Hechos religiosos

El arbitrismo

                        Capítulo 71.- El arbitrismo

 

            Los economistas fueron los primeros que apreciaron la decadencia histórica de la que hemos hablado en los dos capítulos anteriores,llamándose arbitrismo el movimiento que creó una literatura coetánea tendente a diagnosticar y poner remedio a esa decadencia.Originó una abundante literatura satírica,que dio al arbitrismo un carácter peyorativo,como el Coloquio de los perros (1613) de Cervantes,pero el arbitrismo adquirió carta de naturaleza a partir de 1620.El vocablo deriva de arbitrio en el sentido de expediente financiero o proyecto extravagante,por lo que arbitrista era el que aplicaba esos expedientes o proyectos para remedio de los problemas económicos de la Hacienda pública.En el siglo XVIII el Diccionario de Autores recogió esa acepción,e identificó el término arbitrista con el que “discurre y propone medios para acrecentar el erario público,o las ventas del príncipe”.El matiz peyorativo deriva de que muchas veces los arbitristas perjudicaban al príncipe,y eran gravosos para la Hacienda pública.Y en ese sentido se refirieron al arbitrismo Cervantes,Lope de Vega,Salas Barvadillo o Quevedo,quien hizo la más dura crítica contra los arbitristas en La hora de todos,o la fortuna con seso (1636),donde los considera fuego y Anticristos.

            Fue pues ese texto el que más colaboró a la mala fama que tuvieron los arbitristas,hasta que autores como Earl J. Hamilton,José Larraz,José Antonio Maravall,Fabián Estapé o Pierre y Jean Vilar los consideraron representantes del pensamiento económico,analizadores de precios y cambios,técnicos en la contabilidad nacional,e incluso denunciantes de la mayor parte de los males que arruinaron a España.Desde estos autores los arbitristas fueron considerados pues economistas,aunque se hizo distinción entre los forjadores de quimeras por ilusos,y los honrados estudiosos y consejeros sobre hacienda y economía.Si ha prevalecido la mala fama de los arbitristas ha sido pues por la preponderancia de la literatura,que pudo reflejar arbitristas usureros en la época,que se transformaron en estudiosos de la economía y la hacienda más tarde;siendo en esta segunda época cuando el arbitrista fue ya un autor preocupado por la economía nacional,apasionados estudiosos de la decadencia nacional,que buscaron medios de detenerla.

            Podemos considerar antecedente del arbitrismo a Martín González de Cellórigo  cuando arbitrismo es ya el nombre genérico que se da a una corriente de pensamiento político y económico desarrollado especialmente en la Corona de Castilla,durante la segunda mitad del siglo XVI y todo el XVII,que puede considerarse la primera literatura económica precedente del mercantilismo.Arbitrio era la medida que el rey tomaba en beneficio del reino,y arbitrista quien dirigía un memorial al rey solicitando arbitrios.Esta literatura memorialista se incrementó con la crisis del siglo XVII,y los términos arbitrio y arbitristas terminaron siendo considerados despectivos por equivalentes a dictámenes disparatados,aunque entre ellos hubo personajes lúcidos (Luis Ortiz,Sancho de Moncada,Tomás de Mercado,Pedro Fernández de Navarrete,Jerónimo de Cevallos,Mateo López Bravo,Andrés Velasco,Gaspar Gutiérrez,fray Benito de Peñalosa.Francisco Martínez de la Mata,Gil de Córdoba,capitán Diego Ramírez,José Pellicer de Osan,Diego de Saavedra Fajardo,Miguel Alvarez Osorio y Redín,Miguel Caxa de Leruela,etc),por lo que entenderemos por arbitrismo el estudio de la decadencia económica española de la época,y los remedios para superarla.

            Martín González de Cellórigo,ovetense,estudió en Valladolid y fue abogado de su Real Chancillería.Continuó las ideas económicas de la Escuela de Salamanca,y dirigió dos memoriales al futuro Felipe III,señalando que la inflación provocada por la llegada de la plata americana era la principal causa de los males del reino,ya que el dinero en circulación debía limitarse a la cantidad de transacciones producidas.Estaba convencido de que la riqueza sólo crece “por la natural y artificial industria”,y las operaciones especulativas y los privilegios administrativos empobrecían al reino,generando abandono de los oficios y actividades productivas.Su principal obra es Memorial de la política necesaria,útil restauración de la república de España y estados de ella,y desempeño universal de estos reinos (Valladolid,1600).En ella se manifiesta conocedor de Bodín y de Botero,heredero de la Escuela de Salamanca.Basándose pues en el cuantitativismo de esa Escuela,Cellórigo manifiesta su repulsa ante la pasión del oro y la plata,y propugna el trabajo y las industriosas virtudes.Su desprecio por el oro y la plata no es pues consecuencia de una actitud puramente moral,sino de haber observado las nefastas consecuencias económicas de la acumulación de monedas y metales.Frase suya es “el mucho dinero no sustenta a los Estados,ni está en él su riqueza.En buena política la cantidad de dinero no sube ni baja la riqueza de un reino,y el mucho dinero sube las rentas e impuestos,las mercancías y contratos.La verdadera riqueza no consiste en mucho oro y plata”.La creencia de que los economistas españoles y portugueses de esta época  propusieron conservar los metales preciosos (bullonismo) ha sido pues una opinión sin fundamento.

            Sancho de Moncada.Fundador de la economía política,defendió que los problemas económicos sólo son eficaces si se ejecutan desde el punto de vista del Estado,pues sólo las economías nacionales son unidades económicas autónomas.Fue catedrático de Sagrada Escritura en la universidad de Toledo.En 1619 hizo unos Discursos que serían reeditados en 1746 como Restauración política de España.,precedidos por una Suma de ocho discursos (1619).Los escritores del siglo XVIII le consideraron padre de los economistas españoles,y José Luis Sureda dijo que se adelantó en 70 años a Leibnitz.Ahonda en la teoría cuantitativa del dinero y representa el modelo español más completo del mercantilismo.Señaló las debilidades de la economía española,la penuria de la Hacienda y la invasión de productos extranjeros,denunciando que el reino se hubiera convertido en deudor de potencias extranjeras.Propuso pues un severo proteccionismo,supervisado por la Inquisición,y promocionar la industria.Su libro fue fuente de inspiración de la rama científica de la literatura arbitrista,y opinó también que la decadencia española se debió a la importación de metales preciosos,que hizo elevar los precios de las manufacturas,por lo que de economía de exportación pasamos a economía de importación.Propuso pues no sacar materias primas y prohibir la entrada de manufacturas extranjeras.También nacionalizar la industria y el comercio,desarraigar el fraude y la ineficacia,que el producto de las rentas no estuviese en manos de prestamistas extranjeros y reducir las alcabalas a un impuesto único sobre los cereales.Pertenece a la Escuela de Toledo (1615-1630).Defendió la nacionalización de la vida económica y política.

            Miguel Caxa de Leruela y Martínez de Mata (1592- ¿).Natural de Palomera,burgo de Cuenca,Publicó Discurso sobre la principal causa y reparo de la necesidad común carestía general y despoblación de estos reinos (1631),un estudio centrado en el lamentable estado de la agricultura como una de las principales causas de la despoblación y de la decadencia españolas,que amplió y reelaboró en Restauración de la antigua abundancia de España o Prestantísimo,único y fácil reparo de su carestía general (Nápoles,1631).Fue nieto de Juan Bautista Caxa,noble,y comenzó su actividad profesional hacia el 1600 como abogado y juez,siendo alcalde mayor entregador de La Mesta desde 1623 a 1625, y fiscal de la Regia y General Visita de Nápoles.Defendió,por eso,la protección de los ganados y la Mesta como rápida solución a la decadencia económica que soportó España en el primer tercio del siglo XVII.Su propuesta fue una nacionalización de los pastos y la concesión a cada campesino de un número suficiente de cabezas de ganado para que pueda mantenerse.Una especie de socialismo agrario fundado en la ganadería y asentado en una clase media de ganaderos,en tiempos en que ya se estaba abandonando el ganado estante (no trashumante).Valoró la importancia histórica de la lana,y sus escritos motivaron la Pragmática de Felipe IV (1633),que reguló los arrendamientos de tierras,haciendo los contratos irrevocables y hereditarios,prohibiendo que fuesen labradas las tierras y limitando el número de ganados a pacer por hectárea.Criticó también la política exterior con las Indias y el nulo beneficio que había aportado el descubrimiento de América,pues la carestía había despoblado los campos,por lo que propuso la salida de religiosos y eclesiásticos de sus claustros y monasterios,para incorporarlos a los trabajos campesinos.

            Francisco Martínez de Mata nació en Motril y en sus obras sostiene una postura similar a la de Pedro Fernández Navarrete.Viajó por Italia y Francia,Rechaza que la abundancia de oro y plata sea la base de la riqueza de un país,y defiende que toda política de fomento exige el empleo de capitales bancarios,única forma de financiar el establecimiento de nuevas industrias,fomentar la agicultura y la ganadería,regular el comercio exterior y sanear la Hacienda.Se ocupó de la importancia del dinero,y escribió Memoriales y Discursos (1655),sobre la situación económica de España y sus posibles remedios.Fue procurador de galeotes y perteneció a la Orden Tercera de San Francisco.Vivió en la Andalucía de mediados del siglo XVII,donde el problema social era angustioso.Recorría los pueblos pronunciando discursos en las plazas públicas,por lo que fue denunciado a la municipalidad de Sevilla en 1660.Fue pues una especie de agitador social,defensor de un socialismo ingenuo,con alusiones a Tomás Moro y al cuerpo místico de Cristo,por lo que fue partidario de un capitalismo controlado,preocupado por la despoblación y el empeño de la Hacienda.Propuso incrementar la industria y el comercio,por lo que basó también la decadenca española en la importación de manufacturas extranjeras,proponiendo un sistema proteccionista,sin perder la independencia de los distintos sectores económicos.

            En los arbitristas encontramos pues un pensamiento económico de carácter científico y muchas veces socialista,que sirvió de inspiración a los ilustrados del siglo XVIII.Y a los arbitristas que hemos citado habría que añadir a Luis Valle de la Cerda,Pedro Hurtado de Alcocer,Mateo Lisón y Biedma,Lope de Deza,Pedro López de Reyno,Melchor de Soria y Vera,Angel Manrique,Jacinto Alcázar de Arriaza,Damián de Olivares y otros.

  http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/smile.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/mad.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/tongue.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/wink.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/frown.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/biggrin.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/confused.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/redface.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/rolleyes.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/cool.gif http://rgonzalo.blogdiario.com/admin/archivos/eek.gif

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: