El misticismo español

Escrito por rgonzalo 06-09-2008 en General. Comentarios (1)

                        Capítulo 33.- El misticismo español

 

            El misticismo tuvo su máximo esplendor en el siglo XVI,años 1560-1600,tenido por filosofía por historiadores franceses como Pablo Rousselot,Henri Bergson o Jacques Chevalier,aunque tienen razón Allison Peers y cuantos opinan que el misticismo no es filosofía,aunque sea cierto que en la mística interviene la intuición,y que la mística sí presupone la teología.Por supuesto,sí existen la poesía y literatura mística.

            Conceptos místicos como la futilidad de las cosas o la ilusión del tiempo no son verdades,y aunque el misticismo tenga influencias del sufismo,de autores alemanes como Eckhart,Tauler,Ruysbroeck y Thomas de Kempis,o del Cantar de los Cantares bíblico,el misticismo sigue siendo literario,inspirado también en la Vita Christi de Eximenis o Ludolfo de Sajonia,el Flos Sanctorum de Jacobo de Vorágine,o traducciones de San Agustín y San Buenaventura.

            Escritos como los Discursos de la paciencia cristiana de fray Hernando de Zárate (1428-1507),Vergel de oración y Monte de contemplación de Alonso de Orozco (1500-1591),el Abecedario espiritual de Francisco de Osuna (1497-1541),Subida al Monte Sión de Bernardino de Laredo (1482-1540),Tratado de la oración y meditación de San Pedro de Alcántara (1499-1562),Arte para servir a Dios de fray Alonso de Madrid,los Ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola (1491-1556) o Audi,filia de Juan de Ávila (1500-1569) siguen siendo literatura más o menos mística,y a lo sumo podemos considerar filosófico el quietismo de Miguel Molinos.

            Las Moradas de Santa Teresa (1515-1582) se estudian en literatura,al igual que el Cántico espiritual,Noche oscura del alma,Llama de amor viva o Subida al monte Carmelo de San Juan de la Cruz (1542-1591).

            Pedro Malón de Chaide (1530-1589),Diego de Estella (1524-1578),fray Juan de los Ángeles (1536-1609),fray Luis de León o fray Luis de Granada son más filosóficos,pero yo sigo considerándolos ascéticos y más o menos místicos.