras sustitutas de las de las diputaciones elegidas por votación.En 1924 Primo de Rivera había abolido las diputaciones,aunque en 1925 volvieron a funcionar de manera precaria.Al llegar la República los gobernadores civiles nombraron comisiones gestoras provisionales,en espera de elecciones,pero tres años después esas elecciones seguían sin celebrarse.Habiendo transcurrido casi todo ese tiempo bajo gobiernos republicanos socialistas,no tenían esos partidos mucha razón para exigir los comicios,pero de pronto encontraron la situación intolerable.
Tampoco el PNV había protestado gran cosa antes,y su propuesta de Estatuto había sido elaborada por las comisiones gestoras.Pero asegura Aguirre:Euzkadi no podía resistir con dignidad un régimen gubernativo donde hasta los más elementales derechos de los pueblos son desconocidos.La población no parecía muy afectada por tal indignidad,pero al quejarse Aguirre reconoce implícitamente que un pueblo que en estas circunstancias enmudece es un pueblo que ha perdido el honor.Y para que no lo perdiera el PNV lanzó una virulenta campaña de agitación en compañía de los socialistas y los republicanos de izquierda,mientras Madrid denunciaba:lo que en realidad apoyan las izquierdas y el socialismo es el desorden,el intento de una sedición separatista.Buscan el conflicto con el Gobierno y no les importa incorporarse a una fingida protesta contra irregularidades que han mantenido y explotado más de dos años.
Una asamblea de alcaldes reunida en Bilbao el 5 de julio acordó la elección,el 12 de agosto,de una comisión para defender los conciertos económicos.La defensa no pasaba de pretexto,porque al disponerse el Gobierno a negociar,la amenaza,si había sido real,había desaparecido.La convocatoria podía ser considerada ilegal,y al principio el gobernador provincial,el lerrouxista Ángel Velarde,apenas le prestó atención;pero con la retirada conjunta de las Cortes del PNV y la Ezquerra,y la aún más extraña alianza en Vasconia entre los nacionalistas y los anticlericales republicanos y socialistas,embarcados sin mucho disimulo en una ofensiva revolucionaria,Velarde se sintió alarmado y prohibió la asamblea,alegando que una comisión extralegal equivaldría a reconocer a los ayuntamientos y diputaciones atribuciones que no les concede la ley orgánica.

España,plurinacional (XXVII)

Escrito por rgonzalo 03-11-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
XXVII.- La izquierda revolucionaria (2)

Entre tanto el presidente Alcalá-Zamora intrigaba en el propio Partido Radical contra Azaña,creyéndose padre de la República,aspirante a dirigir las fuerzas conservadoras para contrarrestar a las izquierdas,y así centrar al Régimen.Tras la oleada de incendios en mayo de 1931 su prestigio en la derecha había disminuido,y mientras Azaña se atribuía títulos especiales para gobernar,él se creía con derechos especiales para orientar al centro derecha.Despreciaba a Lerroux y detestaba a Gil Robles y Romanones,a cuyo lado se había formado políticamente.En abril de 1934 el indulto a los complicados en la intentona de Sanjurjo y su reposición en el ejército le sirvieron de pretexto para echar un pulso a Lerroux,y éste cedió pasando el gobierno a Samper,hombre apacible pero poco adecuado para afrontar las tormentas políticas en gestación.
Pasada la primavera de 1934 el ambiente desestabilizador cuajó en amplios movimientos de rebeldía.El PSOE decidió sabotear la cosecha de cereales,que se presentaba excelente,por medio de una vasta y violenta huelga general,comenzada el 5 de julio de 1934.Hubo destrucciones de maquinaria y asesinatos de algunos patronos y de trabajadores desobedientes.El gobierno de Samper,después de hacer notables concesiones,reaccionó por primera vez con energía,y aplicando la Ley de Orden Público de Azaña logró abortar el movimiento y salvar la cosecha.De inmediato se desató una campaña acusando a los ministros de una represión brutal,campaña exagerada y contradictoria,en la que destacó por su extremismo e indiferencia a los hechos la diputada socialista Margarita Nelken.Pero la realidad se desprende de un acta de la Comisión Ejecutiva del PSOE,tras el fracaso de la huelga,en la que un sector opuesto a la huelga por creerla prematura trató de provocadores a los cabecillas del movimiento,y terminó pidiendo salir del conflicto mediante arbitraje de tribunales provinciales compuestos de un obrero,un patrono y una persona neutral.El gobierno acogió la propuesta con simpatía,a pesar de las violencias huelguísticas.
No había concluido la huelga socialista cuando ya el Parlament de Catalunya había aprobado una ley de contratos agrarios para facilitar el acceso de los aparceros a la propiedad de la tierra,pero según la Lliga la ley vulneraba el derecho tradicional catalán y las competencias del Estatut autonómico.Por tanto la denunció en Madrid.El gobierno no deseaba entrar en el conflicto,pero sometió la ley al Tribunal de Garantías Constitucionales,que por exigua mayoría resolvió en contra.Entonces el gobierno,a través del abogado nacionalista Amadeu Hurtado,propuso a Companys,que presidía la Generalitat,unos ligeros retoques que no alterasen el contenido,pero Companys no quiso admitir una sola enmienda.Por lo que Hurtado afirmó:supe que a la sombra de aquella situación confusa la ley de Contratos de Cultivo era un simple pretexto para alzar un movimiento insurreccional contra la República,porque desde las elecciones de noviembre no la gobernaban las izquierdas.
Companys debía respetar las decisiones del Tribunal de Garantías Constitucionales,creado con su apoyo en tiempos de Azaña,pero reaccionó llamando a la rebelión.Calificó el fallo judicial como la culminación de una ofensiva contra Catalunya,un acto de agresión que obliga a todos los que no han llegado a perder el recuerdo de que son hijos de esta tierra generosa y altiva a defender su prestigio con la sangre de sus venas... A decirnos cada día:Soy catalán,soy un buen catalán.Y tal vez yo os diré a todos:¡Hermanos,seguidme!.Y toda Catalunya se levantará.Por su parte el periódico L´Opinió clamaba:El Parlament catalá,que es soberano,responderá a España:¡No somos más que catalanes!.
Estaba pues clara la inclinación,ya comprobada,a la rebelión contra la legalidad republicana y contra el ejercicio de la partidocracia,llamada todavía democracia.
El 12 de junio un gentío gritaba cerca del Parlament su decisión de luchar hasta la muerte por una república catalana,y destrozaba banderas republicanas.Dentro del edificio Companys proclamaba:no somos hombres que nos dejemos llevar por los nervios ni por las exaltaciones clamorosas momentáneas.No somos insensatos.Y para demostrarlo explicó:la política de conciliación nos está dando malos resultados.Se nos plantea el problema de si las libertades de Catalunya están en peligro por haberse apoderado de la República todo lo viejo y podrido que había en la vida española.Era el lenguaje usado antaño contra la Restauración.Nada pues de conciliación:me han llenado de estupor unas declaraciones del señor Samper,lanzando la sugerencia de que tal vez,si se modifican algunos aspectos,podría haber un plano de avenencia que, en este problema, la sola palabra nos cubre de vergüenza.Otras veces,aseguraba,los catalanes habían sido injuriados y no habían sabido replicar con la violencia precisa,pero ahora no debía repetirse tal ignominia,pues si eso sucediese,y yo tuviese la desgracia de quedar con vida,me envolvería en mi desprecio y me retiraría a mi casa para ocultar mi vergüenza como hombre,y el dolor de haber perdido la fe en los destinos de la Patria.
En vano señaló Abadal,único diputado presente de la Lliga:para que el gobierno catalán tenga derecho,en el futuro,en sus propuestas contra posibles injerencias del Estado en el campo de la autonomía,tiene que empezar por acatar y cumplir la sentencia del Tribunal.Los insultos e imprecaciones apenas le dejaron hablar.El Parlament mantuvo la ley sin alterar una coma.Se trataba de una abierta y exaltada declaración de rebeldía.
Simultáneamente los diputados esquerristas se retiraban de las Cortes por el prestigio de la república,por el respeto y eficiencia de la Constitución y por los derechos de Catalunya.Samper,estupefacto,imploró:¿La esencia fundamental de la República no es el respeto profundo a las leyes?.¿Por qué se retiran?.¿Es que se puede llegar a un rompimiento sin que haya precedido ninguna gestión para el arreglo?.¿Han formulado sus quejas y sus cuitas?.No le hicieron caso.
Y entonces los nacionalistas vascos imitaron a los catalanes.Aguirre declaró en el hemiciclo:en nuestro pueblo hemos recibido quejas ardientes de Catalunya.Viendo que acuden a nosotros demandando solidaridad,no podemos negarla.No vale que el gobierno diga que cumple estrictamente la Constitución,porque en la vida de los pueblos y en las relaciones ciudadanas,incluso al margen de la ley,existe algo superior,y es que de corazón a corazón se arreglan muchas veces más conflictos que con la aplicación estricta de las leyes.Y abandonó también el hemiciclo con los suyos.Ventosa,por la Lliga,defendió al Tribunal de Garantías,y denunció la pretensión de la Ezquerra de representar en exclusiva a Catalunya.
Como bien apreciaron los socialistas,por boca de Prieto,la acción concertada de los dos nacionalismos constituía un acto de subversión realizado sin disimulos,solemne y públicamente... con el cual se solidarizaron inmediatamente,aunque sin abandonar las Cortes.El día 25,en una sesión parlamentaria para tratar la crisis,Prieto amenazó:tenemos la sospecha intuitiva de que este conflicto va a adquirir proporciones gigantescas.Tened por seguro que si vosotros llegáis a pelear con Catalunya,Catalunya no estará sola,porque con ella estará el proletariado español.Azaña afirmó:Catalunya no protesta contra España.Contra lo que protesta Catalunya,y hace bien en protestar,porque cumple una obligación republicana,es contra la política del Gobierno.Y caerá sobre su señoría y sobre quien le acompañe en esa obra toda la responsabilidad de la inmensa desdicha que se avecina.En vano clamaba Samper:la República lo será mientras se cumplan estos tres principios:el respeto al sufragio,el respeto a la ley y el respeto a las sentencias de los tribunales.En cuanto uno de estos tres principios falte no habrá República,ni siquiera convivencia social.
Se formaba,por primera vez,un frente de izquierdas y los nacionalismos catalán y vasco contra la legalidad del Régimen,la legalidad que las izquierdas mismas habían elaborado contra las protestas de la derecha.Y no se trataba sólo de palabras o maniobras políticas.Así como el PSOE había creado su comité secreto para propagar la guerra civil,la Ezquerra,dueña de la Generalitat en Catalunya,fundó su propio comité militar secreto y utilizó las instituciones autonómicas contra la Constitución.A lo largo de todo el verano emplearía dichas instituciones como cobertura para un golpe armado.Estaban pues materializándose los peores temores de la derecha sobre el uso de la autonomía por los nacionalistas.
Enseguida Companys nombró consejero de Gobernación a Dencàs,separatista radical y orientador de los escamots,embrión de ejército preparado bajo amparo oficial,que realizaba desfiles uniformados y había cometido numerosos actos violentos,como asaltos a periódicos desafectos,agresiones a votantes derechistas en las elecciones,secuestros y torturas de anarquistas,etc.Dencàs recordará más tarde:intentábamos organizar unas juventudes armadas,precisamente para traducir en hechos prácticos los clamores de heroísmo y de actidudes rebeldes para implantar y hacer factible aquella revolución que todos los dirigentes en los actos y mítines predicaban a nuestro pueblo.¿Cuáles fueron las directrices que se me dieron cuando ocupé la Consejería de Gobernación?.Preparar nuestra casa para la resistencia armada,con el alistamiento de 8.000 voluntarios.La Ezquerra entendía por revolución la secesión de Catalunya,o al menos el derrocamiento del centro derecha en España,lo que hubiera liquidado la partidocracia,aún llamada democracia.

España,plurinacional (XXVI)

Escrito por rgonzalo 02-11-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
XXVI.- La izquierda revolucionaria (1)

En las elecciones de 1933 triunfó la derecha,redondeando cinco contra tres millones de votos,con 115 diputados para la CEDA,y 104 para el Partido Radical de Lerroux.La pugna electoral fue agria y violenta,con seis derechistas asesinados sin reciprocidad,uno de ellos en un mitin de la Falange.Para calmar los ánimos Gil Robles decidió pues que gobernara Lerroux,mientras crecían sus diferencias con los monárquicos,partidarios de derrocar al régimen.
Los republicanos de izquierda se hundieron,pues la Acción Republicana de Azaña sólo obtuvo 6 escaños,y los Radicales Socialistas,divididos en dos grupos,5.Pero se consideraban el Régimen,y Azaña,Gordón Ordás,Domingo,Casares y otros intrigaron ante el presidente de la República y Martínez Barrio para impedir la apertura de las Cortes salidas de las urnas,lo que equivalía a un golpe de Estado,un paso ya hacia la guerra civil.
Y el PSOE,con 60 escaños,reaccionó aún más drásticamente.Primaba en él la consigna hacia la dictadura del proletariado,y Largo Caballero comenzó a ser llamado el Lenin español,que conduciría a España a una revolución semejante a la rusa.No cabían etapas intermedias hacia la revolución,y sus jefes,a excepción de Besteiro,pronto defenestrado,resolvieron que sólo había una alternativa para España:fascismo o socialismo.Motejaron pues de fascista a la derecha,e incluso a los republicanos de izquierda.Sirviéndoles de propaganda la subida de Hitler al poder en enero de 1933,y el aplastamiento de la rebelión socialista en Austria en febrero.
Y no es que creyesen en un peligro fascista en España,sino que su política revolucionaria empujaría a la derecha a fascistizarse,y querían tomar la iniciativa.En un artículo publicado en la revista norteamericana Foreing Affairs,en abril de 1934,el ideólogo de esta revolución socialista reconocía la inexistencia en España de organizaciones,líderes o condiciones para el fascismo.Pero el PSOE disponía de simpatizantes en el ejército y en todos los ámbitos del poder,y despreciaba a la CEDA y al Partido Radical.
La prensa socialista rechazó las invitaciones conciliadoras de la derecha,y comenzó a incitar ya a la guerra civil y a una violencia extrema.El PSOE creó a principios de 1934 un comité secreto para preparar la revolución,que tendría todas las características de una guerra civil;habiendo comenzado sus juventudes a realizar atentados y asesinatos ya en 1933,y haciéndolos más frecuentes en 1934.
Los anarquistas,por su parte,replicaron al triunfo electoral de la derecha con la insurrección más sangrienta de las organizadas hasta entonces,con 90 cadáveres,20 de ellos en un sabotaje a un tren de pasajeros.
También la furia dominó a los nacionalistas catalanes de la Ezquerra,que habían participado en las elecciones al grito de ¡No pasarán!,acusando a toda la derecha,Lliga incluida,de bandolerismo,fascismo y apología del asesinato.Los scamots habían apedreado y provocado a religiosos y a los votantes en barrios derechistas,y según Cambó se llegó a la rotura de las urnas.
A pesar de que en las elecciones la Lliga obtuvo 25 diputados,frente a los 23 de Ezquerra,ésta proclamó su victoria,y continuó gobernando la Generalitat.
Los esquerristas se identificaron pues con Catalunya,hablando en su nombre y en el del pueblo catalán,y sin ser pacíficos:¡Alerta,ciudadanos catalanes!.Estamos aún en pie de guerra.Es hora de vivir alerta.De jugar fuerte.De no perdonar al enemigo.
El 22 de noviembre:la batalla continúa y entra en una fase encarnizada y decisiva.La auténtica ganadora ha sido toda la tropa negra y lívida de la Inquisición y el fanatismo religioso.Debemos estar alerta,el arma al brazo y en pie de guerra.Es la hora de ser implacables,inflexibles,rígidos.
La Lliga,alarmada,contestaba en La veu de Catalunya al día siguiente:¿En pie de guerra?.No.Nosotros en pie de paz.Paz en los espíritus y en las conciencias.Pero La Humanitat,órgano de Companys,amanezaba directamente a las monjas y frailes por su gesto insensato de votar,y denunciaba una desaforada campaña lanzada por toda la prensa de derechas contra la Ezquerra republicana.Sin embargo toda la derecha,a excepción de los monárquicos y algunos grupúsculos de Falange,había pedido paz y conciliación,y no había replicado a los asesinatos de sus militantes.Gil Robles sí había expresado algunos propósitos antidemocráticos,inferiores a los del PSOE,pero había terminado llamando a la moderación y a la concordia,y luego renunció a gobernar,signos que tomaba la izquierda por debilidad.
La muerte de Macià el 24 de diciembre,a los 74 años,provocó en la Ezquerra una explosión de sentimentalismo,con tonos pararreligiosos:ya no está.Todo está consumado.Queda ahora,para ejemplaridad tremenda de todos,su obra.En su despojo inmóvil hay algo como la llama votiva de los arcos de triunfo.El futuro inmediato traerá deberes inflexibles.Ya conocemos su obra,pero sus partidarios incluso secuestraron su cadáver,pues sus familiares eran partidarios de un funeral católico,por lo que La Humanitat acusó de vileza a quienes mantenían una baja polémica sobre la conciencia del hombre y de las creencias religiosas que tuvo o dejó de tener,de si recibió o no a la hora de la muerte los sacramentos... Personas con conciencia de inquisidores y mentalidad de fanáticos.
En Vasconia la derecha nacionalista también ganó la elecciones.En Guipúzcoa el 46,1 % de los votos;en Álava el 29 %,y en Vizcaya el 57 %,el 41 % en Bilbao.El 9,2 % en Navarra.El PNV quedaba pues mayoritario en Vizcaya y Guipúzcoa,el segundo en Álava.
La campaña electoral había atenuado,en las formas,el odio predicado por Arana a España y al maqueto.Sin embargo el 30 de noviembre celebraron con fiestas,discursos y desfiles la gesta inolvidable de la batalla de Padura,y el PNV intentó crear un frente con todos los grupos políticos vascos,incluidos los de izquierda,para presionar en las Cortes a favor del Estatuto.Pero no lo aceptó ningún partido importante.
Por lo que el 28 de febrero de 1934,al plantearse la autonomía vasca en el Parlamento,los carlistas pidieron excluir a Álava,al haber sido allí muy baja la votación estatutaria.La petición fue rechazada,pero también la de Aguirre,de dar al plebiscito validez a todos los efectos,y aceptar sin enmiendas el Estatuto.Quedó por eso paralizado el proceso autonómico,aunque había obtenido el apoyo del Partido Radical de Lerroux.
Derecha e izquierda españolas recelaban de la autonomía vasca,viendo en ella la derecha una amenaza para la unidad de España,y la izquierda un riesgo para el régimen y su carácter laico.Se aceptaba regionalismo,pero no secesión.Y no había dudas sobre el separatismo vasco.
Al PNV y a la CEDA les unía el catolicismo,la doctrina social de la Iglesia y una concepción general conservadora:defensa de la familia,propiedad privada y religión.Pero el PNV había ofrecido alianza con fuerzas revolucionarias y anticatólicas a fin de obtener autonomía,y tras las elecciones las izquierdas creyeron encontrar en el PNV una fuerza utilizable contra la derecha.Los aranistas percibieron este cambio,y se amoldaron a él.
Al hacer del Estatuto el eje de su política la opción del PNV por la izquierda era lógica,y si la unidad nacional no significaba mucho para las izquierdas,al PNV tampoco importaron los avances revolucionarios en España,si le permitían avanzar hacia la secesión de Euzkadi.
Los republicanos de izquierda,especialmente los de Azaña,eran nacionalistas españoles,pero detestaban el pasado,y no oponían mucha resistencia a los argumentos separataistas.Azaña y los suyos imaginaban los Estatutos autonómicos como la solución a tensiones creadas por los nacionalismos.
Y la que sí fue factible fue la alianza del PNV con la Ezquerra Republicana de Catalunya,donde en las elecciones municipales catalanas de enero de 1934 peroraron Azaña,Casares Prieto y otros líderes,bajo la consigna Cataluña,baluarte de la República.Prieto definió a Macià corazón de Catalunya,y animó a los catalanes a pasar de baluarte de la República a reducto de la revolución.Casares gritó a las derechas:¡No pasaréis!.La Ezquerra imitó al alcalde de Móstoles en su llamamiento contra Napoleón:la República y la autonomía están en peligro:¡ciudadanos catalanes,acudid a defenderla!.Azaña insistió en la unidad,y poco después aseguró en Madrid que los elementos de la CEDA y los agrarios no tienen títulos políticos para ocupar el Poder,aunque tengan número en el Parlamento para sostenerse,pues una cosa es ingresar en la república y otra gobernarla.
La alarma y crispación así creadas permitieron a la Ezquerra recobrar alguna ventaja en las elecciones municipales catalanas,obteniendo 580 alcaldías,entre ellas la de Barcelona,contra 442 la Lliga.En marzo se fundieron los partidos políticos de Azaña,Marcelino Domingo y Casares Quiroga en Izquierda Republicana,a imitación del nacionalismo catalán.Y el PSOE proseguía su rumbo independiente hacia la revolución,esperando arrastrar a los republicanos,pero sin aceptar ya más la dirección de éstos.Se habían formado pues dos tramas subversivas,concordantes en su decisión de derrocar el gobierno de centro derecha,pero con aspiraciones ulteriores muy distintas:los republicanos querían un régimen nominalmente democrático,monopolizado por ellos,y los socialistas una dictadura de tipo soviético.