Hechos religiosos

España,plurinacional (XLIX)

                España,plurinacional

                                               XLIX.- Euzkadi y Catalunya pierden su semiindependencia (2)

               

                Los contactos se intensificaron en abril.El 13 Franco,aunque escéptico,autorizó la prosecución de los tratos de los italianos a través de un jesuita,el padre Pereda,y del diplomático italiano Cavaletti.El mayor obstáculo era la exigencia del PNV de una garantía extranjera,que Franco rechazaba.El PNV recibió propuestas de ausencia de represalias,juicio a los acusados de crímenes,facilidades a los jefes para huir al extranjero,y descentralización administrativa.Pero el bombardeo de Guernica paralizó los tratos momentáneamente.

                La explotación propagandística del bombardeo,con destacada contribución de la prensa anglosajona,dio al PNV la máxima proyección internacional.El número de víctimas,126 como máximo,y probablemente menos,fue multiplicado hasta las 3.000 víctimas en algunas versiones.Más de 1.600 por diversos historiadores.Las fotos de la ciudad destruida impresionaron al mundo,aunque la devastación procedía del incendio posterior al bombardeo,afirmándose que se había atacado una villa sin interés estratégico,para exterminar a la población y aplastar los símbolos de la tradición vasca:la Casa de Juntas y el roble.Los nacionalistas fueron presentados así como agentes de la más desalmada barbarie fascista.Pero lo cierto es que Guernica tenía un gran valor estratégico entonces,y los alemanes desconocían los símbolos del nacionalismo vasco,que en realidad no fueron atacados,sino destruidos en el posterior incendio,pese a que había cuarteles militares en sus cercanías.

                La prensa de Bilbao incluso dio poco relieve al bombardeo,pues el 27 Euzkadi ofreció sólo un recuadro,donde Aguirre hablaba de un ataque a los símbolos vascos,y concluía:ante el agravio,todos los vascos debemos reaccionar con violencia.Y llamaba a luchar con inaudito tesón y heroísmo si el caso lo requiriese.Según él la victoria no puede acompañar al invasor si,preñado nuestro espíritu de recia voluntad,nos empeñamos en derrotarle.Al día siguiente el órgano del PNV denunciaba el crimen horrendo de Guernica,pero sólo hablaba de 30 heridos.El 29 sólo alusiones generales,como la de un suelto:podreis desplegar por nuestros valles y montañas toda esa inmunda amalgama de mahometanos negros,protestantes rubios,legionarios sifilíticos y españoles degenerados.La consigna actual del vasco es Muertos antes que esclavos.Y el 30 comentaba:Franco y sus cómplices han querido ocultar al mundo la vergüenza de sus crímenes en tierra vasca;pero no les ha valido.El mundo conoce ya en todo su horror la obra de los bárbaros.El mundo contempla estupefacto e indignado tanta barbarie,tanta maldad,tanta bestialidad.La conciencia universal ha sido ya su fallo.

                El Vaticano,preocupado por los odios entre católicos en Vasconia,pidió a Gomá que mediara ante Mola en pro de nuevas concesiones.Mola aceptó capturar Bilbao intacto,permitir la salida de los dirigentes,garantías contra cualquier exceso de las tropas,libertad para soldados y milicianos que se entregasen con sus armas,etc.,prometiendo la aplicación del espíritu de la Rerum novarum.Y el 8 de mayo el cardenal Pacelli,futuro Pío XII,envió un telegrama a Aguirre exponiendo dichas condiciones.El mensaje fue interceptado por el gobierno de Valencia,que lo retuvo.Pero el gobierno vizcaíno debió enterarse de la existencia de ese telegrama,pues comunicó a Valencia:suponemos telegrama Pacelli es apócrifo.En Gobierno vasco nadie piensa rendirse.

                Aguirre sabía que sus aliados sospechaban sus tratos,y le vigilaban.Conforme se perfilaba la derrota no le gustaba ya alianza con el gobierno de Valencia,pero una traición abierta podía precipitar una guerra civil en Vizcaya,donde las numerosas tropas izquierdistas recibían rápida ayuda de Santander y Asturias.Precisamente acababa de desatarse una guerra así en Barcelona,culminada por la defenestración de Largo Caballero y su sustitución por Negrín,en cuyo gobierno Irujo pasaría a desempeñar la cartera de Justicia.

                El lehendakari rechazó pues de momento la invitación a rendirse,y en cierto modo aumentó su cooperación con Valencia,aceptando el comisariado en el Ejército de Euzkadi.De paso conseguía librarse de Llano de la Encomienda,y el reconocimiento oficial de su ejército particular,cuyo mando técnico recibió el general Mariano Gámir.Pero apenas dos semanas después del bombardeo de Guernica intensificó sus tratos con los italianos,a través del sacerdote sabiniano Alberto Onaindía,con vistas a una rendición separada.En adelante Juan Ajuriaguerra y Leizaola tomarían oficiosamente la iniciativa de las conversaciones,de las que Aguirre prefirió desentenderse algo,consciente de sus consecuencias.

                El 16 de junio,casi en vísperas de la caída de Bilbao,Ajuriaguerra pidió a los italianos,a través de Onaindía,que salvaguardasen a la población civil,y a cambio los nacionalistas entregarían la ciudad intacta.La oferta interesó a los nacionales,pues se le entregaba una poderosa industria,de inestimable valor bélico.Por lo mismo Valencia exigía resistir a todo trance,y Prieto,ministro de Defensa,ordenaba extremar la defensa de Bilbao.

                De cara a la población el PNV estaba de acuerdo.El gobierno vizcaíno llamaba a emular aquella resistencia heroica y ejemplar de nuestros predecesores.Invocación paradójica,pues los héroes habían sido los liberales,tan despreciados por los sabinianos.Y el retórico Aguirre añadía:en estos momentos de intensa y dramática emoción me dirijo a vosotros con el alma henchida de una fe que es patrimonio de los vascos.El Gobierno está en medio del pueblo,y su acuerdo firme es resistir con ímpetu y fe.Yo confío en este pueblo maravilloso.Yo sé que aquí registrará la historia páginas de gloria.Estoy seguro de que vosotros,al conjuro de mis palabras,débil pero sincero y honrado,sabréis responder como un solo hombre evocando todas aquellas heroicidades que hicieron grande a nuestro pueblo.Aquí el pueblo vasco,ante el mundo entero,ante el asombro de todos,quiere escribir una página más de su gloriosa historia.Y terminó con un párrafo en vascuence.

                Los jefes que así llamaban a resistir preparaban su pactada huida,y sólo los comunistas exigían en serio una resistencia hasta el fin.Pero el propio Gámir,contra las órdenes de Prieto,y justificándose en la desmoralización de las tropas,dispuso la evacuación,incluyendo la innecesaria de la población civil.

                Las izquierdas pensaban destruir las fábricas y Altos Hornos,así como el pantano que abastecía de agua a Bilbao,el casco antiguo y otros barrios,la universidad de Deusto y diversos edificios,como habían hecho en Irún y Éibar,mucho más de lo que no habían tolerado en Guernica.Pero lo impidieron las unidades del PNV,a veces encuadradas ya por oficiales enemigos.Por lo que el coronel italiano Passoni dijo en Baracaldo:cuatro batallones de ex enemigos,armados con todas sus armas,asumieron así papeles combativos a las órdenes del vencedor,pasando a las filas de los prisioneros de guerra sólo después de cumplida su misión.

                La rápida caída de Bilbao impidió negociar la oferta de Ajuriaguerra,pero el PNV la cumplió.Bastantes batallones suyos se entregaron sin mucho sentimiento,pues el roce con los anticristianos izquierdistas no les había satisfecho.El coronel Montaud,próximo al PNV,explicó:nuestros campesinos,si usted quiere oír la verdad,están más con el enemigo que con nosotros.El PNV,algo tardíamente,se había comportado como le habían exigido los franquistas,salvaguardando bienes y personas,y proporcionando unos medios magníficos a los vencedores.

                Dieciocho días antes de la derrota Azaña consignó:de que Bilbao por lo menos se perderá en cuanto lo ataquen con fuerzas bastantes estoy yo convencido,convicción formada a través de los enmarañados y palabreros informes que el ministro Irujo me daba en Barcelona.Aquellos informes,escuchados por mí sin pestañear,me dirigían a probarme la facilidad de la inminente reconquista de Miranda y Vitoria,seguida inmediatamente de la de Navarra,después de lo cual el ejército vasco,que se batía con ardor gracias a la concesión del Estatuto Autonómico,descendería por Soria para resolver la situación en Madrid.

                Caído Bilbao Aguirre explicó al gobierno de Valencia,dice Azaña,que los sabinianos habían impedido las destrucciones porque pensamos volver a nuestro país.Si no tuviésemos ese pensamiento,la desesperación podría habernos inspirado otra conducta.Aguirre también explicó a Azaña que mucha gente se ha pasado a los nacionales creyéndolo todo perdido,al perderse Bilbao;pero unidades en masa no.Se habían entregado,sin embargo,unidades en masa.

                En tres meses se había venido abajo el sueño del PNV de crear una Euzkadi prácticamente separada,con un ejército propio capaz de garantizar en su momento la plena independencia frente a sus ocasionales aliados del Frente Popular.

                Irujo,desde Valencia,presionó para impedir el reconocimiento del gobierno de Franco por el Vaticano,y el 31 de julio presentó un proyecto de decreto encarado a la opinión internacional,en el que,aludiendo a los miles de sacerdotes y fieles sacrificados,atribuía la imposibilidad del ejercicio del culto y la libertad de conciencia por la pasión popular,que había confundido la significación de la Iglesia con la conducta de muchos de sus prosélitos.Afortunadamente una parte de la Iglesia católica,concretamente la de Euzkadi,ha sabido en todo momento cumplir su misión religiosa con el máximo respeto al Poder civil.Por eso no ha sufrido el más leve roce en sus intereses.La destrucción de algunas iglesias y el asesinato de 56 clérigos,no nacionalistas en su mayoría,no suponían ahora roce para Irujo.Por lo que proponía al gobierno de Valencia abrir un poco la mano en la cuestión del culto,para mejorar la imagen internacional de los revolucionarios.No tuvo mucho éxito,pero persistió intentando desacreditar a los nacionales y defender a la II República en el Vaticano,en los medios católicos franceses y de otros muchos países.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: