Hechos religiosos

España,plurinacional (LI)

                España,plurinacional

                                               LI.- Euzkadi y Catalunya pierden su semiindependencia (4)

               

                La historiografía sabiniana y alguna izquierdista presentan la guerra como una lucha de España o del fascismo contra Euzkadi,cuya población,representada por el gobierno vasco,habría luchado casi unánimemente contra los agresores.Tal versión,una vez más,armoniza con las teorías nacionalistas,pero no tanto con los hechos.El gobierno vasco lo era casi sólo de Vizcaya,y agrupaba tendencias incompatibles,una de las cuales,la secesionista,aprovechó las circunstancias favorables para traicionar sistemáticamente a las otras.Las tropas levantadas por cada tendencia fueron parecidas,algo más numerosas las izquierdistas.Y por el lado franquista se movilizaron probablemente en Guipúzcoa,y sobre todo en Álava,tantos soldados como los de cualquiera de las dos facciones enemigas,incluyendo un número de peneuvistas disconformes con Aguirre.Hubo más apellidos de estirpe vasca en la oficialidad y aviación del bando franquista que en las del contrario.En Vizcaya y Guipúzcoa hubo por tanto guerra civil,como en el resto de España.

                Mientras caía Vizcaya el Frente Popular había sufrido un reajuste sangriento,fruto de rivalidades desarrolladas desde el mismo mes de julio de 1936.A lo largo de abril de 1937 los comunistas planearon desbancar tanto a la CNT como a Largo Caballero.La idea hubiera parecido irrealizable sólo unos meses antes,pero para entonces el PCE era ya un partido de masas,muy disciplinado,cada vez más influyente en el ejército,y la continuación misma de la guerra dependía de la URSS.

                La tensión entre unos y otros reventó en Cataluña,después de unas semanas de asesinatos mutuos entre comunistas y anarquistas,dando lugar a una pequeña guerra civil entre las izquierdas dentro de la guerra civil general.

                Durante el período de estos conflictos internos y de la derrota peneuvista también la Ezquerra sufrió un descalabro decisivo que al principio pareció un éxito.Cataluña no fue por entonces objetivo de los nacionales,por lo que la lucha tuvo lugar entre las propias izquierdas.Con tenaces maniobras y ayuda del gobierno central y del PSUC Companys había debilitado a la CNT,pero no lo bastante para asentar plenamente su autoridad,pues los anarquistas continuaban dominando la calle y amplios sectores de la economía.Muy pronto había que decidir quien mandaba.

                La Ezquerra y los republicanos burgueses habían contribuido a desatar y organizar el terror,pero pronto les disgustó porque,fuera de su control,anulaba sus pretensiones de autoridad.Y porque ellos mismos sufrían las sevicias de sus aliados.Azaña retrata la situación en sus Diarios.Ahora él,presidente nominal de la II República,residía en Barcelona y no en Valencia con el gobierno,anomalía que él mismo aclara a su amigo Ossorio:no tendrá usted la pretensión de que yo viviese en Valencia en una fonda,como tuve que hacer la primera vez que vine,porque al Gobierno no se le había ocurrido que el Jefe del Estado necesitaba en Valencia un alojamiento propio.Pero al menos permanecía en España,al revés de muchos señalados y hasta eminentes republicanos huidos al extranjero:a muchos los saqué yo de la nada,y a todos volví a ponerlos a flote,después del naufragio de 1933,y les he hecho diputados,ministros,embajadores,subsecretarios,etc.Lo mismo sucedía en Cataluña:En París hay doce ex Consejeros de la Generalitat,todos emigrados antes de llegar yo a Barcelona,menos Ventura Gassol,que se fue después porque temía ser asesinado por sus aliados anarquistas.Del parlamento catalán no se juntarían más de veinte diputados de setenta y cuatro que son.Y los que se quedan son los peores,los de menos significación y prestigio.La Ezquerra había ayudado a huir a burgueses suyos y algunos de la Lliga,así como a clérigos nacionalistas.

                El resentimiento de la Ezquerra contra los ácratas crecía por semanas,pero la faltaban audacias para atacarlos de frente.El rápido auge del PSUC significó de hecho una alianza con la Ezquerra,que desembocó en los sangrientos sucesos de mayo.

                El 1 de mayo no se celebró en Barcelona la fiesta del trabajo por temor a reyertas entre sindicalistas.Y el día 3 los comunistas,de acuerdo con la Ezquerra,intentaron ocupar la telefónica de Barcelona,bastión de la CNT,desde la cual espiaba las comunicaciones de sus aliados.Los anarquistas resistieron,y al día siguiente las calles empezaron a poblarse de barricadas.Entre el 4 y el 7 se multiplicaron los choques y los muertos.Los jefes ácratas hacían llamamientos contradictorios,unos a deponer las armas en pro de la unidad antifascista,otros a aplastar la contrarrevolución.El POUM vigilaba.Azaña,en su residencia,temía con razón por su vida,entre la glacial indiferencia de Largo Caballero y la sorda hostilidad y el manifiesto abandono de la Generalitat.

                Ante la resistencia anarquista,más dura y peligrosa de lo previsto,la Generalitat tuvo que pedir refuerzos a Valencia.Y Largo Caballero,que buscaba en la CNT un aliado frente a los comunistas,no deseaba intervenir;pero los ministros contrarios impusieron el envío de guardias de asalto,dos destructores y aviones para intimidar a los rebeldes con vuelos bajos.A cambio Companys hubo de renunciar a la competencia de orden público,que tan mal había cumplido desde julio.

                Los ministros anarquistas fueron a Barcelona para calmar a los suyos con promesas de imparcialidad.Los comunistas,por el contrario,prometían máxima severidad:cuando está en juego la existencia de España como nación independiente,la libertad del pueblo español y el bienestar y el porvenir de las masas populares,no se puede tolerar que nos ataquen por la espalda.

                El gobierno asumió el orden público en Barcelona,y suprimió la Consejería de Defensa,nombrando capitán general de Catalunya al general Pozas,que había contrariado a Franco cuando las elecciones de febrero de 1936,y había ingresado luego en el PCE.Se formó un nuevo gobierno regional en Barcelona.

                Los jefes anarquistas,en especial García Oliver y Federica Montseny,lograron atajar la insurrección,muy mal tratados en la Generalitat.Pero las jornadas de mayo dejaron en Catalunya varios cientos de cadáveres.Los comunistas se impusieron,aunque ellos y la Ezquerra habían provocado los disturbios,y acusaron a la CNT,y sobre todo al POUM,de complot profascista,exigiendo un castigo despiadado.La maniobra derivó de inmediato contra Largo Caballero,cuya eliminación política perseguían quienes hasta poco antes le halagaban con el título de El Lenin español.Secundaban al PCE Prieto y Azaña,muy resentidos con Largo Caballero,al que sustituyeron por Negrín,fautor del envío del oro español a Moscú siete meses antes,y muy próximo a los comunistas.El nuevo gobierno,llamado como el anterior de la victoria,prescindió pues de la CNT.

                En una brillante operación los comunistas habían neutralizado simultáneamente a los anarquistas y a los socialistas de Largo Caballero,las dos fuerzas de izquierda más poderosas hasta entonces.Sus nuevos aliados –prietistas,republicanos y separatistas- eran más débiles y manejables.La confusa revolución desencadenada diez meses antes se decantaba pues a favor de los comunistas.

                Negrín llegó resuelto a recobrar la autoridad y a movilizar para la guerra todos los recursos antes despilfarrados por la anarquía y los celos entre partidos.El PCE persiguió ferozmente al POUM y a los libertarios.El POUM fue desarticulado,encarcelados y torturados muchos de sus militantes,y asesinado su líder Andrés Nin,en una cárcel secreta.Los anarquistas sufrieron tormento en checas comunistas,y fueron también asesinados muchos de sus militantes.

                Unas semanas antes Franco había determinado también afianzar la unidad de su bando ante los roces entre Falange y el carlismo.Fundió en abril ambos partidos en lo que se llamaría Movimiento Nacional,excluyendo cualquier otro.Gil Robles,desde Portugal,aceptó la solución,aunque marcaba el fin definitivo de la CEDA.En marzo había sido disuelto el partido monárquico Renovación Española.El proceso costó algún encontronazo,con dos muertos,entre facciones falangistas,y el problema quedó resuelto con rapidez,sin el coste humano y político a que dio lugar en el bando republicano.

                El 1 de julio nacía en Cataluña un nuevo gobierno autónimo,por alianza del PSUC y la Ezquerra,sin la CNT.Pese a ello L´Humanitat reclamaba la cooperación de todos los antifascistas en aquella hora de la reivindicación individual y colectiva de los catalanes.Negrín y los comunistas,resueltos a hacer retroceder a la Ezquerra,recuperaron,además de la defensa y orden público,las fronteras y otras competencias usurpadas por la Generalitat,mientras intentaban mejorar la producción bélica.Semanas después Tarradellas se quejaba a Azaña de que los comunistas le resultaban más insoportables que los anarquistas.Companys y él se habían entendido sucesivamente con la CNT contra el gobierno central,y con el PSUC contra la CNT,pero ahora se les esfumaba todo lo conseguido.

                Los comunistas criticaban a los nacionalistas con casi tanta crudeza como antes a la CNT.Los acusaban de desorden y desinterés por la guerra,de divertirse en locales y restaurantes de lujo,etc.La Ezquerra se veía obligada a defenderse haciendo campaña a su vez contra la frivolidad de la retaguardia,o lamentando:¡Qué vergüenza para nuestros jóvenes,que no quieren imitar el espléndido ejemplo de nuestros combatientes en el frente!.Destacaban el esfuerzo de Catalunya,y llamaban anticatalanismo a las críticas que sufrían.En vano clamaba Rovira i Virgili:la posición catalana ante la República ha de ser,en primer lugar,la de afirmar la propia personalidad en la convivencia.La personalidad catalana,la política de la Ezquerra,había perdido mucho atractivo en los meses precedentes.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: