Hechos religiosos

Literatura filosófica (II)

Escrito por rgonzalo 03-10-2005 en General. Comentarios (0)
El Dios de la onto-teología debe morir, pues es a este Dios, el hombre no puede rezarle ni hacerle sacrificios. Ante la causa sui el hombre no puede caer temeroso de rodillas, así como tampoco puede tocar instrumentos ni bailar ante este Dios[13]. La onto-teología no puede llegar al Dios verdadero. Más aún, Heidegger opina que son los mismos creyentes y sus teólogos los que han asestado el último y más duro golpe contra Dios al pensar y hablar de él con su pensamiento y un lenguaje sacrílegos a la luz de la fe[14]. Siendo la onto-teología, el error desenvuelto en la historia del pensamiento occidental, es preciso destruir y superar esta concepción, y esta se hará precisamente desde la verdad del ser. CRÍTICA AL CRISTIANISMO Su crítica al cristianismo debe leerse en la siguiente clave: No hay filosofía cristiana, esto es desatinado e inadmisible. El cristianismo no es una filosofía. El cristianismo se apropia de la filosofía pero no logra cumplir las exigencias del pensamiento autónomo. La filosofía cristiana es algo sin sentido, aún mayor que la idea de un círculo cuadrado. Así pues, Heidegger apoya la posición de Lutero con respecto al cristianismo: la verdadera religiosidad cristiana debe manifestarse en la vuelta al cristianismo de las primeras comunidades cristianas y no en la utilización de la filosofía como medio para descubrir a Dios. Para la filosofía el cristianismo es impensable y para el cristianismo la filosofía es una locura, las indagaciones de tipo filosófico para todo aquel que cree afirmaciones patosas, son tonterías. De ahí que cobre valor importante en la actitud de Heidegger, las palabras del apóstol San Pablo, cuando se dirige a los corintios: “Destruiré la sabiduría de los sabios y haré fracasar la inteligencia de los inteligentes. ¡A ver! ¿Dónde está el sabio, el erudito, o el experto en las cosas de este mundo? ¿No ha convertido Dios en locura la sabiduría del mundo?”[15]. Su examen es muy escéptico, pues comprueba sin temeridad al error, que las deducciones teológicas, son el inicio del camino de dónde Dios ha emprendido su partida. Lo totalmente cierto y que no merece discusión es el hecho que en la relación del hombre con Dios, la razón no puede inmiscuirse y del mismo modo, en el pensamiento no puede interferirse nunca la experiencia religiosa. Si la filosofía es una fiesta y embriaguez, en el cristianismo no se da nunca la fiesta del pensar, es decir, no hay una filosofía cristiana[16]. Si la filosofía es afirmación del mundo y el cristianismo es una forma de negarlo (ascesis), nunca podrá haber reconciliación entre ambas. El cristianismo al absorber la metafísica griega, con su Dios, causa sui, se convierte también en propulsor de la onto-teología. De esta simbiosis se desprende un fenómeno aún peor: El Desdiosamiento. El “desdiosamiento” es el estado de indecisión con respecto a Dios y con respecto a los dioses. El cristianismo es el principal responsable de su advenimiento”[17]. Este suceso conduce a pensar que no hay por ningún lado el ser, sino simplemente y desafortunadamente la interacción de entes: un ente creador que se revela a los entes creados, para que se salven; la historia de la verdad del ser se convierte lamentablemente en mera y absurda historia de salvación. Dios mismo se equipara a un ente y este mismo en el dogma de la encarnación se convierte en hombre, perdiendo su divinidad para jugar a los antropomorfismos. El cristianismo parte de un ente crucificado[18]. Esta posición extraña y no razonable, esta dirección hacia la total humanización genera en definitiva esa “indecisión con respecto a Dios y con respecto a los dioses”, pues la verdadera experiencia de lo divino se pierde[19]. Con razón dirá Heidegger: “Y precisamente esta unión de metafísica y de teología es la base […] del proceso de la secularización que actualmente invade a todas las naciones occidentales”[20]. Heidegger llega a la conclusión que la fe, malogra la actividad del pensamiento; que allí donde reina el cristianismo no hay cabida para la filosofía y allí donde impera la filosofía no hay lugar para el cristianismo. El cristianismo con respecto al ser del ente, no debe afirmar ni negar absolutamente nada. Sin embargo, se observa, que el cristianismo ha respondido definitivamente a la pregunta acerca de qué es el ente y ha eliminado así la pregunta misma, y todo esto desde un lugar que es esencialmente superior al opinar y errar contingentes del hombre[21]. Esta actitud del cristianismo no es más que la eliminación de la filosofía, pues si la pregunta ya ha sido respondida desde siempre en la revelación y el creyente le presta a la misma la obediencia de la fe, no hay necesidad de realizar algún trabajo intelectual para alcanzar una cierta respuesta. La filosofía trata de responder a este interrogante desde las fuerzas del hombre, finitas, contingentes, falibles y por eso ella misma es palabra humana; en cambio, en el cristianismo la respuesta se da en la fe, y por eso ésta es Palabra de Dios. De ahí que: una “filosofía cristiana” equivale a “hierro de madera” y es un equívoco[22]. El intento cristiano: un ente crucificado convertido en causa sui, debe ser superado. Este es el verdadero camino de todo filósofo y de todo creyente. El cristianismo con respecto al ser del ente, no debe afirmar ni negar absolutamente nada. Sin embargo, se observa, que el cristianismo ha respondido definitivamente a la pregunta acerca de qué es el ente y ha eliminado así la pregunta misma, y todo esto desde un lugar que es esencialmente superior al opinar y errar contingentes del hombre[21]. Esta actitud del cristianismo no es más que la eliminación de la filosofía, pues si la pregunta ya ha sido respondida desde siempre en la revelación y el creyente le presta a la misma la obediencia de la fe, no hay necesidad de realizar algún trabajo intelectual para alcanzar una cierta respuesta. La filosofía trata de responder a este interrogante desde las fuerzas del hombre, finitas, contingentes, falibles y por eso ella misma es palabra humana; en cambio, en el cristianismo la respuesta se da en la fe, y por eso ésta es Palabra de Dios. De ahí que: una “filosofía cristiana” equivale a “hierro de madera” y es un equívoco[22]. El intento cristiano: un ente crucificado convertido en causa sui, debe ser superado. Este es el verdadero camino de todo filósofo y de todo creyente. La gran salida consistirá en la muerte del Dios cristiano, ya anunciada por Federico Nietzsche: terminar definitivamente con aquella idea alienante y pecaminosa de Dios como fundamento de todo lo existente. La verdadera fe no buscará a Dios, abrirá el camino a la verdad del ser, pues es desde ella, que se puede comprobar el paso o no de Dios o de los dioses. No obstante, ni la metafísica tradicional ni el cristianismo convienen ser llevados a la corte inquisidora de la historia, para llevar a cabo protecciones o censuras, defensas o condenaciones, más bien entre ambos deben ser interpretados como parte del destino y como necesarios para la formación del nuevo período en el que el ser se revele. Sólo así, se puede depurar su importancia y su potestad hegemónica y fatal.

Literatura filosófica (I)

Escrito por rgonzalo 03-10-2005 en General. Comentarios (0)
A continuacion le envio un escrito, me gustaria que lo leyerà y me de sus opiniones: LA ESPERA DE MARTÍN: DIOS. LA MANERA DE HACERLO: LA VERDAD DEL SER. LA CONSECUENCIA: LA MUERTE DE DIOS. Por Diego Ignacio Meza Gavilanes y Amilcar Palmezano[1] Muy a menudo, se ha afirmado y no con total justificación que en el sistema Heideggeriano la cuestión de Dios no tiene cabida, aún más, dícese que nunca tuvo contacto con la religión. ¡Un gran error! sin duda. La acriticidad de éstos funda una ligera e inexacta interpretación, pues debe saberse, sin más, que la compañía de Heidegger debe concebirse a partir de su militarismo religioso. -------------------------------------------------------------------------------- [1] Estudiantes del grupo de tercero de filosofía 2005. Resumen de la monografía como requisito al culminar la formación del ciclo filosófico. Trabajo a la cura de José Raúl Ramírez Valencia. Pbro. Profesor de filosofía. Un atisbo que recaiga sobre los inicios de su pensamiento ayudará a esclarecer, la anterior proposición. La atmósfera de estricta tierra católica que reinaba en el ambiente familiar, impregnó la infancia y la juventud del pequeño Martín. Sin provenir de una familia ilustre, se crió en un hogar pequeño-burgués; en su casa no dominaban ni la necesidad ni la abundancia. Su padre era Friedrich Heidegger, maestro tonelero y sacristán del pueblo y su madre Johanna, estos transmitirían a su hijo una ferviente religiosidad. Este singular círculo católico haría que Heidegger se desempeñara como Monaguillo en el templo de su tierra. Se entiende por tanto, que éste fuera en su juventud un ferviente cristiano educado en magistrales instituciones católicas. Como alumno aplicado llamó la atención del párroco de San Martín, obteniendo la posibilidad de estudiar en las ya mencionadas instituciones, pero siempre como seminarista. Se habla incluso de su fallido intento de hacerse sacerdote, pues concibió el proyecto de ingresar a la Compañía de Jesús, la cual lo rechazó[1]. Otros hablan de una posible estadía, aunque mínima con esta comunidad religiosa[2]. En las épocas de la juventud trabó amistad con sobresalientes teólogos: Conrad Gröber, Karl Barth y Karl Braig; estos, además de introducirlo en los grandes temas de la metafísica y de inducirlo al estudio de los grandes escolásticos, llegaron a hacerle considerar seriamente la tensión existente entre la ciencia del ser y la teología especulativa. Con razón escribió a kart Löwit en 1920: “soy un teólogo cristiano”[3]; en reiteradas ocasiones manifestó también que haría lo que sus fuerzas le permitiesen, con tal de realizar una determinación eterna del hombre interior, justificando así, su existencia y tal acción al mismo Dios; así como aseveró con sorprendente seguridad que su filosofía era un estar a la espera de Dios[4]. Sus inicios se dan dentro de la doctrina católica, sin embargo, durante la década de los veinte, abandonaría parcialmente esta institución. Algunos sospechan que hasta los 27 años se mantuvo ligado al mundo católico. Heidegger, llegó a repudiar excesivamente la dependencia económica de la Iglesia, de la cual había sido objeto, más aún, se sentía humillado por aquella. El abandono del catolicismo por parte de Heidegger marca en totalidad su pensamiento. En efecto en una carta escrita a Engelbert Krebs el 9 de enero de 1919 manifiesta que no podía continuar adherido al sistema católico, refiriéndose con esto, al sometimiento a la autoridad de una Iglesia visible; sin embargo, nunca abandonaría su experiencia religiosa, Heidegger […] hasta el final de su vida continuó estudiando textos teológicos, siguió atentamente el debate sobre la infabilidad, desencadenado en el ámbito católico al comienzo de los años setenta y deseó expresamente un enterramiento eclesiástico –postura no del todo lógica-[…][5]. De esta manera se llega a la conclusión que Heidegger, no fue un filósofo que estuvo al margen absoluto de la religión, más bien, su pensamiento está influenciado en su gran mayoría por hombres que marcaron hito en el cristianismo, tanto católico como protestante: Santo Tomás de Aquino, San Agustín, Dionisio el Areopagita, el maestro Eckart, Francisco Suárez, Soren Kierkeegard y el mismo Lutero, por ejemplo. Más aún, él mismo, dice expresamente: “sin esta proveniencia teológica jamás habría llegado al camino del pensamiento, proveniencia, para quien va más lejos, permanece siempre en el porvenir[6]. Siguiendo con la cuestión central, recuérdese el punto de vista de muchos filósofos e historiadores con respecto a la posición adoptada por Heidegger respecto a Dios: Jean Paule Sartre afirma que éste se encuentra entre los existencialistas ateos[7], Teófilo Urdanoz inquiere que esta filosofía es un “discurso de la ausencia de Dios”, un ateismo negativo[8]. Finalmente, no faltan los que aseguran que no es ni teísta ni ateísta[9]. Para hacer esta aproximación lo más conveniente será escuchar al mismo Heidegger, en la cual se ambicionará en lo que respecta, dilucidar e ilustrar cómo las intenciones y proyectos juveniles en referencia directa hacia Dios, tienen resonancia en el último período de su pensamiento: La Kehre.[10]. Añádase al respecto que sus reflexiones estarán siempre determinadas por el propósito de la teología dialéctica: La diferencia entre el Dios de la filosofía, producto de la razón, un “dios ateo” y el Dios revelado. Así mismo, se notará la influencia de los presupuestos de la teología apofática: Dios no se muestra se esconde, de El, el hombre nada puede decir. CRÍTICA A LA ONTO-TEOLOGÍA. Con este término se hace referencia a toda filosofía, que intenta comprender el ser del ente y no el ser mismo; es una dirección determinada que toma el pensamiento a partir de Platón. Es el convenio establecido entre la teología y la ontología tradicional, que ven en Dios el principio de todo, el fin hacia el cual toda cosa ha sido creada, lo más universal y lo absolutamente primero. Este tipo de pensamiento, que funda la empresa de dominación del ente cuya consumación será la modernidad, cubre el más amplio período de la historia del pensamiento y corresponde en líneas gruesas, como ha quedado dicho, al platonismo y al aristotelismo, y, posteriormente, a la filosofía helenística, a la filosofía medieval y a la modernidad hasta mediados del siglo XX[11]. El Dios de la metafísica se asienta en la moldura entificante, esencialista, sistematizadora y fundacional instituida por el logos. Esta postura concibe a Dios como el ente supremo, como el ente máximo, como el ente increado; éste se convierte en la causa primera y final de todo lo existente, es el fundamento último de la totalidad de los entes, es la clave de bóveda, útil para descifrar toda la realidad, que no es más que una enorme construcción, diseñada a partir de un modelo jerárquico y esencialista. Esta es la causa en tanto que causa sui. Así reza el nombre que conviene a Dios en la filosofía[12]. Esta identificación es un perjurio del Dios cristiano, una estatuilla, una reliquia, una terracota, creada por el dinamismo subjetivista.

Literatura filosófica

Escrito por rgonzalo 03-10-2005 en General. Comentarios (0)
Dos alumnos de tercer curso de filosofía han tenido a bien enviarme un resumen de la monografía con la que terminarán sus estudios,nuevo intento de su profesor de ver divinidad en Heidegger,pues entiendo que es presbítero. La monografía me ha parecido bien,pero de nuevo ha resultado que tuve razón en Salamanca,años 1955-57,cuando me di cuenta de que la filosofía no contiene ya sabiduría alguna. Por eso he tenido a bien publicar este resumen de monografía,y mi respuesta. Alcalá de Henares,3 de octubre del 2005.

Siete preguntas sobre religión (XII)

Escrito por rgonzalo 02-10-2005 en General. Comentarios (2)
Siete preguntas sobre religión (XII) 70. Ramón. J. Márquez (Ramoncín),cantautor 1.- No se trata de creer o no,sino de sentirlo.Dios forma parte de cada persona. 2.- Estar vivos es un milagro.Si después de muertos no alcanzásemos algún otro estado espiritual la vida sería la peor de las bromas. 3.- Tengo dudas razonables incluso para creer en la existencia histórica de Jesús.Sin duda Jesús de Nazaret era hijo de Dios tanto como cualquier otro ser que habite o haya habitado la Tierra. 4.- La crisis de las religiones puede obedecer a la inmortalidad en la que el hombre cree que vive,y la riqueza material. La sectas explotan los elementos más bajos y execrables del carácter humano,y prometen lo que en el resto de religiones se consigue con sacrificio y fe. 5.- El mal llamado tradicional sentimiento religioso español es como cualquier otro.Cree por tanto que las nuevas tecnologías influirán en nuestra vida religiosa. 6.- La pérdida de seres queridos,salir indemne de accidentes,la madurez y reflexión. Y 7.- Juan Pablo II es un reaccionario y el Papa más contradictorio y menos creíble de cuantos han existido.Ni siquiera le concede ser avanzado en lo social. Las multitudes que congrega se debe a la publicidad,marketing y consumo.El esnobismo del primer mundo y la ignorancia en el tercero pueden ser sus principales motivos.La fe y el amor por Dios también,pero la historia dirá el daño que este funesto personaje ha hecho dar a la humanidad. 71. Félix Revello de Toro (1927),pintor. 1.- No responde con claridad. 2.- Siempre dejamos algo que sobrevive a la muerte. 3.- El cristiano cree que Cristo es Dios.Su doctrina se encuentra en los Evangelios. 4.- Es quizá la religión lo que más transformación ha sufrido por la singular interpretación y juicio que el hombre hace hoy de la Iglesia.Demanda más progresismo.Ello no quiere decir que el hombre se aleje de Dios,sino de los postulados de la Iglesia. Este vacío entre Iglesia-hombre fundamenta la proliferación de sectas. Los avances de la ciencia han revelado datos fundamentales que nos acercan más al conocimiento del cosmos,los orígenes de la creación e incluso de la muerte. Es evidente que influye la intercomunicación entre los pueblos. 5.- No creo que los avances tecnológicos o científicos,e incluso la intercomunicación entre los pueblos,puedan influir en el sentimiento religioso español. Hay un sentir religioso que forma parte de nuestra cultura y que está por encima de las aportaciones técnicas o científicas. 6.- No,ninguna.Pero ante la situación por la que atravesamos mis convencimientos éticos se han fortalecido y el sentimiento espiritual se ha hecho más firme y profundo. Y 7.- La de un líder carismático y populista;extremadamente atractivo en general,pero contradictorio en sus planteamientos moralista y doctrinal. Sorprende,despierta curiosidad;representa perfectamente su papel;cuida con esmero los gestos y ademanes.Su parlamento es fluido,pleno de matices y no exento de cierta teatralidad,llegando a crear un ambiente de respeto y religiosidad entre los presentes. Un personaje singular,capaz de realizar reencuentros con otras religiones,como de mantener el conservadurismo y a veces la intransigencia. 72. Federico Revilla (1934),ensayista. 1.- No enérgico y sí matizado.No creo en mi adhesión intelectual a la existencia de Dios.Sí creo en el sentido bíblico:identificación con alguien que es como yo,y que ha dado su vida por mí:Jesús de Nazaret.Mi fe es escasa,pequeñita,pobretona,mezquinucha.Creo poco y en poca cosa.Me basta lo que dijo e hizo Jesús. Me repele la fe como posesión de la verdad.Creer es para mí amar intensamente.Creer es un regalo.Desde la fe se viven con más hiriente dureza las injusticias y las calamidades. 2.- No sólo algo,sino la integridad del yo.No aceptaría nunca la sobrevivencia de un alma suelta. 3.- Pero también hombre.Su humanidad es la manera de expresarse su divinidad.No hallo conflicto entre la ciencia y la fe.La vieja pugna entre ciencia y fe es una cuestón superada.Son dos planos autónomos y paralelos. 4.- Están en crisis las religiones institucionalizadas.Las religiones son hechos de la vida humana.La religión es algo esencial,vital,individualmente vivo,o no es nada. 5.- Están influyendo ya,en el sentido de barrer mucho de postizo,aparente o folclórico.Atención a algunos valores antropológicos que sería lástima perder.Me emociona el canto de una saeta. 6.- Muchas,todas cotidianas.La gente que conozco me ayuda a creer en el hombre. Y 7.- No me parece avanzado en lo social,y su concepto de la ejemplaridad me parece dudoso.Ha arrumbado los resultados del Concilio Vaticano II;ha liquidado la esperanza y confianza entonces creadas.Me pregunto qué hace un hombre como él en un mundo como éste.Qué significado tiene un papado tan inoportuno. En cuanto a las multitudes,se trata de un epifenómeno:existe curiosidad hacia lo lejano o lo extraño,que él capitaliza perfectamente.Muchos acuden por el impacto o efecto supuestos en alguien o en algo reputado por sagrado.Me parece un mediocre actor,que representa siempre el mismo papel,que pronuncia sermones tópicos e interminables,y que no profundiza en absoluto.Haría bien si se retirara a orar en algún lugar recogido,dejando lugar a alguien que se entere de cómo y por dónde discurre la vida actual. 73. Esperanza Riduejo (1930),madre de familia. 1.- Creo profundamente en Dios.Podemos conocerle como el creador del ser humano y del universo,principio y fin de todas las cosas.También en nuestro interior existe el deseo de encontrarle,a fin de que se justifique nuestra razón de ser. No se le puede llegar a conocer tan sólo a través de nuestra mente,que está limitada por las coordinadas del tiempo y del espacio.Es necesario acudir a la revelación divina,trasmitida por medio de los profetas y de su propio Hijo. 2.- Estamos compuestos de un cuerpo físico y un alma espiritual,que sobrevive después de nuestra muerte.Esta alma inmortal volverá a unirse con el cuerpo físico en el momento de nuestra resurrección,para comenzar la vida eterna. 3.- Desde la eternidad,en la mente de Dios,estuvo presente la encarnación de su Hijo,vinculada a la libre aceptación de María.Ella fue quien,al aceptar,dio al Hijo de Dios una naturaleza humana,semejante a la suya.Por tanto en Cristo existen las naturalezas divina y humana,pero una sola Persona,que es divina:la segunda Persona de la Santísima Trinidad. 4.- La religión católica está viviendo una grave crisis.Este es el motivo por el que las sectas han evolucionado tanto.El hombre no puede vivir sin Dios y busca mil medios para tratar de encontrarlo. No achaco esta crisis a los avances de la ciencia,sino al vacío espiritual,motivado por la falta de fe,la soberbia humana y el materialismo. 5.- Nuestra actual civilizacón está cada vez más avanzada en tecnología y ciencia,avances unidos a una progresiva disminución de los valores éticos y morales.En muchas de las nuevas técnicas de ingeniería genética los seres humanos están siendo tratados como meros objetos experimentales,olvidando que el hombre es un acto creativo de Dios.(Se refiere a manipulaciones in vitro y clonación). La influencia de los medios de comunicación será positiva si la información es honesta. 6.- He tenido ocasión de presenciar en tres ocasiones distintas el fenómeno atmosférico conocido como la danza del sol,sucedido en Fátima el 13 de octubre de 1917,y que viene repitiéndose en numerosas manifestaciones marianas.El 2 de junio de 1984,en las apariciones de Prado Nuevo,el sol surgió repentinamente entre las nubes del cielo,proyectando rayos luminosos que cambiaban su tonalidad.Después giró con fuerza sobre su propio eje y se precipitó sobre la tierra,convertido en una bola de fuego.Frenó bruscamente su veloz caída,volviendo a remontarse hasta el firmamento.El fenómeno,que duró unos ocho minutos,fue contemplado por más de tres mil personas.(Un hecho así tenía que haberse contemplado en toda la superficie terrestre que fuera de día;el sol gira sobre su eje al compás que la Tierra orbita a su alrededor;por supuesto existe gravedad entre Sol y Tierra,etc.Físicamente no puede realizarse pues esta danza del sol). En el año 1987 presencié por segunda vez la danza del sol,en la pequeña aldea de Medjugarje,enclavada en la región croata de Bosnia-Herzegovina.En este lugar,el 24 de junio de 1981,Nuestra Señora se aparecía como Reina de la Paz,a fin de pedir a los hombres que se reconciliaran entre sí.La falta de fe no dio crédito a los angustiosos avisos que la Virgen comunicaba en su deseo de evitar que de Bosnia-Herzegovina pudiera surgir el chispazo que haría peligrar el futuro de la Humanidad. Por tercera vez volví a contemplar la danza del sol en el pueblo de Gibraleón,provincia de Huelva.En esta ocasión,con el afán de poder demostrar que lo que allí sucedía no se debía a una histeria de masas o a un hipnotismo colectivo,plasmamos el prodigio con una cámara de vídeo. Y 7.- Cristo,que no abandona a su Iglesia,envía en cada momento a aquel gobernante que mejor pueda regirla.Juan Pablo II reúne las dos condiciones que más se precisan en los tiempos en que vivimos.Es el más recio de los católicos,y tiene la valentía necesaria para luchar contra el mal en todos los frentes. Es un defensor de la vida,de la familia,de los débiles y de los necesitados.Su lucha en la ONU para evitar que salga victoriosa la sentencia a favor del aborto así lo acreditan.Posee plena potestad para ejercer su mandato con entera libertad.Su gestión no ha sido nunca polémica ni contradictoria.Es muy avanzada en lo social,pero nunca retrógrada,sino tradicional,en el campo doctrinal. No resulta sorprendente que a su alrededor se congreguen multitudes si se tiene en cuenta a quién representa,sin que esto reste mérito a su carisma personal.

Siete preguntas sobre religión (XI)

Escrito por rgonzalo 01-10-2005 en General. Comentarios (3)
Siete preguntas sobre religión (XI) 65. Vicente Pozuelo (1918),médico. 1.- Creo en Dios,absolutamente. 2.- Sí,creo que hay algo que sobrevive a la muerte corporal y que es lo mejor de nosotros mismos. 3.- Creo que Cristo es Dios. 4.- Hay una crisis grave en todas las religiones monoteístas.Existe una campaña contra los valores morales que representan esas religiones,con directrices políticas definidas. Los verdaderos científicos,técnicos,tienen en sí unos valores morales y un sentimiento religioso individual. 5.- La ciencia y la técnica concienciarán el sentido religioso español. 6.- Toda mi vida ha sido un milagro. Y 7.- Juan Pablo II es el hombre de Dios que necesita este tiempo.Ha conseguido movilizar las almas de los inocentes,de los oprimidos,de los que quieren encontrar la verdad.Creo que el Espíritu Santo eligió el mejor Papa para tan mal tiempo. 66. Gonzalo Puente Ojea,embajador y escritor. 1.- Los teólogos con algún pudor intelectual ya han abandonado la pretensión de demostrar racionalmente la existencia de Dios.La noción de Dios,en las religiones monoteístas –un Dios personal y creador-,es la mera extrapolación hasta el infinito del conjunto de atributos finitos y contingentes del ser humano.Dios,las hadas,etc.,carecen por igual de toda virtualidad cognoscitiva real,porque pertenecen a un universo mental del que puede decirse lo que se quiera.El mundo es todo lo que existe y nada más que lo que existe;y todo lo que puede explicarse tiene que explicarse por referencia a lo que hay en el mundo.Lo último es el conjunto de todo lo que hay,y sus principios de explicación están en lo que hay (Estratón). 2.- El estado actual de las ciencias resulta incompatible con la creencia en almas o espíritus como entidades objetivas,separables de los cuerpos,inmortales.La hipótesis de una dualidad alma-cuerpo,o espíritu-materia,es la pertinaz supervivencia de una de las invenciones más arcaicas y de mayores consecuencias en la historia humana.Todo lo que sucedía obedecía necesariamente,en opinión de nuestros antepasados,a la voluntad de un espíritu o ánima,sutil e invisible.La doctrina de la transmigración de las almas y el karma,se inscriben también en el marco del animismo.Introducida la confortadora hipótesis de un plan teleológico en el seno de la Naturaleza,el animismo-finalismo continuó siendo la plataforma sustentadora de toda religión. 3.- La existencia de Dios no llega a formularse en su generalidad si antes no se desvela la falsedad histórico-teológica de los fundamentos de la fe cristiana.El Jesús histórico fue seguramente un mesianista visionario que anunció patéticamente la llegada inminente del Reino de Dios en la tierra.Este visionario utópico creyó ciegamente en el oráculo escatológico-mesiánico como punto de arranque de una reconversión interior,que permitiera la realización plena de la ley mosaica.Anunció la venida del Mesías y creyó firmemente en la inmediata instauración de ese Reino por la mano de Yahvéh y la movilización de sus fieles.Sus expectativas palingenésicas concluyeron en su trágica ejecución por la autoridad romana,en Jerusalén,como sedicioso.Jamás fundó Iglesia alguna,ni instituyó sacramentos.Habría considerado sacrílega y blasfema cualquier atribución de cualidades de naturaleza divina a su condición de hombre. 4.- Las sectas,en su proliferación actual,son excrecencias de la marea irracionalista estimulada por el fracaso de los poderos políticos y sociales para aplicar el progreso científico y tecnológico en la mejora del bienestar material y de la educación,siguiendo pautas de efectiva justicia social y de verdadera tolerancia ideológica. 5.- Mi respuesta es afirmativa.Incluso los sectores más abiertos de la Iglesia bloquean la liberación de las mentes.Incluso los neocristianos reducen el contenido de su fe a la escueta creencia de que en la persona de Jesús manifestó Dios su presencia. 6.- La razón está sujeta a error,pero es la única facultad capaz de autoanalizarse,rectificarse o confirmarse.Sólo ella penetra en lo emocional para desvelar sus motivaciones y sus estructuras. Y 7.- Karol Wojtyla es un fiel intérprete de la dogmática católica y de la institución eclesiástica.Es también un representante típico de la Iglesia como poder.Es coherente al rechazar todo debate teológico que pueda poner en cuestión una sola letra del dogma. 67. Jordi Pujol (1930),político. 1.- Sí,creo en Dios. 2.- Sí.Sobrevivimos a través del alma y algunas de nuestras obras.Creo en la trascendencia. 3.- Sí. 4.- Crisis significa transformación,y todas las religiones se han ido transformando.El hombre desea creer en algo,y eso explica la proliferación de las sectas,en una época de desorientación. Los cambios científicos y tecnológicos afectan también al sentimiento religioso. 5.- Ya han influido,y espero que en el futuro influyan para hacerlo más sincero,más abierto y más profundo. 6.- El contacto con personas profundamente creyentes y de gran calidad humana. Y 7.- Es una personalidad fuerte,plenamente convencida de la actualidad de la Iglesia católica y de la trascendencia del mensaje cristiano.Tiene un carisma muy personal,es honesto y auténtico y sabe comunicar con la gente. 68. Luis Racionero (1940),escritor. 1.- Sí,pero no lo veo masculino ni patriarcal,sino más bien andrógino y panteísta. 2.- Sí. 3.- No.Fue otro hombre que alcanzó el nivel de conciencia crítica.Como Buda,Lao-tsé,Mahoma,etc. 4.- Las sectas proliferan porque el sentimiento religioso sigue vivo,pero no se canaliza por las religiones patriarcales monoteístas que se desprestigiaron con la Inquisición,el calvinismo o la noche de San Bartolomé. La ciencia restó credibilidad a las religiones hasta 1900,pero con la mecánica cuántica la materia se ha desnutaralizado y el materialismo ya no es la filosofía creíble como lo fuera en los siglos XVIII y XIX.Los científicos del siglo XX vuelven a ser religiosos,pero de una religión más taoísta o gnóstica. 5.- Ya han inluido.Las iglesias están más vacías que antes y los seminarios casi desiertos. 6.- Sí,estarme quieto y en silencio,parando la mente unos diez minutos cada día. Y 7.- Es una figura de los mass-media.La gente no renuncia al sentimiento religioso,y él lo representa. 69. Pilar Rahola (1958),política. 1.- Mi racionalismo me impide creer en mitos,y el concepto de Dios es un mito. 2.- No,más allá de la energía que representa toda materia. 3.- Cristo es el desdoblamiento del mito,su humanización para hacerlo más cercano e íntimo. 4.- La religión vuelve a estar de moda,e igual que las sectas vuelven a ser un retorno al dogma. La ciencia,la técnica y la interrelación entre los pueblos han hecho avanzar el progreso,pero también tecnificar las supersticiones. 5.- El sentimiento religioso español me parece más la expresión endémica del retroceso colectivo que no ningún sentimiento positivo.Es el que posibilitó la Inquisición y otras expresiones de oscurantismo. Si no se controla la televisión-basura podemos vivir la paradoja de estar instalados en un mundo cada vez más tecnificado y más tecnificadamente supersticioso e inculto. 6.- Si tengo terror a algo es al dogma,porque inmoviliza la inteligencia. Y 7.- Está situado en la esfera política,siendo fundamentalista y regresivo como Papa.Es un claro obstáculo al progreso humanístico.La superstición siempre ha movido multitudes.