Hechos religiosos

Pedro Laín Entralgo

                        Capítulo 131.-  Pedro Laín Entralgo

 

            El personalismo adquiere otro aspecto –el de la antropología de la esperanza- con Pedro Laín Entralgo (1908-2001),Rector de la universidad de Madrid durante mis dos primeros cursos universitarios en Salamanca,representante de la escuela madrileña del existencialismo,y de la teoría de la generación de José Ortega y Gasset.Fue un médico célebre,profesor de historia de la medicina,que se ocupó profundamente del misterio humano.Dejando aparte sus obras médicas (como Historia de la medicina,Claude Bernard y Ramón y Cajal,El médico en la historia,La relación médico-enfermo,Marañón y el enfermo,etc.) y sus trabajos consagrados a los problemas españoles (España como problema,Menéndez y Pelayo,A qué llamamos España,Las cuerdas de la lira,etc.),aunque unos y otros están penetrados de filosofía (así como su obra teatral Entre nosotros,réplica a Huis-clos,de puertas cerradas;de Jean-Paul Sartre),nos encontramos ante más de una docena de volúmenes antropológicos y sociológicos que expresan un humanismo filosófico de gran envergadura.Procedente de la Falange,aunque de su ala izquierda,como de derecha e izquierda fue mi profesor de latín y coetáneo de Laín Entralgo,Antonio Tovar Llorente,intérprete de Franco en su conversación con Hitler en Hendaya,y Rector de la Universidad de Salamanca durante mis dos primeros años de estudios,Pedro Laín Entralgo pronto evolucionó hacia el liberalismo,aunque sin concesiones demagógicas.Su prestigio fue grande y desbordó ampliamente la Academia Española y las Revistas en que participó (Escorial,Revista de Occidente,ABC,etc.).

            Nutrido especialmente de Platón,San Pablo,San Juan de la Cruz,José Ortega y Gasset,Xavier Zubiri y Martin Heidegger,y también de todo el humanismo,se benefició (como médico e hijo de médico) de la gran experiencia adquirida con sus enfermos,y conformó toda una sistemática de la esperanza,pues terapeuta es quien puede dilatar indefinidamente las esperanzas del paciente,y Pedro Laín Entralgo lo fue,volviendo a enmarcar la dimensión de la esperanza en la biología y la espera prerreflexiva;pero,cristiano convencido,la encuadra también en toda la perspectiva del creyente,que se eleva hacia la esperanza divina y sobrenatural.Y es más,como observa en el prólogo de su libro principal,La espera y la esperanza,:”la esperanza cristiana tiene que ser un misterioso,gratuito y sobrenatural acabamiento de la pasión y del hábito de vivir esperanzado”.Su vasta investigación (comenzada ya en 1954 en su discurso de entrada en la Academia Española sobre La memoria y la esperanza) estudia en primer lugar la esperanza cristiana a través de la Bíblia y San Pablo,trata después la esperanza moderna,más mitigada,por una parte en los católicos o en Michel de Montaigne,todavía catolizado,en los protestantes y,por otra parte,en los secularizados,en los agnósticos o en los desengañados (desde Marie Jean Antoine Nicolas Caritat,Marquis de Condorcet a Auguste Comte y Kart Marx,o a Giacomo Leopardi y Charles Baudelaire);pasa después a la crisis contemporánea (en Martin Heidegger y Jean-Paul Sartre) y a las tentativas de salvación de la esperanza debidas a Gabriel Marcel,Miguel de Unamuno,José Ortega y Gasset y Antonio Machado.Por último,en una extensa reflexión que ocupa múltiples páginas,Pedro Laín Entralgo elabora una antropología de la esperanza en continuidad con la cosmología universal,pero analizando sucesivamente proyecto,interrogación y espera.”La espera se hace esperanza genuina cuando el hombre confía,de un modo más o menos firme,en ser siempre y cuando descubre que aquello en que su confianza se apoya es el fundamento gratuito,creador y obsecuente de la realidad.La esperanza,en suma,sólo puede ser genuina siendo religiosa”.Es la beata spes de San Pablo.Y ¿no ha observado Otto Friedrich Bollnow que la esperanza natural es “la forma natural previa” a la virtud teologal de la esperanza?.

            Semejante actitud todavía se explica más,quizá,en Teoría y realidad del otro (Madrid,1961).En primer lugar el problema del “otro como otro yo” se estudia aquí en René Descartes y sus sucesores (“la razón solitaria”),en los ingleses sentimentalistas o utilitaristas (“el yo instintivo y social”),en Inmanuel Kant,Johann Gottlieb Fichte y Hugo Münsterberg (“yo moral”),en Georg Wilhelm Friedrich Hegel y en Karl Marx,en Wilhelm Dilthey,Theodor Lipps y Miguel de Unamuno,en Martin Heidegger,Marcel Proust,Jean-Paul Sartre,Karl Jaspers,Maurice Merleau-Ponty y pensadores más recientes.En segundo lugar intenta Pedro Laín Entralgo la síntesis,proponiendo sus soluciones:”Otredad y projimidad”.Se trata de una fenomenología,pero también de una metafísica del encuentro.Se nos presentan en primer lugar las instancias previas,el momento físico,el momento personal y las formas,al mismo tiempo que los presupuestos (metafísicos,psico-fisiológicos,histórico-sociales).Viene después la descripción del encuentro mismo y de sus formas (deficientes o totalmente acabadas),tales como el amor humano y la experiencia divina.Y la meditación acaba,por último,en el estudio del “otro como objeto”,del “otro como persona”,con un calderón final sobre la comunicación amorosa (a base de co-religación,a la luz de Xavier Zubiri).

            En esta línea es preciso señalar con qué finura ha analizado el humanismo de Pedro Laín Entralgo la amistad (Sobre la amistad,1972),el ocio,el trabajo y la fiesta (El ocio y el trabajo,1960),la curación por la palabra (La curación por la palabra en la Antigüedad clásica,1958),la “empresa de ser hombre sólo,en el tiempo,o en los demás” (La empresa de ser hombre,1958),el fenómeno de las generaciones (La teoría de las generaciones;La generación del 98),etc.Habría que hablar de su obra colectiva (en once volúmenes):Persona y comunidad;Filosofía,sociología,medicina.Y nos remitiremos también gustosamente a sus Páginas preferidas (1958),Teatro del mundo (1986),La esperanza en tiempos de crisis (1993) y ¿Qué es el hombre?;y a dos de sus comentaristas:Helio Carpintero en Cinco aventuras españolas y Francisco Soler Puigoriol en El hombre,ser indigente:el pensamiento antropológico de Pedro Laín Entralgo.

   http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/smile.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/mad.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/tongue.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/wink.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/frown.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/biggrin.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/confused.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/redface.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/rolleyes.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/cool.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/eek.gif

Comentarios

Estoy realizando mi Tesis de Licenciatura en Letras en la Universidad Católica Argentina y necesitaría acceder al discurso de ingreso en la RAE, "La Memoria y la esperanza". ¿Podrías, por favor, informarme cómo puedo conseguirlo desde Argentina? Muchas gracias.

Añadir un Comentario: