Hechos religiosos

Francesc Mirabent Vilaplana

                        Capítulo 173.-  Francesc Mirabent Vilaplana

 

            A pesar de los trabajos de Esteban de Arteaga y algunos otros esteticistas de finales del siglo XVIII la estética española prácticamente no comenzó a desarrollarse hasta el siglo XX,y es cierto que sus fronteras son bastante confusas,como se pregunta Juan Plazaola en Introducción a la estética,1973 página 285.Los filósofos contemporáneos que se ocupan de estética en España han dado las más diversas respuestas sobre si la estética debe ceñirse al estudio de la experiencia estética,o ha de elaborar una metafísica de la belleza;debe limitarse al campo del arte,o ha de abarcar también a la belleza natural,pero nos encontramos todavía ante una cierta proliferación de estudios estéticos.Sin embargo no resulta sorprendente si tenemos en cuenta que España es patria de prestigiosos artistas,tanto en pintura y escultura como en arquitectura y música.

            Y la renovación estética comenzó en Cataluña,con Francesc Mirabent Vilaplana (1888-1952),heredero lejano en filosofía de Ramon Martí de Eixalà y Francesc Xavier LLorens i Barba,discípulo directo de Jaume Serra Húnter y José Jordán de Urries y Azara,autodidacta que llegó a ser un refinado erudito gracias a sus lecturas y viajes.Nació y murió en Barcelona,se doctoró en filosofía en 1927 y fue profesor de estética en la universidad de Barcelona desde 1943 hasta su muerte.Muy catalanista,redactó sus comunicaciones para los Congresos a que asistió en francés o en catalán,y escribió en catalán su obra principal:De la bellesa (1936).

            Francesc Mirabent Vilaplana aboga por una actitud estética susceptible de inspirar todos nuestros pensamientos y todos nuestros actos,incluso más allá de las experiencias propiamente artísticas;y esta actitud,en la que la intuición y el gusto ejercen una función liberadora,implica una opción moral a favor de una vida conducida bajo el magisterio de la razón.El sentimiento estético,donde convergen naturaleza y arte,es estudiado entonces en el juego,en el placer sexual,en la simpatía y en el amor,a la luz de Theodor Lipps,Karl Groos,los fenomenólogos,y también de los escoceses o eclécticos franceses,y todavía más de Inmanuel Kant.Para delimitar la beleza Francesc Mirabent Vilaplana se apoya principalmente en los axiologistas alemanes (en Max Scheler ante todo),al igual que en Henry Moore,W.R. Sorley,Alexander Baumgarten,Nicholas Laird,John B. Osborne,etc.Y según Francesc Mirabent Vilaplana es imposible que sepamos qué es exactamente la belleza,porque no tenemos ninguna definición que sea universalmente válida de ella;únicamente podemos intentar conocer las razones por las que encontramos bellos los objetos o personas.El valor estético es el más frágil de todos;su intencionalidad escapa tanto a la ciencia de las bellas artes como a toda normativa rígida.La belleza aparece como una aspiración a una existencia cualitativamente superior a la de todos los días.Con todo ya muy joven aprendí que belleza es lo que gusta al ser contemplado.

            Puede que a este idealismo estético se le plantee la objeción de ser utópico.Y Francesc Mirabent Vilaplana replica que,al contrario,el sentimiento de la experiencia estética evoluciona de una subjetividad inicial a una preocupación de realización plenamente objetiva,que no tiene nada de evasión.Es cierto que la belleza sigue siendo un enigma,pero su experiencia original incita a los seres humanos a vivir armoniosamente y a respetar al prójimo como una persona irremplazable.

            En su tesis doctoral Francesc Mirabent Vilaplana analiza con finura la constitución de la estética en los ingleses del siglo XVIII,vinculados al progreso del análisis psicológico a través del eufuismo y muchas otras doctrinas.Y subraya el equilibrio de esta tradición británica,donde el humor tempera el moralismo.En el resto de sus trabajos Francesc Mirabent Vilaplana estudia a particular a  Marie François Pierre Gonthier de Biran,Maine de Biran,la escurela de Edimburgo y a los pensadores catalanes,así como a Victor Cousin,Émile Boutroux y Henri Bergson.Y por la delicadeza de su juicio estético se le puede comparar a Jean Gaspard Félix Ravaisson-Mollien,crítico de arte,y a Jean-Marie Guyau.

            Obras:La estética inglesa del siglo XVIII (Barcelona,1927,tesis doctoral);De la bellesa (Barcelona,1936);Estudios estéticos y otros ensayos,2 volúmenes(Barcelona,1957-1958);L´escola escocesa i la seva influència en els filòsofs catalans del segle XIX (Barcelona,1928) y L´esthétique et l´humanisme (1848).

   http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/smile.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/mad.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/tongue.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/wink.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/frown.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/biggrin.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/confused.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/redface.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/rolleyes.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/cool.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/eek.gif

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: