Hechos religiosos

Espana

España,plurinacional (X)

Escrito por rgonzalo 22-10-2005 en General. Comentarios (2)
España,plurinacional
X.- España hasta 1909.

El cuarto de siglo posterior al 98 puede dividirse en tres períodos delimitados por otras tantas crisis:1)la Semana Trágica de Barcelona,en 1909;2)la intentona revolucionaria de Agosto de 1917,y 3)el desastre de Anual,en 1921,que junto con el terrorismo determinó el fin de la Restauración dos años después.
En estos años el nacionalismo transformó el ambiente social catalán,e influyó en el vasco,gracias a Cambó,protagonista de la Restauración desde 1907.En cuanto al vasco,apenas influyó fuera del ámbito vizcaíno,con período de expansión entre 1898 y 1909,y de relativa moderación después,por influjo de los euskalerríacos de Ramón de la Sota.La fusión de las corrientes sabiniana y moderada se realizó con roces,y la pugna entre ambas duró largo tiempo en el PNV.
Arana llamó partido fenicio a la corriente moderada,tachándolos de liberales dedicados a pedir privilegios dentro de la nación española.Consideraba intolerable su visión acomodaticia de los fueros,para ellos compatibles con la mera autonomía,y no con la independencia.Pero la corriente sabiniana se veía asfixiada por el sectarismo y la insuficiencia de medios económicos,por lo que la unión sólo fue posible tras los primeros éxitos electorales posteriores al 1898.Con predominio de los sabinianos hasta 1908;insistiendo en un racismo exacerbado y un secesionismo completo,expresándose con violencia:el día en que un vasco nacionalista caiga al grito de Goza Euzkadi y muera España,tras el estampido de los fusiles disparados por gente criminal mecánicamente movida,se habrán roto las cadenas de nuestra patria (Santiago Meabe);¿qué debe hacer el patriota por la conservación del territorio nacional?.Tomar las armas hasta perder la vida,si preciso fuera (Fray Evangelista de Ibero,capuchino).Pero a partir de 1906 fue predominando la tendencia moderada en el PNV,haciendo hincapié en asuntos culturales y raciales,aparcando la independencia.
Otra causa de moderación del PNV en estos años fue el creciente influjo en los obreros del socialismo y sindicalismo,mientras este partido era más bien representante de industriales y admiración del clero;de gran proyección social a través de los batzokis.
Por su parte el nacionalismo catalán aspiraba a imponer en Madrid los intereses catalanes (Diputación única,concierto económico),con Durán i Bas y Polavieja en el gobierno de Silvela.Al no conseguir el concierto económico el nacionalismo catalán propugnó el Trancament de Caxias (negativa empresarial a pagar impuestos),mientras los obispos nacionalistas decretaban predicación y catequesis en catalán,y el ayuntamiento barcelonés impedía embargos.Catalunya cayó así en un estado semirrevolucionario,obligando al gobierno central a suspender las garantías,con paulatina dimisión de cargos nacionaliustas.Los logros económicos del gobierno central,desde 1900 a 1909,debilitaron también el sentimiento catalanista,que se fusionó con el partido regionalista formando la Lliga Regionalista de Catalunya,con la Unió Catalanista como reducto del nacionalismo de izquierda.
Electoralmente sin embargo los nacionalistas eran la primera opción,seguidos de los republicanos,aunque sólo votaba el 20 % del censo.Hasta que surgió el triunfante republicanismo del periodista Alejandro Lerroux,obrerista y revolucionario en estos años,muy anarquista y anticlerical también,ayudado por su amigo Ferrer Guardia,fundador de la Escuela moderna en 1901.Por lo que ambos popularizaron la higiene y la enseñanza pública.Con Cambó como principal político nacionalista.
El 6 de abril de 1904 visitó Barcelona Alfonso XIII,y la acogida al rey superó todas las expectativas.Hasta Cambó presentó al rey sus reivindicaciones,escindiéndose de la Lliga muchos profesionales,empresarios e intelectuales,encabezados por Jaume Carner,que fundaron el periódico El poble catalá,y más tarde el Centre Nacionalista Republicá.
El asalto a Cu-Cut! y La Veu de Catalunya,el 18 de noviembre de 1905,a cargo de oficiales del ejército,que hizo dimitir a Montero Ríos como jefe del gobierno central,sucediéndole Moret,benefició de nuevo al nacionalismo catalán,al que se identificaba con el progreso material de Catalunya.Sin embargo en 1906 el movimiento político catalán más influyente fue Solidaritat catalana,en un año en el que recibió el Premio Nobel Ramón y Cajal,y se atentó en la calle Mayor de Madrid contra el rey,con un nuevo resurgir del nacionalismo catalán,que ahora también descalificaba a los españoles llamándoles botiflers.Fueron años en que los nacionalistas catalanes comenzaron a europeizarse,y aunque el separatismo catalán no fue tan agresivo como el vasco,el propio Maragall llamaba a España la Muerta.
El separatismo catalán no era tan agresivo como el vasco,pero se consideraban aliados a fin de conseguir la independencia.En abril de 1907 Cambó sufrió un atentado,acompañado del republicano Salmerón,que es a quien probablemente se quería asesinar.Culpado Lerroux,estuvo a punto de ser linchado.
En las elecciones a Cortes de 1907 Solidaritat catalana ganó con el 70 % de los votos emitidos en Catalunya,habiendo votado el 59 % del censo:19 diputados republicanos,13 nacionalistas,y 3 los partidos conservador y liberal.
En el País Vasco comenzó el influjo en el PNV de los fenicios de Ramón de la Sota,muy acercado al partido conservador de Maura,que nombró alcaldes nacionalistas para Bilbao en 1907 y 1909.En 1908 de la Sota recibió al rey en los astilleros Euskalduna,y una asamblea peneuvista decidió en Elgóibar,en octubre,ajustarse en todos los actos de propaganda a los preceptos del régimen legal vigente.
Las doctrinas de Arana seguían sin embargo vigentes,y el ideólogo Joala afirma:cada raza tiene su alma distinta,como comprueban los animales:el caballo relincha,el ganso grazna,el cerdo gruñe,la oveja bala,los pájaros pían.Curiosa forma,pues,de entender el alma.
En Madrid el partido liberal cedió el gobierno a los conservadores de Maura en enero de 1907,que intentó hacer una revolución desde el Poder,reformas que neutralizaran las pretendidas por los partidos adversos.Pero se alió en Cataluña con Cambó,quien creó la mancomunidad catalana,que sin suprimir las provincias asumió la instrucción,beneficencia y obras públicas.
Maura y Cambó tramitaron también juntos la Ley de Administración Local,y esta alianza supuso un catalanismo constructivo,capaz de participar en el gobierno de la nación española.Lerroux fundó el partido Republicano Radical,pero tuvo que exiliarse en Argentina,perseguido de un delito de opinión.
En septiembre falleció Salmerón,y los lerrrouxistas recuperaron su escaño parlamentario,a pesar de seguir Lerroux en Argentina.Por su parte los anarquistas,la UGT y algunos republicanos fundaron en Cataluña Solidaridad Obrera,liquidándose en el 1909 Solidaritat catalana,y venciendo los lerrouxistas en las elecciones municipales.
Tras el sangriento revés español en el barranco del Lobo,cerca de Melilla,el gobierno envió más tropas a Marruecos desde Cataluña,pese a las protestas de las izquierdas,incluido el socialista Pablo Iglesias.
Con todo la protesta de Solidaridad Obrera,que llamó a la huelga,degeneró en una sangrienta revuelta en Barcelona desde el 26 de julio,siendo incendiadas decenas de escuelas católicas,iglesias y otros edificios.Como la insurrección se extendió también a otras ciudades,tuvo que intervenir el ejército.
La revuelta costó 107 muertos,culpándose a Ferrer Guardia,condenado a muerte por un tribunal militar,y cuya ejecución provocó la Semana Trágica,y una campaña antiespañola en Europa.Impresionado Alfonso XIII,cesó a Maura;lo que supuso también cierto desprestigio de Cambó.


España,plurinacional (IX)

Escrito por rgonzalo 20-10-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
IX.- España a principios del siglo XX (2)

También amenazaban al régimen las reivindicaciones nacionalistas.Los vascos aspiraban a separar Vascongadas y Navarra del resto de España,en función de una exaltada especifidad racial,cultural y religiosa,en peligro de contaminación.Y los catalanes rechazaban un centralismo liberal,cuya realidad y efectos exageraban,oponiendo una proyectada confederación,sumamente laxa,de naciones,cada una con sus leyes,idioma oficial,sistema fiscal y milicia.En caso contrario propugnaban la secesión de Cataluña.En el fondo querían regresar a la Edad Media, con bastante apoyo de la izquierda,y con sectores conservadores que se oponían a la idea liberal de una España unificada y más o menos centralizada.
El liberalismo no triunfó pues en España por el apego de la población a las divisiones del antiguo régimen,e incluso por las tropelías que el liberalismo cometió contra la Iglesia,e intentos de dividir al país.El pueblo identificó el antiguo régimen con la defensa de la patria y la religión,y surgió el carlismo,mientras los románticos reivindicaban los antiguos reinos,y los nacionalistas el separatismo.
La España liberal triunfó pues por su proyecto de unificación,aunque no pudo evitar la tensión entre dos ideas de España:la unida y la disgregada.Y el ejército,por lo común muy liberal,tuvo que radicalizarse por el desprecio y aversión hacia todo lo castrense,fomentado por los grupos radicales y por las recriminaciones entre políticos y militares.
Aún más grave resultó la desafección hacia el régimen por un alto número de intelectuales,fenómeno que se llamó regeneracionismo.Aspiraban a impulsar la prosperidad y el orden,y cerrar la creciente brecha entre España y Europa;regeneracionismo que se vio apoyado por el nacionalismo catalán,y muchos políticos,aunque el regeneracionismo fue sólo un estado de opinión difuso,con al menos cuatro puntos característicos:construcción o reconstrucción de la nación española,condena del pasado español,identificación con Europa y hostilidad a la Restauración.El principal regeneracionista fue Joaquín Costa,seguido por Ortega,Azaña,Maeztu e incluso Unamuno.Todos pasaron el concepto de nación a primer plano,con un nacionalismo superador del arcaico e impreciso patriotismo.
Para Costa y estos regeneracionistas España había desembocado en una nación frustrada,por lo que había que refundarla.El lema de Costa fue Escuela y despensa,y el resto teorizó sobre lo que debía haber sido España,y si se desvió de la normalidad desde la conversión de Recaredo al catolicismo,la derrota de los comuneros en Villalar,o desde la influencia europea,e incluso norteamericana.Estos últimos defendían la influencia de España en África,mientras no faltaban quienes echaban de menos elemento ario en el país.
La historia española era así menospreciada o ignorada,por enferma según Ortega y Azaña.Lo que motivó la crítica de Menéndez Pelayo:presenciamos el lento suicidio de un pueblo que,engañado por gárrulos sofistas,emplea en destrozarse las pocas fuerzas que le restan,hace espantosa liquidación de su pasado,escarnece a cada momento las sombras de sus progenitores,huye de todo contacto con el pensamiento,reniega de cuanto en la Historia hizo de grande,arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce,la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía.
Ortega sin embargo predicaba:España es el problema,y Europa la solución.En cuanto a la Restauración,para Costa era oligarquía y caciquismo,necrocracia.Se necesitaba un cirujano de hierro que la sacase del marasmo.Muchos escritores y artistas mostraban simpatía incluso por el terrorismo ácrata,o por el socialismo.
Las críticas no carecían pues de fundamento,pero eran exageradas.Y las soluciones propuestas mesiánicas o arbitrarias,conducentes a posible guerra civil.Nacionalismo español,catalán o vasco.Carlismo.No sembraban odio o resentimiento hacia ninguna región,pero coincidían en fomentar la aversión al común legado hispano y a la liberal Restauración,identificándose acrítica y subjetivamente con Europa,aspirando unos a refundar España,y otros a desarticularla,pues otro famoso lema de Costa fue cerrar con doble llave el sepulcro del Cid.
El regeneracionismo no cuajó en partidos políticos,pero a la larga fue beneficioso,pues contribuyó a que se enmendaran errores.Diez años después el analfabetismo bajó del 50 %,se creó el ministerio de Instrucción Pública,se cuadruplicaron las obras hidraúlicas,aumentó la construcción de barcos mercantes,se reconstruyó la escuadra y creció la prosperidad general del país.
Los años siguientes al 1898 fueron una lucha entre las nuevas fuerzas por hundir la Restauración,y de ésta por subsistir;con otra grave fuente de perturbaciones en la guerra de África.Tras haber conquistado Argelia y Túnez,Francia quería imponerse en todo el Magreb,ocupando también Marruecos,por lo que creció la rivalidad entre Francia y Alemania,aunque Alemania terminó cediendo.Los deseos de París no eran bien vistos en Madrid y Londres,y en la Conferencia de Algeciras de 1906 se concedió a España,en calidad de protectorado,una franja norteña marroquí de 20.000 kilómetros cuadrados,y 700.000 habitantes,muy difícil de controlar por su terreno abrupto,sobre todo en la región rifeña,y por la belicosidad de sus habitantes,nunca doblegados ni siquiera por los sultanes.Algunos militares y políticos vieron este protectorado como una oportunidad para modernizar el ejército y resarcirse por la derrota del 98,pero Madrid,aconsejada por Londres,procuró evitar choques buscando arreglos con los jefes moros.Con todo,en pocos años,Marruecos se convirtió en una pesadilla,muy aprovechada por la oposición española para socavar al régimen.
La Restauración resistió pues un cuarto de siglo,y su caída demostró falta de alternativa a ella.





España,plurinacional (VIII)

Escrito por rgonzalo 20-10-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
VIII.- España a principios del siglo XX (1)

La España que entró en el siglo XX era ya una potencia menor de Europa,inserta en la periferia pobre y agraria de la franja mediterránea.Atrasada incluso respecto a Francia,el país que más ha influido en nosotros desde el siglo XVIII.Si en Francia el analfabetismo afectaba en 1900 al 18 % de su población,en España llegaba al 56 %,y en zonas como Andalucía oriental,Galicia,Extremadura o las islas Canarías podía superar el 80 %.La calidad de la enseñanza universitaria era baja,especialmente en ciencia y técnica,y reducida era la elite de personas competentes en casi cualquier conocimiento avanzado.La renta por habitante ascendía a un 54 % de la media de Francia y Gran Bretaña,frente a un 58 % de Italia y 75 % de Alemania,hallándose peor distribuida y con diferencias regionales más acusadas.
España disfrutaba de zonas agrícolas muy productivas,sobre todo en Valencia y cuenca del Guadalquivir,pero padecía de terrenos pobres y lluvias débiles en la mayor parte de su extensión,y en el húmedo norte el minifundio y el suelo abrupto perjudicaban a la agricultura.Dominaba el latifundio en Extremadura,Andalucía y Castilla la Nueva,donde los braceros y aparceros vivían míseramente,miseria compartida con Galicia por la causa opuesta:el minifundio extremo.El hambre causaba directamente unos 300 muertos al año,y muchos más indirectamente por enfermedades.El índice de mortalidad infantil era de los más altos de Europa.La industria estaba ubicada muy principalmente en las provincias de Barcelona y Vizcaya,y los servicios predominaban en centros de comunicaciones y de burocracia nacional o regional,como Madrid,Zaragoza,Sevilla o Valencia.
La política económica tendía a proteger esos núcleos industriales mediante fuertes aranceles a las importaciones.Los nacionalistas vascos y catalanes acusaban sin tregua a Madrid,pero indudablemente la preeminencia económica de sus regiones debía mucho a la política madrileña,muy influida por empresarios vizcaínos y barceloneses,como reconocía el propio Prat de la Riba.Por otra parte eran también fuertes y justas las quejas de las regiones agrarias,obligadas a comprar productos más caros que los extranjeros,y de calidad con frecuencia inferior.Era pues muy acusado en España el desfase económico entre las zonas industriales y agrícolas,toda vez que se concentraban también en las dos provincias más industrializadas la pericia financiera y técnica,comprimiendo el mercado y relantizando su expansión.
Pero no se trataba de una sociedad estancada,pues aunque el 66 % de la población activa estaba ocupada en el sector primario,la vida urbana experimentaba una rápida expansión,y un 32 % de la población vivía ya en ciudades de más de 10.000 habitantes.Madrid y Barcelona pasaban del medio millón de habitantes,Valencia superaba los 200.000,y Bilbao se acercaba a los 100.000.La población industrial aumentaba,aunque a un ritmo inferior al de otros países europeos.La conciencia de las limitaciones y atrasos nacionales,y la presión del ejemplo francés,generaban medidas e iniciativas de superación,en medio de un notable florecimiento cultural después de un siglo XIX no muy interesante.Se percibía un creciente interés político por mejorar la enseñanza superior,y brotaban grupos autónomos como la Institución Libre de Enseñanza.Afrontar retos como una progresiva democratización,la supresión del analfabetismo y de la mediocridad universitaria,la reducción de las diferencias regionales,la divulgación de la higiene y de la atención médica,etc.,no rebasaba la capacidad del régimen,aunque no faltaron planes inteligentes al efecto.
De todos estos retos el de la democratización resultó el más complicado.La Restauración nació en 1875,y venía a continuar la historia de España,en palabras de Cánovas,tras la desastrosa I República de 1873,culminación a su vez de una prolongada inestabilidad.El nuevo régimen se articuló entre dos tendencias liberales,la progresista y la conservadora,cuyas reyertas habían caracterizado los cuarenta años anteriores.Los Partidos Liberal y Conservador dieron firmeza al régimen tras el Pacto de El Pardo en 1885,que permitía el turno en el poder,abandonando definitivamente los pronunciamientos del siglo XIX.
El sistema permitía pues amplias libertades de expresión,asociación,etc.,que permitieron nuevos partidos y tendencias.En 1890 se estableció el sufragio universal,pero con soberanía compartida por las Cortes y el monarca,y la frecuente y casi institucionalizada falsificación electoral.Las votaciones funcionaban a través del llamado caciquismo,redes de clientelas locales extendidas por todo el país.Pero los comicios permitían encauzar las tendencias políticas al margen del golpismo,por lo que podemos decir que España,a principios del siglo XX,era un país de lo que fue siglo XIX europeo.
A base de elecciones generales,municipales y provinciales la Restauración fue una feria electoral casi permanente,y el caciquismo no impidió el progresivo asentamiento de otros partidos,que poco a poco fueron llegando a las Cortes.En 1903 los republicanos obtuvieron mayorías lúcidas en las principales ciudades,y los nacionalistas catalanes y vascos,así como los socialistas,también registraron avances notables.Se tendió pues hacia la democratización,a partir de las libertades públicas,si bien yo llamo aún partidocracia al sistema electoral actual,por repartirse los partidos la totalidad del voto emitido,aunque la abstención supere el 30 %,que queda sin representación.También por ausencia de partidos que defiendan a la totalidad de la ciudadanía,que yo he llamado siempre Partidos Democráticos.
Las fuerzas políticas surgidas del 1898 aspiraron por tanto a destruir el régimen liberal,que en realidad era caciquismo alternante.Y esas fuerzas fueron principalmente los nacionalismos catalán y vasco,el socialismo,el anarquismo y el republicanismo.Movimientos que divergían entre sí hasta el enfrentamiento radical,pero que su hostilidad a la Restauración les permitía hacer frente común contra ella.Concedían pues escasa relevancia a las libertades,y veían en el liberalismo una poco apreciada reliquia del pasado.Las grandes batallas política de estos años fueron por tanto la emancipación de la clase obrera,la liberación de los pueblos oprimidos,la abolición del poder en general,o la igualdad económica.
Tales planteamientos,unidos al analfabetismo,hacían muy imposible la convivencia democrática,lo que explica también la orientación orgánica de las Bases de Manresa,o las aspiraciones teocráticas de Arana.Por lo que Cánovas afirmaba:la centralización representa en España ni más ni menos que la libertad,ni más ni menos que la civilización.Y las fuerzas aludidas tuvieron libertad para organizarse,hacer propaganda y presentarse a elecciones,aunque sus doctrinas les otorgaban una enorme capacidad perturbadora,que hizo de la democracia un constante vaivén entre crisis y alarmas,hasta terminar frustrándose.
El mismo empeño antiliberal de los nacionalistas en ser identificados con la totalidad de Cataluña y Vasconia lo tenían los socialistas y anarquistas en ser identificados respectivamente con la clase obrera o el pueblo.El PSOE (Partido Socialista Obrero Español),entonces marxista,compartía con los nacionalismos una visión muy negativa del pasado español,acentuada por su internacionalismo proletario.A ella añadía la lucha de clases,según la cual la democracia y las libertades son meros disfraces de la dominación y explotación de las masas proletarias por la burguesía.La democracia española era así meramente instrumental,utilizando las libertades contra el mismo sistema que las estatuía,hasta provocar su derrumbe.Tal ambivalencia permitía a los socialistas despreciar a la democracia,condenando y socavando la Restauración por no ser lo suficientemente democrática.
Y más acentuado era el antiliberalismo de los anarquistas,para quienes toda forma de poder constituía una violación de la libertad individual,y debía ser aniquilada en pro de un porvenir sin Dios ni amo,a pesar de que sus pugnas internas por el poder llegaban a ser furibundas y sin respeto a reglas.Para los anarquistas la historia humana había sido una espeluznante sucesión de regímenes opresivos y criminales,a los que debería poner fin la anarquía,propuesta sobre firmes cimientos éticos y científicos.El movimiento anarquista fue masivo en Cataluña y Andalucía,extendiéndose más o menos por las demás regiones.Recurrió muy pronto al terrorismo,y ocasionó por tanto algunas de las peores crisis de la Restauración.
Los republicanos diferían muy poco de los nacionalistas vascos y catalanes en su visión de España,aunque defendían su unidad,con federalismo o no.Suponían que un Estado republicano corregiría los entuertos pretéritos,acabando con el poder de los culpables del atraso hispano,en especial la Iglesia y la monarquía.Eran pues anticlericales y antimonárquicos,pero unos se aproximaban al anarquismo,y otros al pacifismo.Las aversiones entre los jefes llegaban hasta la incitación al asesinato.
Todos los partidos de la Restauración fueron pues poco democráticos,y su carácter de masas tenía mucho de deseo,y poco de realidad.Sólo movilizaban a minorías,siendo peligrosos por su propensión a la violencia y la desestabilización.
Pero invocaban sin descanso la democracia,la libertad o la liberación,dándoles sentidos peculiares,y motivando el recelo e inquietud de los conservadores,especialmente de la corriente de Antonio Maura.