Hechos religiosos

Eugenio d´Ors

                        Capítulo 120.- Eugenio D´Ors

 

            Si bien el pensamiento existencial y el raciovitalismo ocupan un lugar destacado en la España contemporánea,el intelectualismo espiritualista,al hilo de la tradición clásica y católica,está igualmente representado por un filósofo célebre pero solitario,que conoció un gran prestigio europeo en los años veinte.Se trata de Eugenio d´Ors,creador de un espiritualismo teísta que él llama el pensamiento figurativo,o también la filosofía de la razón armónica,y que está entre el pensamiento abstracto y el concreto o fenomenológico.Desde un terreno artístico ha llevado pues Eugenio d´Ors a la filosofía una de las exigencias del tiempo,integración existencial de lo abstracto y lo concreto.Propugna con ello una revolución kepleriana de la filosofía,con un eje elíptico,bifocal,más elástico,para coordinar,no eliminar ni identificar,los contrarios,razón,vida,racionalismo,pragmatismo;razón-intuición vienen a articularse en el seny catalán.Pues entre la continuidad física que hace insolubles los argumentos de Zenón de Elea,y la eliminación del espacio por el tiempo,bergsoniano discontínuo y cualitativo,Eugenio d´Ors elige el esquema espacio-tiempo de la teoría de la relatividad;ni intuición pura ni inteligencia abstracta;ni ciencia eleática ni irracionalismo bergsoniano,sino matemática pitagórica.Por lo que substituye los principios de contradicción y de razón suficiente por el principio de participación (todo contradictorio es también algo su opuesto) y el de función exigida (todo fenómeno está en relación con otro anterior,concomitante o posterior);el segundo va derechamente contra la rigidez cósmica del mecanicismo introduciendo el orden,la concordia y la finalidad.En el terreno antropológico ha desarrollado su tesis característica de la angelogía.El ser humnano es cuerpo,alma y ángel;vivir es gestar un ángel para alumbrarlo en la eternidad.El ángel es figurativamente el núcleo principal de cada ser humano,símbolo de su destino,inspiración de su vida y empleo de su libertad.Y son especialmente valiosas las aportaciones de Eugenio d´Ors a la filosofía de la cultura y del arte,con su morfología de la naturaleza y de la cultura,con sus ideas sobre las constantes históricas y sobre la política como pedagogía y misión.

            Perteneciendo también a la generación del 98,Eugenio d´Ors,Xenius (1882-1954) nació el 28.9 en Barcelona,en el seno de una familia catalana acomodada,y murió el 25.9 en Villanueva y Geltrú.Se sintió siempre marcado por su región natal.Sus estudios de Derecho,en Barcelona,se desenvolvieron en el ambiente naturalista del modernismo;pero Eugenio d´Ors no tardó en reaccionar,fundando con sus amigos el Noucentisme,movimiento catalanista de los primeros años del siglo XX,antirromántico y antirregionalista,que pretendía ser clásico y abierto a lo universal.Siendo estudiante en La Sorbona escuchó con avidez a Henri Poincaré y a Émile Boutroux.Después completó su formación europea en Bruselas,Heidelberg,Ginebra y München.En 1913 se doctoró en filosofía en la universidad de Madrid,pero chocó con José Ortega y Gasset y José Martínez Ruiz,Azorín,por lo que no pudo conseguir cátedra en la Univesidad Central,y se consagró al periodismo,espacialmente en La Veu de Catalunya,donde poco a poco fue publicando los innumerables artículos de su Glosario con el pseudónimo de Xenius.Siendo ya padre de familia compuso la novela La bien plantada (1911),que traza un retrato de la mujer catalana;ensayos de arte como Tres horas en el Museo del Prado,y estudios históricos como Vida de los Reyes Católicos.Desde 1913 a  1919,siendo secretario general del Institut d´Estudis Catalans y director de Instrucción Pública en la Mancomunidad de Catalunya,enseñó filosofía en Barcelona.

            Después de pronunciar conferencias en Hispanoamérica y en Portugal,en 1921 Eugenio d´Ors fijó su residencia en Madrid,donde ejerció la enseñanza en la Escuela Social,al tiempo que estaba a cargo de la cátedra Luis Vives de Valencia.Desde 1927 a 1934 representó oficialmente a España en el Institut de Coopération Intellectuelle de París,y publicó en francés diversas obras.

            Partidario de Franco,reorganizó la enseñanza en la zona nacionalista,fundó el Instituto de España y fue director general de Bellas Artes,sin dejar de viajar a Hispanoamérica.En 1953 fue nombrado profesor de la universidad de Madrid,y mantenedor de la Academia de Juegos Florales de Toulouse,siendo nombrado doctor honoris causa de la universidad de Aix-Marseille y participando en numerosos coloquios.Murió en Sant Cristòfol de Vilanova,localidad costera del sur de Barcelona,y fue enterrado en Villafranca del Penedès.A despecho de sus vicisitudes políticas sigue teniendo gran renombre en toda la Hispanidad.

            El pensamiento de Eugenio d´Ors comienza refutando cualquier naturalismo,cualquier vitalismo y cualquier historicismo,incluso en la forma edulcorada que le diera José Ortega y Gasset.Según Eugenio d´Ors es preciso que se entable el combate de la claridad contra la oscuridad,y a esta lucha denominó heliomaquía en el prólogo del Nuevo Glosario;es decir,la lucha que libra el sol contra la noche oscura.De este modo reflejó la vocación de la reflexión mediterránea y catalana,que se inspira ardientemente en fuentes griegas.En consecuencia nos está prescrito conjurar todos los demonios de las fuerzas tenebrosas,que se agitan sórdidamente en el turbio mundo de los impulsos y de lo vital.La razón debe negar toda prepotencia a lo irracional,e imponer su imperio por doquier,como la forma debe modelar a su manera a la materia.De ahí un racionalismo nuevo,que integrará en una amplia inteligibilidad todos los fenómenos del universo,externos e internos,históricos y metahistóricos.

            Esta filosofía,que proclama la irreductibilidad y primacía del espíritu,contra el materialismo e incluso contra el positivismo,siente la preocupación constante,a semejanza del parmenidismo,de reducir la multiplicidad a la unidad,valor supremo que,en última instancia,constituye la esencia misma de un Dios creador y providente.A este efecto Eugenio d´Ors propuso una dialéctica muy atractiva,que implica el diálogo,la intercomunicación con los demás hombres y con todos los seres del cosmos;por lo demás,este diálogo puede,en ocasiones,prescindir de la dualidad de las voces,siendo diálogo cuando,de cualquier manera,el autor toma en cuenta el pensamiento ajeno y lo incorpora al propio,o bien establece entre ellos dos un modo,sea como fuere,de oposición o contraste.Y precisamente para evitar todo dogmatismo monologante,es saludable la intervención de la ironía en el dinamismo de la actividad filosófica.

            Más allá de todo pragmatismo el conocimiento sólo debe tender a la verdad y no a la utilidad o a lo tónico;pero la verdad es fructífera para todos y su sola irradiación basta para animar los corazones.

            Desde esta misma perspectiva lo eterno está por encima de la duración y de lo temporal,del mismo modo que el orden debe privar sobre el desorden.Por lo que es cierto que Henri Bergson hizo muy bien al distinguir el espacio del tiempo;pero es necesario ir más lejos que él y elevarnos a la noción sintética del espacio-tiempo,introducida por los físicos atómicos y por los electrónicos,en un marco matemático y neopitagórico,como en el tercer saber de Albert Einstein.

            De ello se infiere que debemos considerar caduco el antiguo racionalismo,paralizado,mecanicista y ciegamente necesitarista.El racionalismo inédito,que está por constituir,abrazará el curso cambiante del devenir.En lugar del círculo inmemorial hay que buscar la elipse de la razón,con sus dos núcleos,la inteligencia (sobre todo la lógica y prospectiva) y la vida (donde reinan la continencia y lo imprevisto).En este audaz movimiento consiste precisamente la reforma kepleriana de la filosofía,que hace uso de una razón intuitiva y flexible,ajena por completo a la escolástica,al cientificismo y al dilectantismo decadente.Semejante reforma exige el surgimiento de principios nuevos:en lugar del principio de identidad,minado por la ciencia del siglo XX y por la filosofía más reciente,se optará por el principio de participación,basado en la síntesis y en la jerarquía,mucho más flexible para ajustarse mejor a la complejidad de lo real;en lugar del principio de razón suficiente,arruinado por Émile Boutroux e incapaz de garantizar la finalidad del mundo,se adoptará el principio de función exigida,según el cual el universo no es una máquina,sino una sintaxis,cuya ley se llama concordancia.Gracias a esta búsqueda de armonía entre la totalidad,devotamente perseguida,y los elementos trabajados por fuerzas centrífugas y perniciosas,la razón se elevará de esta suerte a un plano superior e imprimirá sus esquemas configuradores en todas las cosas.En resumen,la filosofía será configurativa o no será.

            Esta dialéctica nos conduce,en primer lugar,a una poética,por la que el ser humano actúa en tanto que ser espiritual pero encarnado.La poiesis presenta tres aspectos:el saber,el trabajo y el juego;mientras generalmente sólo se piensa en el homo sapiens y el homo faber.Eugenio d´Ors subraya particularmente la importancia del homo ludens,la actividad lúdica,gratuita en apariencia,constituye de hecho,según d´Ors,como para Friedrich Schiller,la actitud más elevada del ser humano,aunque en la medidas en que esté sostenida y garantizada por una axiología estético-ética.En suma,el ser humano sólo se realiza verdaderamente si asume estas tres formas activas de autoafirmación,que emanan de la voluntad de misión del animal racional.

            Sin embargo la vocación propia del ser humano,dotado de voluntad y hambriento de trascendencia,todavía exige más de nosotros;el superconsciente nos incita apremientemente a elevarnos hacia la trascensdencia,alzándonos hasta el grado de la persona,que nos es posible realizar y desarrollar al máximo;esta tarea privilegiada consiste en responder adecuadamente a la llamada del ángel.Eugenio d´Ors admite,en efecto,en el compuesto humano una tripartición original:el subconsciente,los apetitos del cuerpo;el consciente,las funciones del alma y el superconsciente,el espíritu o ángel,qua nos arranca de lo terrestre para llevarnos hacia lo uno,hacia Dios.La angelogía orsiana ha suscitado muchas interpretaciones,pero su significación innegable parece ser,si no propiamente teológica,al menos teísta.

            Pero la dialéctica también ejerce su impacto sobre nuestra sensibilidad con respecto al entorno y al mundo;ese es el lugar de la patética en el sistema orsiano.Las percepciones son ilusorias;los conceptos resultan convencionales,pero las ideas,las visiones auténticas que nuestro espíritu capta de las cosas,gracias a la intuición racional y eidética,son válidas y plenamente justificadas.Así es como nos proporcionan el descubrimiento del mal,como destrctor,y del pecado como desviación de nuestra misión,específicamente moral e incluso religiosa.

            Eugenio d´Ors remata la antropología y la metafísica con una trascendente filosofía de la historia,que él representa como la lenta marcha de la cultura,opuesta a la naturaleza e informada por la religión,a través del largo transcurrir de los siglos.Más allá de la historia de acontecimientos este filósofo barcelonés se interesa por el sentido de la historia,que en su opinión es el difícil,pero real,progreso milenario de la cultura.Hostil al historicismo,como a las metahistorias arbitrarias (a la manera de Georg Wilhelm Friedich Hegel),al fatalismo y al absurdismo,que invoca perpetuamente el azar y el sin sentido,Eugenio d´Ors estima que en historia no existe la pura indeterminación,pero que tampoco existen las leyes en el sentido estricto del término.La historia no es ni un caos ni una máquina;a imagen del universo,es una sintaxis,inteligible,aunque no racional propiamente hablando.Se descubren así correlaciones funcionales entre los acontecimientos históricos;por ejemplo,el arte barroco es una función exigida por la Contrarreforma,y a la inversa el orden de los edificios del paladio es correlativo de la sistemática tricotómica de Carlos Linneo.

            Estos fenómenos históricos corresponden a constantes intemporales que Eugenio d´Ors denomina eones.Se trata de arquetipos,susceptibles de resucitar en muchas ocasiones,en el devenir del tiempo,y que Eugenio d´Ors define diciendo que un eón es una idea que tiene biografía.Todo eón es más abstracto que un concepto,pero menos individual que un hecho histórico.Eugenio d´Ors estudió diversos eones,que las más de las veces presentan una estructura dual:lo viril y lo femenino,el lenguaje y el silencio,la fuerza y la dulzura,el orden y el desorden,la autoridad y la anarquía,lo clásico y lo romántico,el imperio y la dispersión,lo ecúmeno y lo exótero,etc.Junto a los eones se presentan también los agentes del devenir histórico,que no son los héroes ni las masas populares,sino las sociedades de pensamiento,los clubs,los cenáculos,las minorías organizadoras según expresión de Carlos Linneo.La historia constituye una sempiterna alternancia de epifanías,de apariciones de lo suprahistórico en el seno de la evolución plurimilenar.A despecho de todos los avatares el mundo se eleva hacia el imperio universal;todos los separatismos,nacionalismos o regionalismos no hacen más que retrasar esta ascensión y actúan como estorbos o desviaciones.Condena también el paganismo de Juliano el Apóstata,que intentó oponer su universalismo politeísta incompleto (pues se limitó al Imperio Romano) al universalismo completo de los cristianos.

            De ello se infiere una estética muy comprometida,pero sutil y brillante.La morfología que Eugenio d´Ors postula estudia minuciosamente los repertorios de las dominantes formales que son los estilos y que proporcionan la clave de lo bello.Las formas se hallan reunidas en diversos haces,coherentes y consecuentes,que se reproducen en el devenir con grandes intervalos de tiempo,según modalidades diferentes,y que engendran otras tantas escuelas o estilos.De este modo la cúpula va asociada a la monarquía y al melodrama italiano de Claudio Monteverdi;el campanario medieval o el campanil van unidos a la feudalidad guerrera;el claroscuro de Rembrandt Harmenszonn van Rijn se asocia al protestantismo;la forma e pensar de Luis Vives y de San Juan de la Cruz están en conexión con el arte plateresco;etc.

            Cabe cuestionar el fundamento de la grandiosa tentativa unitaria de Eugenio d´Ors,de quien Emilio Rojo Pérez escribe que la intención va derecha a una restauración del intelectualismo que es el nervio de las tradiciones de Occidente;pero será un intelectualismo postpragmático que tenga en cuenta el pragmatismo.Como Antoine-Augustin Cournot,a quien invoca,Eugenio d´Ors busca un equilibrio y un término medio entre René Descartes y Henri Bergson.Pues podemos preguntarnos si su proyecto,bastante discutible desde un punto de vista pluralista,no se ha visto comprometido por a prioris y reaccionarios,y por exceso de sistematismo.Con  todo,dada su escrupulosa preocupación por los logros de la ciencia contemporánea,su profundo respeto por la razón y su apolonismo (oportunamente adversario del dionisismo desenfrenado de nuestra época),su visión de la historia como un encadenamiento esclarecido gracias a la aspiración a lo divino,y dado también su culto a los valores ancestrales,cuya validez ha quedado demostrada,el pensamiento figurativo resulta,a fin de cuentas,sugestivo e innovador;seduce particularmente a las conciencias delicadas,que aspiran a un neoespiritualismo dotado a la vez de trascendencia y de inserción en el siglo.

            Obras:Glosari (Barcelona,1906-1910);Nuevo Glosario (Madrid,1920-1943);Novísimo Glosario (Madrid,1946);Las aporías de Zenón de Elea y la moderna noción del espacio-tiempo (Madrid,1913);La filosofía del hombre que trabaja y la filosofía del hombre que juega (Barcelona,1914);Grandeza y servidumbre de la inteligencia (Madrid,1918);Religio est libertas (Madrid,1925);Una primera lección de filosofía (Madrid,1927);Las ideas y las formas (Madrid,1928);La concepción cíclica del universo (Barcelona,1918);La civilización en la historia (Madrid,1935);Du Baroque (París,1936);Introducción a la vida angélica (Buenos Aires,1939);Teoría de los estilos (Madrid,1941);Estilos de pensar (Madrid,1945);El secreto de la filosofía (Barcelona,1947) y La ciencia de la cultura (Madrid,1964).

http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/smile.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/mad.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/tongue.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/wink.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/frown.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/biggrin.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/confused.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/redface.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/rolleyes.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/cool.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/eek.gif

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: