Hechos religiosos

España,plurinacional (LIII)

                        España,plurinacional

                                               LIII.- El fracaso de los nacionalismos republicanos (I)

                               

                Sólo en la campaña de Santander,a finales de agosto de 1937,perdió el Frente Popular más de 86 batallones,pérdidas que en su mayor proporción corresponden a deserciones,sublevaciones de los nacionalistas vascos y cerco de Santander (informe del coronel Prada al gobierno de Valencia).El PNV había contribuido a la victoria de Franco.Con todo las izquierdas asturianas,apoyadas por algunas tropas santanderinas y vascas,iban a mantener la lucha hasta su derrota completa a finales de octubre.

                Y mientras caía el norte frentepopulista en Cataluña seguían las intrigas y presiones de unos y otros.El gobierno central quería recobrar sus competencias,lo que provocaba el enojo de la Ezquerra.Azaña menciona,el 2 de septiembre,el testimonio de Manuel Muñoz,ex Director General de Seguridad:Companys se ha quejado amargamente del Gobierno.No tiene jurisdicción ni mando sobre nada.Cataluña tiene por él un amor maternal.Está resuelto a dimitir y a no ser más que Luis Companys para hablar en la plaza pública y levantar el ánimo de su país.El líder esquerrista se creía realmente encarnación de Catalunya.

                El día 8 Azaña habla de una conversación con el arqueólogo Bosch Gimpera,miembro de la Generalitat y catalanista moderado:Bosch pierde de vista que si ahora hay un ejército de ocupación (como les gusta decir) en Catalunya,ejército del gobierno legítimo,que por fin ha podido sacar a Catalunya y a las tierras de Aragón adonde llega de las garras del bandidaje,todo aquel país ha estado meses y meses bajo el ejército de ocupación de las patrullas,controles,tribunales clandestinos,etc.,para indignación,martirio y bochorno de la mayoría de los catalanes,sin oposición del gobierno de la Generalitat.

                Cinco días después Azaña menciona un encuentro de Martínez Barrios con Companys:Le ha encontrado muy nervioso,irritado,quejándose de que hayan vuelto los tiempos de la incomprensión.Le han enviado un ejército de ocupación,sin duda porque no se fía el Gobierno de la lealtad del pueblo catalán.Obviamente el problema de la deslealtad venía de Companys,no del pueblo catalán.El president establecía un paralelo con los tiempos de Felipe IV y el conde-duque de Olivares:Hubo alguien que no se conformó,Clarís,que se entendió con Richelieu para hacer la guerra a España.Por lo que pregunta Martínez Barrio:¿Quién será ahora Richelieu?.Y responde Azaña:Acaso Mussolini.Azaña y Martínez Barrio ignoraban los tratos de los nacionalistas en París y en Londres.Pero Azaña alude,los días 18 y 19,a las denuncias por el paso clandestino de oro y dinero a Francia,a cargo de la Generalitat,y las amenazas de los diputados y políticos esquerristas de cambiar de actitud.Para Prieto están saboteando la guerra desde Cataluña.

                Encontramos un buen resumen de estos roces en la referencia de Azaña,el día 19,sobre una entrevista con Pi i Sunyer,alcalde de Barcelona y nacionalista relativamente moderado.Pi llegaba,como enviado oficioso ante el Presidente de la República,a exponer las quejas de la Ezquerra.Y presentaba al gobierno de Valencia como un conglomerado sólo unido por su política anticatalana.Identificando a los catalanes con Companys y su partido,tomaba los intentos de volver al Estatuto por una sucesión de agravios a Catalunya,desde la jurisdicción sobre las cajas de seguridad de los Bancos,expoliadas por los gobiernos de izquierda,hasta la recuperación de edificios del Estado:Catalunya –la Ezquerra- ha perdido influencia en la zona izquierdista,cuando debería pesar más en ella,al irse reduciendo el territorio del Frente Popular.Cataluña seguía libre porque el enemigo no la había atacado aún,y había enviado soldados fuera.Pi temía que la victoria del Frente Popular,si llegaba,traería la abolición de la autonomía.Por lo que afirmaba:los jóvenes catalanes que están en el frente no saben por qué se baten.Reconoció vagamente las extralimitaciones anteriores de su partido,pero las achacó al momento revolucionario.El gobierno olvidaba que Companys,como Presidente de la Generalitat,es el representante del Estado en Catalunya.Pero la propaganda esquerrista hablaba de España y Catalunya como entidades distintas,y subliminalmente opuestas.

                Azaña le contestó que el vínculo del gobierno no era la política anticatalana,sino el compromiso de sostener la guerra.Nadie pensaba suprimir la Generalitat,pero sí retornar al Estatuto;y si el territorio izquierdista disminuía,afectaba por igual al peso de Cataluña y al de las demás regiones.Companys repite ahora que el Presidente de la Generalitat es el representante del Estado en Catalunya.Perfecto.Pero 1)esa representación obliga al Presidente de la Generalitat a cooperar lealmente con el Estado en los fines que le son propios en Catalunya;2)es lastimoso que Companys no se haya acordado en tantos meses de que tenía,como Presidente de la Generalitat,aquella representación.Ustedes no han proclamado una revolución nacionalista o separatista.Querían hacerla pasar a favor del río revuelto.Han aprovechado el levantamiento de julio y la confusión posterior.No alegue usted,para justificar todo eso,que el momento era revolucionario,porque se sacaría la conclusión de que ustedes son unos políticos,unos partidos,en acecho de la primera ocasión para faltar a la lealtad.Y le recordó las palabras de Lluhí,en julio de 1936,sobre la política de ganar posiciones para repartirse el botín de la victoria,entonces tenida por segura.

                En suma:la Generalitat,cuyo Presidente,como recuerda ahora Companys,es representante del Estado,ha vivido no solamente en desobediencia,sino en franca rebelión e insubordinación.Cuando,abrumados por la opinión pública,tuvieron ustedes que resignarse a que el Estado rescatase el servicio de Orden Público y suprimiese la consejería de Defensa,Catalunya respiró.Si los jóvenes catalanes no saben por qué se baten,díganselo.Se baten por la República española,su régimen autonómico.Pero se ha hecho todo lo necesario,y más,para hacerles creer que se les llamaba a filas para otra cosa.Añada usted el tono general de los periódicos,de los discursos y arengas oficiales,su  ambigüedad,cuando no su descaro.Delegaciones de la Generalitat en el extranjero.Eje Bilbao-Barcelona.La Generalitat emite billetes y la prensa dice que se ha creado moneda catalana.Se publica el decreto de movilización,incumplido por cierto,y el comentario es:ha sido creado el ejército catalán.Los periódicos publican los partes de guerra bajo dos rúblicas diferentes:una dice Catalunya;la otra España.

                Azaña advirtió:ahora no estamos en guerra con Luis XIII ni hay un Richelieu,aunque no falte en Barcelona quien sueñe con Clarís.Las izquierdas miraban con simpatía el régimen nuevo de Cataluña,por ser obra de la II República,que daría satisfacción a los catalanes,base de la concordia.Pero no admitían que al final de la guerra España quedase,según deseo de los nacionalistas,como una federación de repúblicas,con lazos muy débiles,entrando y saliendo de la federación libremente.

                En un momento de su exposición Pi lamentó que la censura no ha permitido publicar una nota oficiosa desmintiendo los rumores de nuestros tratos con los rebeldes para una paz separada.La queja tenía algo de intoxicación,pues los rumores no aludían a tratos con los franquistas,sino con Francia e Inglaterra;y no carecían de base,aunque sus detalles permaneciesen ignotos para Azaña y Negrín.

                Tampoco percibía Azaña el trastorno del pacto de Santoña,teniéndolo por un simple disparate:Giral me ha contado una nueva botaratada de Irujo.Sin encomendarse a Dios ni al diablo,Irujo,por su cuenta,se ha dirigido a los cónsules americanos pidiéndoles que intervengan para hacer respetar la capitulación concertada en Santoña.Irujo siempre había actuado al margen de los intereses del gobierno del que formaba parte,tratando con los británicos y otros,y el rumor le acusaba de haber facilitado la huida de algunos fascistas.Como ministro de Justicia había propuesto medidas favorables a la imagen del Frente Popular;pero le bastaron seis meses para percatarse de que no sólo no lograba sus propósitos,sino que quedaría inevitablemente vinculado al terror izquierdista desde un puesto tan significativo.Por tanto dimitió en diciembre,quedando como ministro sin cartera.

                Consciente de la ignorancia de sus aliados sobre sus actividades,Aguirre planteaba exigencias como la gestión de los mercantes de matrícula bilbaína,o se refería a aportar copia de un expediente sobre los hechos de la capitulación de Santoña,o pretendía que los suyos nunca han hecho actos de carácter político,ni se han dirigido a ningún Estado extranjero.Sus gestiones han sido de carácter comercial y social.Y volvía a recordar los servicios del PNV al Frente Popular:su lealtad a la República será inquebrantable mientras dure la guerra.

                Estos hechos ocurrían entre septiembre y octubre de 1937,mientras los franquistas preparaban y emprendían el avance sobre Asturias.Por entonces Negrín decidió trasladar el gobierno a Barcelona,donde los obreros municipales se negaban a trabajar los fines de semana en el descombro de las casas bombardeadas y el salvamento de las víctimas.

                Companys aborrecía la presencia del gobierno en Barcelona,donde se instaló el 31 de octubre.Incapaz de impedirla,sugirió que podría hacerse una modificación,reduciéndose el número de consejeros de la Generalitat y aumentándose el de ministros catalanes en el Gobierno de la República.Negrín se negó,y les dijo que se atendría estrictamente al Estatuto.También presionaba Aguirre:he tenido la ocurrencia de proponer a Negrín que celebremos una conferencia los cuatro presidentes.Pero Negrín entendía que sin el mando único político y militar resultaba ocioso pensar en ganar la guerra,y estaba decidido a preservar los derechos del Estado.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: