Hechos religiosos

Las polémicas con los escolásticos

                        Capítulo 77.- Las polémicas con los escolásticos

           

            Historia de la Iglesia y del mundo,desde su creación al diluvio ( Madrid,1713),de Gabriel Alvarez de Toledo y Pellicer,en el que interpreta el Génesis según la teoría atomista,motivó que fray Francisco Polanco (1657-1720),de la Orden de los Mínimos,escribiera Dialogus physico-theologicus contra Philosophiae Novatores,sive thomista contra atomistas,tomo IV de su Cursus philosophicus ad mentem Angelici Praeceptoris (Madrid,1714),aunque más que contra los atomistas es un ataque al sistema cartesiano.Su repercusión en los medios atomistas españoles fue considerable,pues llevó el diálogo al terreno de la religión.Diego Mateo Zapata comprendió el peligro que se cernía sobre los novatores,y envió un libro de Polanco al religioso francés Jean Saguens,en Toulouse,también de la Orden de los Mínimos,maignanista,que publicó Atomismus demostratus et vindicatus ab impugnationibus philosophico-thelogicis Rev. P. Francisco Polanco (Tolosa,1715),en el que intentó refutar a Polanco.Este libro confortó a los partidarios españoles del maignanismo,y en 1716 apareció Diálogos philosophicos en defensa del atomismo,y defensa a las impugnaciones aristotélicas del Rev. P. Fray Francisco Polanco (Madrid,1716),del P Juan de Nájera,también de la Orden de los Mínimos,aunque lo publicó con el pseudónimo de Alejandro de Avendaño.El libro iba precedido de una extensa Censura de Diego Mateo Zapata,en que defiende los mismos argumentos que Juan de Nájera en pro de las doctrinas modernas;y en el libro iban también cuatro Cartas,1)de Antonio Dongo,uno de los cuatro bibliotecarios con los que Felipe V fundó la Biblioteca Nacional de Madrid,a Pedro José Miranda Elizalde y Ursúa,catedrático en la universidad de Alcalá de Henares;2)la contestación de éste;3)del P.Juan de Nájera,esta vez firmada por Francisco de la Paz,profesor teólogo,dirigida a Polanco;y 4)la respuesta de éste.Más tarde Juan de Nájera escribió Maignanus redivivus,sive de vera quidditate accidentium manentium in Eucaristía,juxta novoantiquam Maignani doctrinam.Disputatio physico-theologica in tres partes divisa (1720),donde defiende la doctrina maignetista sobre las especies eucarísticas.Pero ya sabemos que posteriormente Juan de Nájera abandono el atomismo y se pasó al escolasticismo ortodoxo con Desengaños filosóficos (Sevilla,1737).

            Diego Mateo Zapata logró pues movilizar a Saguens y a Juan de Nájera en su favor,marginando a fray Francisco Polanco,y publicando la referida Censura en los Diálogos de Juan de Nájera,de más valor que el libro de Juan de Nájera,pues expresa las actitudes y doctrinas de los novatores,protestando de que Francisco Polanco les llame cartesianos;elogiando a Descartes y resumiendo sus doctrinas,especialmente la de la insensibilidad y automatismo de los animales;y recordando las disputas que había sostenido con Francisco Polanco en diversas tertulias de Madrid,una tarde en casa del conde de Villablina,sobre la definición aristotélica de substancia,y otra en la del conde de Salvatierra,sobre la incompatibilidad de las formas materiales substanciales con las transformaciones de la medicina espagírica.

            En definitiva la Censura de Diego Mateo Zapata va dirigida a confirmar la importancia de la física para el progreso de la verdad y de la ciencia,postrada en el aristotelismo acrítico que aún imperaba entre muchos de sus contemporáneos.

            Y la segunda disputa a que vamos a referirnos es la sostenida por Juan Martín de Lessaca y Diego Mateo Zapata.

            Juan Martín de Lessaca,médico del cabildo catedralicio de Toledo y antiguo catedrático de medicina en Alcalá de Henares,enemigo del cartesianismo y de Diego Mateo Zapata,publicó en 1717 Formas ilustradas a la luz de la razón,con que responde a los Diálogos de don Alexandro de Avendaño y a la Censura del Dr. D. Diego Mateo Zapata (Madrid,1717),en pro del aristotelismo y en contra de Diamantino escudo atomístico,de Eufemio Nicolás de Guzmán.Al que respondió Diego Martín Zapata con Ocaso de las formas peripatéticas,que pretendió ilustrar a la luz de la razón el doctor Juan Martín de Lessaca,redactada antes de 1724.Que impugnó Juan Martín de Lessaca en Colirio filosófico aristotélico y Ocaso de las formas aristotélicas.Sin que respondiera ya Diego Mateo Zapata,por haberle acusado de judaizante la Inquisición;por lo que se le condenó a un año de prisión,diez de destierro y confiscación de la mitad de sus bienes.Por otra parte,como el Ocaso de las formas aristotélicas coincide con las ideas desarrolladas en la Censura,basta decir que Diego Mateo Zapata fue consciente de la dificultad de los novatores en un país de aristotélicos.Aunque Zapata defendió la nueva física,con defensa del eclecticismo,en lo que implica de libertad.

            A partir de 1724 las tendencias maximalistas de novatores y aristotélicos dieron pruebas de comprensión y tolerancia mutua,perdiendo rigidez los escolásticos y razonando ambos con más moderación.Los cursos filosóficos dictados a partir de 1721 volvieron a ser escolásticos,como el Cursus Philosophici (1724) del P.Lossada,Medulla Philosophiae (1728) de fray José del Espíritu Santo o Artius Cursus (1738) de fray Buenaventura de San Agustín.Y ya sabemos que el propio Juan de Nájera retiró muchas de sus afirmaciones atomistas,en compromiso con el escolasticismo que demuestra sus Desengaños filosóficos (Sevilla,1737),en los que defiende que los sistemas filosóficos modernos,excepto el cartesiano,pueden reducirse al aristotélico,mediante la distinción de acto y potencia.Con lo que ataca al cartesianismo,aceptando el resto de los sistemas filosóficos modernos;se muestra muy complaciente con Gassendi,y su propuesta doctrinal viene a ser un atomismo camuflado de hilemorfismo verbal.Defendiendo el tercer Desengaño la prioridad de la filosofía escolástica,aunque tras despojarla de sutilezas metafísicas,y añadiendo experimentos.

            Y el representante más eminente,entre los escolásticosde las nuevas tendencias conciliadoras fue Luis de Lossada (1681-1748),nacido en Quiroga (Asturias) y fallecido en Salamanca.Teólogo y filósofo,jesuita desde 1698,profesor de teología,filosofía y Sagrada Escritura en Salamanca,autor de Vida y virtudes del PG Dutari (1720),e Institutiones dialecticae o Summulae,introducción a su Institutiones Collegii Salmanticensis,in tres partes divisus (1724),en los que sigue en muchos aspectos a Suárez,y a veces demuestra vena satírica,por lo que el P.Isla los incluyó en su novela Historia del famoso predicador Fray Gerumdio de Campazas,alias Zotes (1758).Y sus tres partes son:1)filosofía racional,2)filosofía natural y 3)De generatione et corruptione;De mundo,de coelo y De elementis;De anima y cuatro disputas metafísicas.En la filosofía natural acepta muchos planteamientos de los novatores,con mentalidad escolástica,aunque aceptando las opiniones modernas que le parecen razonables.Lossada marcó la pauta del pensamiento escolástico posterior,entre ellos el del P.Juan Briz,dominico,autor de Mundus peripateticus restitutus a nuperis ejus impugnatoribus vindicatus (Madrid,1758).

            Lo dicho demuestra que las nuevas tendencias filosóficas se iban extendiendo,incluso entre los escolásticos.especialmente entre los jesuitas:Ferrusola,Abad,Idiáquez,Aymerich,Cerdá.Manente y Pou.Y en la nueva universidad de Cervera.

            Pero no todos los escolásticos terminaron por asimilar los planteamientos modernos,pues algunos fueron escépticos,y empíricos,como el médico madrileño Martín Martínez (1684-1734),que ya conocemos.Autor de Philosophia séptica,extracto de la physica antigua y moderna,recopilada en diálogos entre un aristotélico, Cartesiano,Gassendisto y Sceptico,para introducción de la curiosidad española (Madrid,1730) y Medicina sceptica (1735).Defensor de un escepticismo racional que busque las causas de los sucesos,con la experiencia como criterio en lo que no sea de fe.Antiescolástico y antiaristotélico,que quiere liberar la teología de la razón,por lo que es erasmista.Escepticismo que en esta época compartieron también Antonio Sebastián Cortés,el citado Antonio Dongo,Cristóbal Suárez de Figueroa y Gabriel Marín de Moya.

            Resumiendo:Las dos grandes corrientes filosóficas de la primera mitad del siglo XVIII fueron el escolasticismo y tendencias modernas,entre allas el atomismo gassendista,el maignanista y actitudes eclécticas y escépticas como fue la filosofía de los novatores.

   http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/smile.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/mad.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/tongue.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/wink.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/frown.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/biggrin.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/confused.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/redface.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/rolleyes.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/cool.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/eek.gif

           

 

           

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: