Hechos religiosos

dictadura

España,plurinacional (XIX)

Escrito por rgonzalo 28-10-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
XIX.- El final de la dictadura

El mérito de la dictadura de Primo de Rivera fueron sus logros económicos y sociales,no por obra del general,sino de sus colaboradores.Con todo la política económica siguió siendo ultraproteccionista,con privilegios para las provincias ya industrializadas,y muy intervensionista,desde la creación de empresas estatales a los arbitrajes entre patronos y obreros.España se modernizó con rapidez,dotándose de una de las redes de carreteras mejores de Europa,mientras la radio se hizo común,el número de teléfonos se triplicó,con un servicio técnico también entre los mejores de Europa;el número de automóviles se duplicó,como también la producción de electricidad;la red ferroviaria fue ampliada y mejorada,y comenzó la aplicación de ambiciosos planes hidráulicos para extender los regadíos y la producción de energía,administrados por las Confederaciones Hidrográficas,sistema imitado luego en los EEUU en La Tennessee Valley Authorithy.
El hambre descendió a niveles bastante inferiores a la mitad de principios del siglo,y la esperanza de vida al nacer pasó de 40 a 48 años en los varones,y de 42 a 52 en las mujeres,cifras aún bajas,pero indicadoras de las mejoras de las condiciones higiénicas generales y del descenso de la mortalidad infantil.La población activa también creció notablemente,y por primera vez la del sector primario bajó a menos de la mitad del total,hasta el 45.5 %,mientras aumentaba la empleada en la industria y los servicios.
El analfabetismo quedó en un 32.4 %,habiéndose reducido a un ritmo superior al de las décadas anteriores o a la siguiente,la de los años 30,correspondiente a la II República.El número de universitarios creció en casi un 30 %,/de 30.000 a 39.000,y el de alumnos de enseñanza primaria pasó de 1.700.000 a 2.150.000;la enseñanza profesional y de especialización obrera también recibió,por primera vez,una atención continuada.El analfabetismo femenino descendió del 50 % a un 30 %,y se duplicó la presencia femenina en la universidad,si bien dentro de una proporción modesta,nada modesta en facultades como Filosofía y Letras de Madrid,donde llegó a ser mayoritaria;y la mujer accedió por primera vez,aunque restringidamente,al voto y a la elección para cargos políticos (quince mujeres se sentaron en los escaños de la Asamblea consultiva que aspiraba a substituir a las Cortes constitucionales).
La renta per capita empezó,por primera vez desde las guerras napoleónicas,a reducirse en relación con los países europeos más ricos.A lo largo de los primeros sesenta y cinco años del siglo XIX la diferencia entre la renta por habitante española y la media entre Francia e Inglaterra creció con gran rapidez en contra de España.En el período correspondiente,en líneas generales,a la Restauración,la renta española superó su estancamiento y progresó con relativa fuerza,pero a un ritmo todavía inferior al de la media britanofrancesa.Sólo con Primo de Rivera la velocidad de crecimiento español superó al de dicha media,iniciando una aproximación a ella.En suma nunca España había progresado tanto en tan breve tiempo,ni volvería a hacerlo hasta muchos años después.
Las causas de este despegue y modernización deben buscarse en la continuidad de una línea de gobierno,y en la sensación y realidad de un orden público sostenido con pocas alteraciones;así como la especial atención del gobierno a las infraestructuras.
Fue también una época brillante en el terreno cultural,al acumularse las generaciones del 98,del 14 y del 27,esta última correspondiente a la dictadura.El propio Azaña,opositor de tertulia contra Primo de Rivera,recibió el Premio Nacional de Literatura en 1926,por un ensayo sobre Juan Valera.
La dictadura fracasó pues por razones políticas,no económicas.Ni fue lo bastante fascista,como ya había comenzado a ser Italia,ni abrió paso a una democracia consistente.Fue un régimen intermedio,que nunca dejó del todo claro si pensaba perdurar,o se consideraba transitorio,iniciando demasiado tarde un vacilante proceso de institucionalización.Comenzó con algo muy parecido a un movimiento de salvación nacional,y sólo en el otoño de 1927 aspiró a consolidarse mediante un pseudoparlamento,la Asablea consultiva,encargada de elaborar una nueva Constitución.
En 1928 ese intento de consolidación fue reforzado con teorías políticas a cargo de José María Pemán y José Pemartín,siguiendo el pensamiento de Maeztu y Menéndez y Pelayo,pero estos teóricos no estuvieron a la altura de los colaboradores económicos del régimen.Pemán,por ejemplo,fue un retórico de la doctrina católica sobre la sociedad y el Estado,sin aportar nada nuevo.Patria asentada en la tradición,que vino a ser un nacionalismo español menos católico que el vasco y catalán,pues Arana fue considerado el Jesús vasco,y los nacionalistas catalanes proclamaban tener a la patria por Dios.
Pemán no sólo condenó el nacionalismo vasco y catalán,sino el internacionalismo,en el que encontraba sin embargo un elemento lógico y fecundo de progreso.Acertó al considerar el Estado organización jurídica de la nación,dedicado a tutelar,completar y armonizar desde la familia al municipio,la región,el sindicato,etc.,sin invadirlos ni ahogarlos.Diversidades regionales dentro de una sola nación.Por lo que rechazó también el individualismo extremo,siendo los tres pilares del pensamiento político de Pemán Patria,Religión y Monarquía.
La sociedad debía ser por tanto jerárquica,ajena a la adulación de las masas.Organización gremial,sin llegar al poder de los mejores que pidió Ortega y Gasset,y que en realidad predicó ya Platón (Estado de filósofos).
Volvió a justificar el régimen de Primo de Rivera como el del cirujano de hierro que quería Joaquín Costa.
Para Pemartín la dictadura llegó en época de depresión,y tal vez se confundió al confiar demasiado en la monarquía:la monarquía,al resolver el problema español en 1700 y 1923,se robusteció en sus fundamentos.Dio también mucha importancia a la religión,por basarse en Vazquez de Mella:la nación es una creación del cristianismo.Concibió el socialismo como trabajo de todos los ciudadanos para el Estado,en el marco de la propiedad y el orden.Tiende pues al antiguo imperio,con críticas al liberalismo,socialismo marxista y fascismo.
Son pues teóricos de la democracia orgánica,que aceptará después el régimen de Franco:la persona participa en la política a través de instituciones naturales,idea que adoptó también el fascismo y todos los corporativismos;pero Pemán y Pemartín lo que venían a defender era un fascismo católico,que influiría después en la Falange.
Primo de Rivera quiso tener partido propio en la Unión Patriótica,que no quería ser partido ni político,y que debía acoger a las personas más valiosas y horadas;una especie de ágora en la que caben todos los idearios,donde se podían defender las doctrinas más extremas,evitando caer en personalismos.Gestor de la Asamblea consultiva,constituida por políticos designados por el ejecutivo,o elegido por sufragio orgánico,que fracasó enseguida,por incapacidad para elaborar una Constitución,pero que fue antecedente de las Cortes del régimen de Franco.
José Antonio Primo de Rivera,su hijo,diría después que las instituciones de su padre fracasaron por sus resabios liberales.
También falló la integración del PSOE como contrapeso a las fuerzas conservadoras.Alfonso XIII no favoreció la institucionalización de un partido socialista,y otro democristiano,que es lo que aconteció en Alemania e Italia al final de la II Guerra Mundial,y yo esperé sucediera en España a la muerte de Franco,al mando de mis ex profesores Tierno Galván y Ruiz-Giménez.
1929 fue por tanto año de apoteosis y crisis de la dictadura.La Exposición Internacional,en Barcelona y Sevilla,presentó a los ojos del mundo los logros económicos y técnicos alcanzados en España en seis años,pero al mismo tiempo el hostigamiento a Primo de Rivera,a cargo de militares y estudiantes,ambos con marcado carácter corporativo.
Entre los apoyos iniciales a Primo de Rivera estuvieron muchas Juntas de defensa,que propugnaban reivindicaciones profesionales y reformas regeneracionistas,pero de un regeneracionismo envoltorio a reivindicaciones profesionales.Había en el ejército división entre junteros y africanistas,los primeros exigiendo ascensos por antigüedad,y los segundos por méritos de guerra,como quería también Primo de Rivera.El cuerpo de artilleros mostró especial intransigencia en pro de la escala cerrada,y volvió a las posturas subversivas anteriores a la dictadura.Primo de Rivera llegó a decretar dos veces la disolución del cuerpo,y los descontentos urdieron conspiraciones contra él.
En cuanto a los estudiantes y profesores universitarios,unos revolucionarios y otros profascistas,se afiliaron a la Federación Universitaria Española (FUE),afín al PSOE,pero más radical.Se unieron pues a los obreros,y presentaron al régimen una nueva oposición corporativa,en contra de las universidades privadas y católicas,la jesuita de Deusto,y la agustina de El Esco
rial,a las que Primo de Rivera concedió facultad de expedir títulos.
Cambó y Lerroux volvieron a temer sucesos revolucionarios como los de Rusia,toda vez que algunos intelectuales exiliados hostigaban al régimen,y dentro eran hostiles también Unamuno y Blasco Ibáñez.
El acoso terminó por deprimir a Primo de Rivera,seriamente enfermo de diabetes.Por lo que en enero de 1930,cuando se gestaba un nuevo pronunciamiento,Primo de Rivera pidió a los jefes militares que le ratificasen su confianza.Y al no obtenerla,presentó su dimisión,y se marchó a París,donde al poco tiempo moriría.
Su dictadura fue pintoresca en lo personal,pero amparó un auténtico despegue económico.

España,plurinacional (XVIII)

Escrito por rgonzalo 27-10-2005 en General. Comentarios (3)
España,plurinacional
XVIII.- La dictadura de Primo de Rivera (2)

Igual política siguió la dictadura con los demás partidos,incluyendo los revolucionarios.Aunque la prensa padecía la censura,se autorizaba la propaganda y la literatura anarquistas (Revista Blanca,y la colección La novela ideal),libros comunistas de la editorial Zenit,etc.El nuevo régimen sólo reprimía el activismo revolucionario real,por lo que prácticamente desaparecieron los atentados,y en 1924 las horas perdidas en huelgas fueron la quinta parte de las de 1923.Apenas sin represión.
Hubo no obstante intentos de continuidad de la línea insurreccional de la Triple Alianza,espoleados especialmente por Francesc Macià,antiguo coronel del ejército convertido en separatista.Adinerado por matrimonio con una de las mayores terratenientes de Catalunya,trabajaba desde 1919 por la lucha armada,a cuyo objeto había creado la Federación Democrática Nacionalista.Fracasada electoralmente,fundó en julio de 1922 el grupo Estat Català,organización paramilitar,y un Servicio de Estudios Militares.Rechazó cualquier acuerdo con Primo de Rivera,y se exilió en Francia,donde se proclamó presidente del Estado catalán,emprendiendo una infructuosa labor diplomática,encaminada a fundar una Liga de Naciones Oprimidas,que debía incluir el Rif de Abd-el-Krim,Filipinas,Irlanda,Egipto,la India y las colonias francesas.
Propició una alianza con los separatistas vascos de Gallastegui,con círculos republicanos,anarquistas,e incluso con el parido comunista español,invitando también a los nacionalistas gallegos,que no aceptaron.Todos formaron el Comité de Acción de la Libre Alianza,para luchar conjuntamente en revueltas contra la dictadura,en pro de los derechos,libertades y mejora moral y material de todos los hombres,sin distinción de clases;con el intento de institucionalizar inmediatamente las Repúblicas Independientes de Catalunya y Euzkadi.
Los conjurados proyectaron un levantamiento simultáneo en Barcelona y Bilbao en el verano de 1924,pero sólo los anarquistas intentaron en noviembre una invasión por Vera del Bidasoa,fracasada por completo tras matar a varios guardias civiles.
Macià intentó en 1925 una invasión desde Francia,pero los aberríanos de Gudari prefirieron abstenerse,y los comunistas estaban prácticamente desarticulados.Sólo hubo contactos infructuosos con la CNT.
Para financiar estas empresas Macià lanzó en abril de 1925 el empréstito Pau Claris,pero no recolectó lo suficiente,por lo que en octubre y noviembre viajó a Moscú con el dirigente comunista José Bullejos,para recabar apoyo de la KOMINTERN.Los bolcheviques se limitaron a aconsejarle una buena campaña de agitación,y Macià rompió los contactos con Moscú,porque su viaje sentó muy mal a los millonarios que ya le habían ayudado.
En junio se produjo el complot de Garraf,intento de algunos nacionalistas radicales de asesinar a Alfonso XIII con una bomba cuando su tren pasase por un túnel,al regreso de una visita regia a Barcelona.La trama,descubierta por la policía,originó querellas entre los separatistas.
Con el dinero obtenido,y el aportado por Macià,organizó el ejército catalán,escamots (pelotones) de 18 hombres,quizá a imitación de las escuadras mussolinianas.
A lo largo de 1926 culminó la preparación de este ejército,con el objeto de invadir Catalunya el 11 de septiembre,y tomar Olot;luego izarían la bandera,y proclamarían la república Catalana,y el alzamiento de toda la región al grito de ¡A las armas,catalanes!.Llamaba a sus partidarios almogávares,y había entre ellos algunos anarquistas e italianos antifascistas,mandados por Ricciotti Garibaldi,nieto del famoso político y guerrero.En total,unos 500 hombres.
No fue posible empezar el 11 de septiembre,porque muchas municiones se habían estropeado por la humedad;pero comenzó la acción a finales de octubre.Un contingente considerable debía llegar desde París hasta el pueblo de Prats de Molló,base de partida de la operación.La policía francesa los esperaba,y los arrestó,huyendo los que pudieron,sin oponer resistencia.Más tarde Garibaldi fue acusado de confidente de la policía mussoliniana.
Los arrestados por la policía francesa fueron un centenar,que gozaron de amplias libertades.Arrestado también Macià,pudo visitarlos,y arengarlos así:¡Catalanes!,hemos luchado por una grande,por una noble causa que ha fracasado.Pero volveremos.Juremos sobre la bandera que lucharemos hasta la muerte.Pero ni habían luchado,ni lucharían.
La complacencia francesa volvió a manifestarse en el juicio subsiguiente,que sólo le condenó a dos meses de cárcel,ya cumplidos,y 100 francos de multa;lo mismo a Ricciotti Garibaldi,permitiendo la expresión de admiración de algunos intelectuales franceses,y de Eduardo Ortega y Gasset,hermano del filósofo.Pero Macià fue expulsado a Bruselas,de donde marchó a Hispanoamérica,a agitar en los medios de inmigración catalanes,sin intentar nuevas insurrecciones.
Todas las ideas políticas de Macià se reducían a la liberación de Catalunya,aceptando incluso la sovietización.Pero tenía facilidad para frases sugestivas:no habrá paz internacional mientras haya naciones esclavas... Nuestro ideal democrático y de libertad no se aviene con el de la España atrasada,que durante la guerra mundial soñaba con la victoria de los enemigos del derecho y la justicia.Se atrajo a la opinión pública francesa con su plan de crear una Bélgica pirenaica,que debe ser la que añoran todavía los actuales nacionalistas.
Gudari siguió el ejemplo de Macià.Exiliado en Francia,fundó un Comité Proindependencia Vasca,y marchó a Hispanoamérica,donde continuó su labor de agitación.Este Comité escribía a Macià:Catalanes,el mundo es muy pequeño comparado con la grandeza de nuestro ideal,y ni distancias ni cadenas serán capaces de separar los nobles corazones de los nacionalistas vascos y catalanes,unidos por la amargura y soldados por el amor.
La gesta de Macià fue mirada en Catalunya como un episodio grotesco,pero esa impresión cambió con el tiempo,y se ha enaltecido a Macià como figura heroica en amplios medios nacionalistas.Con todo para sus enemigos,empezando por Cambó,no pasó de ser un desequilibrado de pocas luces y con fijaciones mesiánicas.
Primo de Rivera anunció su propósito de permanecer en el poder sólo un breve período,pero enseguida llegó a la conclusión de que precisaba más tiempo para realizar su plan regeneracionista.De todos modos su poder duró solamente seis años y tres meses,en dos etapas,una puramente militar,hasta 1925 (dos años),y la segunda con un directorio civil con pretensiones de institucionalizar un régimen nuevo.
La escasa oposición de los políticos,y entusiasta acogida del pueblo a esta dictadura,no significó grandes simpatías en el ejército,en la intelectualidad o incluso en las fuerzas políticas conservadoras;que la acogieron con pasividad,dispuestos a aprovechar los errores del dictador para socavar su prestigio.Pero el ambiente popular no les permitió gran cosa,pues los éxitos económicos del régimen de Primo de Rivera no admitían duda,que incluso en lo militar,con ayuda francesa,derrotó en 1925 a los autores del desastre del Anual.
La noche de San Juan de 1926,poco antes de la citada intentona de Prats de Molló,fue desarticulado con toda facilidad un pronunciamiento militar,que fue llamado la sanjuanada.En él participaron Romanones y los generales Weiler y Aguilera,a los que se impusieron multas cuantiosas (a Romanones medio millón de pesetas,160 millones en valor actual).En el siglo XIX les hubiera costado la vida,e incluso en el XX hubo dos dictaduras sangrientas.
Los masones también intentaron combinar una sublevación militar con el secuestro de Primo de Rivera,aprovechando sus visitas a una amante,pero también fracasaron.
Igualmente fracasó la conspiración encabezada por Sánchez Guerra a finales de enero de 1927,aunque los implicados convirtieron los procesos judiciales en plataformas de propaganda a su favor;distinguiéndose como abogado defensor Alcalá-Zamora.
El régimen se ganó también a los carlistas,aparte de los monárquicos y los reformistas de Maura;contó con la benevolencia de la jerarquía eclesiástica,con un sector del ejército y la colaboración de los socialistas y personalidades de talento.Entre ellos destacó José Calvo Sotelo,procedente del maurismo,a quien se deben,como ministro de Hacienda,buena parte de los éxitos económicos del régimen;y Eduardo Aunós,procedente del entorno de Cambó,motor de una política social bastante avanzada (promoción de viviendas baratas,jornada laboral de ocho horas,mejoras en la ley de arrendamientos rústicos,etc.).El general Martínez Anido dirigió una represión mucho más eficaz y menos brutal que en los días del pistolerismo barcelonés.
La dictadura careció sin embargo de apoyos consistentes,y su estabilidad dependió del respaldo cada vez menos fuerte del monarca y del ejército,y de la neutralidad o pasividad,cada año menos seguras,de los demás políticos.Tuvo pocos fieles comprometidos,pero olvidándonos de sus defectos personales,al gobierno de Primo de Rivera se debe incluso que mi pueblo natal (Palomero,en la provincia de Cáceres,Extremadura) tuviera por primera vez carretera.

España,plurinacional (XVII)

Escrito por rgonzalo 27-10-2005 en General. Comentarios (0)
España,plurinacional
XVII.- La dictadura de Primo de Rivera (1)

Primo de Rivera había sido capitán general en Madrid,relevado por oponerse a la presencia española en Marruecos.Fue trasladado a Barcelona con el mismo cargo,en mayo de 1922,y allí entró en contacto con la clase empresarial y los nacionalistas conservadores,unos y otros desbordados por los atentados y la agitación libertaria e izquierdista.De carácter expansivo,se hizo una figura popular en Catalunya,donde mostró simpatía por el nacionalismo moderado y entabló buenas relaciones con Puig i Cadafalch,presidente de la mancomunidad,y otros dirigentes de la Lliga.Sin duda el ambiente que se respiraba en esos medios le animó a poner fin a una situación tenida por insoportable,más en Catalunya que en el resto de España.El rey también expresaba a veces su insatisfacción con la vida política,y la población la manifestaba de muchas formas.
En este clima fue madurando a lo largo de 1923 el golpe militar,con doble conspiración en Madrid y Barcelona;en Madrid a cargo de cuatro generales africanistas (el Cuadrilátero),y de las ex Juntas de defensa en Barcelona,prohibidas por el gobierno en septiembre de 1922.Y en pocos meses llegó la decisión,que carecía de apoyo explícito del rey y de la mayoría del ejército,y podía esperar una oposición cerrada de todos los sectores revolucionarios,antiliberales y nacionalistas,tan belicosos en los últimos tiempos.
Sin embargo Primo de Rivera se impuso con pasmosa facilidad y sin derramar sangre.No precisó tomar militarmente ninguna ciudad,pues le bastó con ocupar los edificios de teléfonos y telégrafos de Barcelona,y publicar un Manifiesto al país y al ejército,típicamente regeneracionista,en lenguaje ingenuo y muy poco político,señalando los males de la época:terrorismo,separatismo,explotación revolucionaria de los informes sobre Anual,agitaciones comunista y anarquista,quiebra del orden público,corrupción administrativa,etc.Prometía una dictadura que solucionase los principales problemas,y un pronto retorno a la normalidad constitucional.El catálogo de males era real,y sentido por la mayoría de la población,por lo que despertaron esperanzas muy extendidas.
Respaldar a Primo de Rivera suponía para el rey una apuesta muy arriesgada,pero lo hizo.Tenía difícil elección.Se ha dicho que este respaldo supuso el fin de la monarquía,pero más suicida y desacertado habría sido sostener un régimen desprestigiado,corroído por casi todas las fuerzas políticas y falto de defensores de valía.El rey intentó pues salvar lo salvable,ante el inminente derrumbe de un sistema parlamentario socavado en todos sus cimientos.
Los dos partidos dinásticos estaban en bancarrota,divididos en facciones sin prestigio ni líderes populares,incluido un Maura timorato ya con 70 años.Los nacionalistas moderados de la Lliga sufrían una profunda crisis,y su táctica de golpear y apuntalar alternativamente al régimen había causado estragos en su electorado.Las demás fuerzas eran casi todas antisistema,empeñadas en una obra de demolición cada día más eficaz.Mantener una situación a la que nadie veía salida suponía avanzar hacia un derrumbe revolucionario,una repetición agravada de la crisis de 1917,y sin ningún Dato del que echar mano.El régimen respondía a la definición de Joaquón Costa:una necrocracia.
Ante el pronunciamiento el gobierno hizo ademán de resistencia,sin convicción alguna.El propio García Prieto agradecería a Primo de Rivera que le hubiera relevado de la pesadilla de gobernar.Alfonso XIII tuvo la tentación de asumir personalmente el poder,pero Primo de Rivera le advirtió que no lo aceptaría.Por lo que el rey respaldó la dictadura.
Y mucho más sorprendente resulta la ausencia de oposición en los revolucionarios y separatistas:en las semanas y meses siguientes asistieron con desconcertada mansedumbre a la clausura de sus centros y parte de su prensa,y a la detención de algunos de sus líderes.Se comportaron como si ellos creyesen también en la putrefacción imparable del régimen.Comunistas y anarquistas llamaron a la huelga general y a la resistencia,pero apenas les siguió nadie,y tampoco se movilizaron ellos.El PSOE,empeñado en aportar la víspera al pueblo la vitalidad necesaria para llevarle a la revolución,se limitó a una condena formularia.Los separatistas,tan resueltos unos días,casi unas horas antes,a una escalada de acción conjunta y heroica,se dejaron desarticular con toda facilidad.Quien permitió esta transición pacífica a la dictadura fue por tanto el pueblo español,cansado totalmente de la situación que hemos descrito.
Por eso la dictadura apenas tuvo que represaliar a nadie,sin las redadas y brutalidades típicas de las dictaduras del siglo XX.Incluso a los anarquistas ofreció Primo de Rivera formas de entendimiento,respondidas con atentados,por lo que tuvo que perseguirlos.
Una gran popularidad rodeó pues a Primo de Rivera desde el primer momento.Salió de Barcelona entre formidables ovaciones para hacerse cargo del poder en Madrid,y hasta Azaña reconoció que al dictador le han acogido con júbilo,esperando de él grandes cosas.No fue nada grato a Azaña este júbilo,pero tuvo que aguantarse,pues a quienes detestaba el pueblo español era a los políticos.
Ortega,el líder intelectual de moda,saludó efusivamente la dictadura:han realizado,desinteresadamente,la aspiración secular de veinte millones de españoles,escribió en El sol.Y La Vanguardia de Barcelona añadía:el Ejército,al pronunciarse contra el desbarajuste fomentado contra el poder por unos políticos insensatos,obra como mandatario de la opinión pública y cuenta con toda la simpatía de los elementos sanos de la nación.Primo de Rivera barrió pues los restos de aquel régimen tan odiado y escarnecido,y se creyó llegado el cirujano de hierro pedido por Costa.
La dictadura se definía como un directorio militar de carácter tecnocrático,eficaz y práctico,ajeno a la politiquería y dedicado a promover el bien común.Suspendió las libertades políticas y los derechos constitucionales,extendió por toda España el somatén catalán,como milicia de apoyo al orden público,e hizo ofertas de colaboración a los grupos políticos.Algunos se inhibieron,sin oposición enérgica;otros aceptaron la oferta.La aceptación más importante y significativa fue la de UGT,pues Prieto y Fernando de los Ríos rechazaron la colaboración,pero Largo Caballero,Besteiro y Llaneza,líder de la poderosa UGT asturiana,la aceptaron.
La colaboración ofrecía a la UGT la oportunidad de desbancar a la CNT,más radical que ellos en los deseos de emancipación de la clase obrera,y la destrucción del sistema liberal y burgués.Más anarquista y terrorista también.
La UGT tenía unos 210.000 afiliados,y la CNT de 350.000 a 700.000;la UGT predominaba en Madrid,Vascongadas y Asturias,y la CNT en Cataluña y Andalucía,aunque ambas estaban más o menos presentes en todo el país.
Gracias a su colaboración,la UGT se convirtió en el único sindicato importante de España,en detrimento incluso de los sindicatos libres y otros derechistas.Largo Caballero fue nombrado consejero de Estado,y por primera vez la UGT adoptó una línea moderada y socialdemócrata,que ayudó a la recuperación económica de España.
Algo distinta fue la actitud de la Lliga.Hubo muchas sospechas de su implicación en el golpe,y pocas dudas de que lo favoreció.Primo de Rivera contaba con su colaboración,pero Cambó,de vacaciones en Asia Menor,telegrafió a su partido para que se mantuviera neutral.De nuevo Cambó no brilló a gran altura:dejar que la dictadura se fuera desgastando,y hacer lo posible por debilitarla poniendo de manifiesto todos los errores que fuera cometiendo... En 1919,en que la influencia de la revolución bolchevique llegó a España,vi claramente que la era de las revoluciones políticas y patrióticas –las revoluciones horizontales- había pasado,y que entrábamos en una era en que todas las revoluciones son verticales,y dividen a los pueblos en clases,castas,o en ideologías irreconciliables,que acaban por establecer la dictadura de una sobre la otra,que se tiene que someter si no quiere ser aniquilada,o no es lo suficientemente valiente y fuerte para intentar el exterminio de la contraria.
El 8 de enero de 1924,pocos meses después del golpe,Primo de Rivera convocó a influyentes personajes catalanes,en su mayoría de la Lliga,y la reunión fracasó debido a las instrucciones de Cambó,y porque Primo de Rivera sólo ofreció vagas promesas a las reivindicaciones catalanistas.Primo de Rivera se sitió defraudado y,en frases de Cambó:emprendió una política de represión de las manifestaciones culturales,el idioma y la bandera catalana,con el asesoramiento de políticos catalanes antinacionalistas.Terminó por abolir la mancomunidad.
Y no menos espinosos fueron los tratos con el clero nacionalista.Impidió la predicación en catalán,recurriendo a la Santa Sede,que envió como nuncio a Tedeschini.Pero permitió manifestaciones propagandísticas y culturales,incluso mediante aumento de periódicos, revistas y edición de libros.La fiesta del libro y la rosa,el día de San Jorge,data de 1928.
La política en Vasconia fue muy similar.El PNV quedó desmantelado,pero Comunión Nacionalista gozó de tolerancia y se acomodó a la nueva situación.El PNV hizo algunos actos aislados y simbólicos de resistencia (funeral por Sabino Arana en noviembre de 1923,o gran banquete en homenaje de Gallastegui aprovechando su boda en mayo de 1925),pero Gallastegui sufrió una persecución muy llevadera,aunque muy avanzado 1925 se exilió a Francia.Tampoco fue muy obstaculizada la actividad de los mendigoxales (montañeros),de trasfondo miliciano.