Hechos religiosos

España,plurinacional (XXXI)

España,plurinacional
XXXI.- La izquierda insurrecta (2)

Gaziel volvió a decir:se ha terminado la República del 14 de abril.Los que la trajeron están descartados,aniquilados.Los que no la querían son dueños de ella.Y dentro y fuera de España muchos creían liquidado el Régimen,pues la derecha se aprovecharía para instaurar otro a su gusto.Los monárquicos pidieron al general Franco explotar la ocasión para dar un golpe,pero Franco respetaba la República,aunque sin entusiasmo,siempre que no decayese en revolución,y se limitó a la defensa constitucional.Lo mismo hizo la CEDA,que invocó una vez más las libertades ciudadanas,e incluso buscó atenuantes a las conductas de Companys y Azaña.
Sí fueron cerrados algunos periódicos izquierdistas,reabiertos enseguida con otros nombres,destituidos numerosos ayuntamientos y cargos públicos rebeldes,y procesados bastantes militares,junto a miles de rebeldes.La autonomía catalana quedó suspendida en espera de mejores circunstancias,pero no abolida.Fueron pues detenidos unos 15.000 izquierdistas,la mitad de los cuales quedaron en libertad antes de un año.
Los primeros juicios a los militares se saldaron con varias penas de muerte,pero sólo se ejecutó a cuatro,culpables de diversos crímenes.
Las izquierdas negaron toda relación con los sucesos,y lanzaron una vasta campaña nacional e internacional denunciando la represión gubernamental,especialmente en Asturias.Era su táctica,desde Ferrer Guardia,la huelga revolucionaria de 1917,los sucesos de Prats de Molló,el golpe militar de Jaca,o la huelga agraria de junio de 1934.Contando con la colaboración de las internacionales obreristas,la masonería y otras asociaciones de Europa y América.Y uno de los principales organizadores de esta campaña fue Juan Simeón Vidarte,que tomó por modelo a Ferrer Guardia.
En el extranjero y amplios medios populares españoles la reacción quedó retratada como una camarilla inhumana,sedienta de sangre,pero ni el propio Vidarte,miembro del comité insurreccional del PSOE,había sido molestado.
Numerosas mujeres fueron también movilizadas para denunciar atrocidades,destacando las diputadas Matilde de la Torre y Veneranda García.Puntales de la campaña fueron Fernando de los Ríos,y Prieto desde Francia.El KOMINTERN,manejado por Willi Münzenberg,participó a través de su Comité de Socorro a las Víctimas del Fascismo.La campaña inventó y achacó mil atrocidades al gobierno,y ninguna a los revolucionarios.Hablaba de miles de personas asesinadas o salvajemente torturadas,violaciones masivas perpetradas por los soldados moros,sevicias sin cuento contra la población.Vestía de héroes populares a jefes revolucionarios como González Peña,a quien los mineros habían perseguido por traidor los últimos días de la revuelta.Esta campaña fue pues la de mayor efecto político en todo el siglo XX español,pues dividió a la sociedad,implantando un clima de odio sin precedentes,y permitió a las izquierdas aglutinarse en una unidad de acción que cuajaría en el Frente Popular.
Habían asaltado la legalidad republicana los mismos partidos políticos que la habían impuesto,y si no cayó el Régimen fue porque las derechas,lejos de responder con un contragolpe desde el poder,defendieron la Constitución.Y no habrían tenido pretexto ni justificación para sublevarse en 1936,si las izquierdas,después de este fracaso de 1934,hubieran renunciado a la revolución.Pero permanecieron siendo insurrectas,por lo que hasta Gerald Brenan llamó a las revueltas izquierdistas de 1934 primera batalla de la guerra civil,pues la intentona de Asturias quedó como un mito comparable a la Comuna de París,los republicanos de izquierda siguieron considerándose con títulos exclusivos para gobernar,y los nacionalistas no abandonaron ninguno de sus presupuestos.
Las derechas salvaron pues a la II República en octubre de 1934,y cuando terminaron rebelándose lo hicieron en las circunstancias que veremos muy pronto.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: