Hechos religiosos

España,plurinacional (XXX)

España,plurinacional
XXX.- La izquierda insurrecta (1)

A principios de septiembre de 1934 el entierro de un joven comunista,asesinado en Madrid por la Falange,daba lugar a una exaltación de amenazas revolucionarias.Y Monzón aseguraba con arrogancia la celebración de la asamblea de Zumárraga:el pueblo vasco está decidido a triunfar... con Cataluña.E Irujo añadía:estamos en franca,abierta y declarada rebeldía contra el poder público.L´Humanitat:Catalunya,la democracia nacionalista de Catalunya,está al lado del noble pueblo vasco.Si es lo bastante inconsciente para enfrentarse a la voluntad popular,allá el Gobierno con su responsabilidad.Puede ser tremenda.Prieto y Azaña favorecían las libertades del pueblo vasco.Y el PSOE declaraba:el conflicto entra en una fase de violencia mayor.
El Gobierno deploró la actitud levantisca de los diputados,pero les permitió reunirse,arguyendo la inmunidad parlamentaria.Pero insistió en la prohibición a los alcaldes,y el 2 de septiembre,en medio de una crispada expectación nacional,la policía autorizó el paso a los diputados en Zumárraga y lo cortó a los alcaldes.Hubo algunos conatos de violencia,y Prieto arengó a los diputados,que fueron incapaces de tomar una decisión concreta,disolviéndose la asamblea.
Sin embargo durante los días siguientes los diputados de la Ezquerra fueron paseados por distintos pueblos,entre altercados e incidentes,insultos y mueras a España,esa mezcla híbrida de razas,opresora infame de hombres ilustres.Circulaban octavillas llamando a la acción armada por dolorosa y sangrienta que sea.Se acordó la dimisión colectiva de los ayuntamientos vascos para el día 7,y en Madrid el diario El sol publicaba:no vale el cuento del izquierdismo y del baluarte de la República.Aquí aparece claro el apoyo al nacionalismo con la intención única de promover conflictos a toda costa.
El resto del mes fue un hervidero de atentados,demostraciones revolucionarias de masas,choques callejeros,huelgas,conflictos constantes entre el Gobierno y la Generalitat,agresiones a jueces en Cataluña por parte de las fuerzas de seguridad bajo el mando de Ezquerra,y provocaciones a los militares desafectos al nacionalismo,descubrimiento de depósitos de armas socialistas por la policía,amenazas de insurrección,etc.
En un gran acto de masas conjunto socialista y comunista,el 14 de septiembre,en el estadio Metropolitano de Madrid,los oradores aludieron constantemente a la insurrección,a la dictadura del proletariado,a actuar como un cuerpo de ejército,sin reparar en las víctimas que sea preciso,etc.En Barcelona,el día 24,durante una concentración repleta de ultrajes al Gobierno y de símbolos separatistas,dirigentes de la Ezquerra exhortaron a los jóvenes:futuros soldados del Ejército liberador de Catalunya:pronto seréis llamados a cumplir altos designios;España no existe para nosotros;los enemigos se encontrarán con las avanzadas del Ejército catalán.Un nacionalista gallego invitado lamentó:es dolorosísimo tener que usar el idioma del enemigo para podernos entender.La propaganda añadía:¡Cada cual en su lugar!.El presidente de Catalunya dirá la palabra.Que todos sepan que si fuere preciso hacer gestos categóricos de una absoluta y definitiva decisión,no faltarán.¡Audacia y disciplina!.El presidente Companys tiene al pueblo catalán a su lado.En paz o en guerra,es igual.Nadie discutirá su mandato.No hay un solo catalán digno capaz de faltar a esa lealtad.Y Companys advertía:vienen días de intranquilidad que a mí mismo me dan miedo.
El PNV desatendió con diplomacia los apremios del PSOE para participar en la prevista insurrección,que tomaría como pretexto la entrada de la CEDA en el gobierno.Pero porque los sabinianos estaban comprometidos en la trama golpista de la Ezquerra.
Efectivamente Gil Robles había decidido privar a Samper de su apoyo parlamentario,votar a Lerroux como jefe del gobierno,y entrar en el gabinete asumiendo los ministerios de Justicia,Agricultura y Trabajo,en cuanto reabrieran las Cortes a principios de octubre.Pero nombrando ministros de la CEDA a quienes la izquierda pudiera asumir:el catalanista Anguera de Sojo,ex fiscal del Tribunal Supremo con Azaña,Aizpún y Giménez Fernández,socialcristiano.
Pwero tan pronto la CEDA entró en el gobierno,el 4 de octubre,los socialistas pusieron en marcha su plan insurreccional,concebido textualmente con todas las características de guerra civil.El día 5 y siguientes los disturbios y ataques armados se sucedieron por numerosas provincias,en especial Madrid,Asturias,Vasconia y Cataluña.El PNV colaboró en la huelga general en varias ciudades,pero se puso a la expectativa.La Ezquerra colaboró,desde la Generalitat,en la expansión de la huelga,incluso con coacciones de los escamots,pero chocó con la resistencia de la CNT,y unos declararon la república social catalana,y otros el Estado catalán.
Por numerosas provincias cundían las huelgas y los incidentes armados,y Madrid estuvo en serio peligro de caer en manos de los revolucionarios.Todos los partidos republicanos de izquerda,e incluso el conservador de Maura,publicaron al atardecer del día 5 comunicados rompiendo con las instituciones,y afirmando el de Azaña y la Izquierda Radical Socialista su disposición a emprender todos los medios para derrocar al gobierno.
El centro neurálgico del movimiento fue Madrid,donde el PSOE había tejido una amplia conspiración militar,que debía combinarse con una violenta huelga general,la actuación guerrillera de numerosos grupos de acción y un putsch a lo Dollfuss,que tomara el cuartel central de la Guardia Civil,la Telefónica y el edificio de Gobernación.Pero se descubrió prematuramente a los milicianos que debían disfrazarse de guardias civiles y de asalto para este putsch a lo Dollfuss,y los huelguistas no se movilizaron.Los militares comprometidos se echaron atrás en su mayoría,y los grupos de acción fracasaron.En Barcelona Companys y Dencàs decían oponerse a los disturbios,pero los provocaban y amparaban.
El día 6,confuso en Madrid y otras ciudades,fue especialmente grave en Asturias,donde las milicias izquierdistas de la cuenca minera ocuparon Oviedo.En León y otras ciudades surgieron incidentes cuarteleros,y diversos mandos sabotearon la orden de atacar a los sublevados.El PNV seguía a la espera,pero Companys y los suyos creyeron que la situación era propicia:el President me dio permiso para lanzar a la calle,bajo el nombre de Somatén,a los 4.000 hombres que habíamos preparado en Barcelona,afirmó Dencàs.Que contaba también con la Guardia Civil y de Asalto.Y una guarnición militar muy reducida,al mando del general Batet.Se despacharon por toda Cataluña emisarios para movilizar a las masas,y los escamots instalaron ametralladoras y piquetes en puntos neurálgicos de Barcelona.Companys seguía mintiendo al gobierno (eliminar los excesos en toda Cataluña),y éste mostró públicamente su satisfacción por la lealtad de la Ezquerra.
Las izquierdas republicanas también chantajearon a Alcalá-Zamora:que les entregara el gobierno a cambio de terminar la revuelta.
A la caída de la tarde Companys abandonó todo disimulo,y desde el balcón del palacio de la Generalitat se dirigió al gentío en estos términos:las fuerzas monarquizantes y fascistas que pretenden traicionar a la República han logrado su objetivo y han asaltado el poder.Todas las fuerzas auténticamente republicanas de España y los sectores sociales avanzados,sin distinción ni excepción,se han levantado en armas contra la audaz tentativa fascista.Proclamó el Estado Catalán dentro de la República Federal Española,y terminó:con el entusiamo y la disciplina del pueblo nos sentimos fuertes e invencibles.¡Viva la República y la libertad!.Sin embargo el entusiasmo del pueblo fue muy escaso,y el conocido periodista Agustín Calvet,Gaziel,director de La Vanguardia,escribió:esto es una declaración de guerra.Cuando Catalunya ha logrado,gracias a la República y a la autonomía,una posición incomparable dentro de España,la Generalitat fuerza a la violencia al gobierno de Madrid,que jamás se atrevió a hacer lo mismo con ella.Estoy bañado de sudor,realmente aterrado.
El gobierno contactó con Batet,y le ordenó declarar el estado de guerra.El general obedeció.Prácticamente a la misma hora los socialistas lanzaban en Madrid un ataque contra el ministerio de la Gobernación,pero fracasó.
El general Batet abortó la revuelta barcelonesa en la noche del 6 al 7,mientras Companys desde la Generalitat,y Dencàs desde la consejería de Gobernación,intentaron movilizar a la población con llamamientos radiados.Y antes de amanecer Companys se rindió,arguyendo el agotamiento de toda resistencia.
La revolución quedaba vencida,y sólo persistieron durante unos días tiroteos e incidentes sangrientos en diversas provincias,a excepción de Asturias,donde tuvo lugar durante dos semanas una auténtica guerra civil,que obligó a la intervención de tropas traídas de Marruecos.
Murieron casi 1.400 en 26 provincias,de ellos 855 en Asturias,107 en Cataluña,34 en Madrid,40 en Vizcaya y Guipúzcoa,15 en León,etc.Fueron asesinados decenas de religiosos en Asturias,Cataluña y otras provincias.Hubo 935 edificios destruidos o seriamente dañados,entre ellos 58 iglesias,26 fábricas y 63 edificios públicos;importantes bibliotecas en Oviedo y Portugalete,etc.Varios de estos edificios tenían un extraordinario valor artístico e histórico.De los bancos asturianos desaparecieron cuantiosas sumas (unos 3.500 millones de pesetas),parte de las cuales sirvieron para financiar diversas operaciones de la izquierda en los años siguientes.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: