Hechos religiosos

España,plurinacional (XVIII)

España,plurinacional
XVIII.- La dictadura de Primo de Rivera (2)

Igual política siguió la dictadura con los demás partidos,incluyendo los revolucionarios.Aunque la prensa padecía la censura,se autorizaba la propaganda y la literatura anarquistas (Revista Blanca,y la colección La novela ideal),libros comunistas de la editorial Zenit,etc.El nuevo régimen sólo reprimía el activismo revolucionario real,por lo que prácticamente desaparecieron los atentados,y en 1924 las horas perdidas en huelgas fueron la quinta parte de las de 1923.Apenas sin represión.
Hubo no obstante intentos de continuidad de la línea insurreccional de la Triple Alianza,espoleados especialmente por Francesc Macià,antiguo coronel del ejército convertido en separatista.Adinerado por matrimonio con una de las mayores terratenientes de Catalunya,trabajaba desde 1919 por la lucha armada,a cuyo objeto había creado la Federación Democrática Nacionalista.Fracasada electoralmente,fundó en julio de 1922 el grupo Estat Català,organización paramilitar,y un Servicio de Estudios Militares.Rechazó cualquier acuerdo con Primo de Rivera,y se exilió en Francia,donde se proclamó presidente del Estado catalán,emprendiendo una infructuosa labor diplomática,encaminada a fundar una Liga de Naciones Oprimidas,que debía incluir el Rif de Abd-el-Krim,Filipinas,Irlanda,Egipto,la India y las colonias francesas.
Propició una alianza con los separatistas vascos de Gallastegui,con círculos republicanos,anarquistas,e incluso con el parido comunista español,invitando también a los nacionalistas gallegos,que no aceptaron.Todos formaron el Comité de Acción de la Libre Alianza,para luchar conjuntamente en revueltas contra la dictadura,en pro de los derechos,libertades y mejora moral y material de todos los hombres,sin distinción de clases;con el intento de institucionalizar inmediatamente las Repúblicas Independientes de Catalunya y Euzkadi.
Los conjurados proyectaron un levantamiento simultáneo en Barcelona y Bilbao en el verano de 1924,pero sólo los anarquistas intentaron en noviembre una invasión por Vera del Bidasoa,fracasada por completo tras matar a varios guardias civiles.
Macià intentó en 1925 una invasión desde Francia,pero los aberríanos de Gudari prefirieron abstenerse,y los comunistas estaban prácticamente desarticulados.Sólo hubo contactos infructuosos con la CNT.
Para financiar estas empresas Macià lanzó en abril de 1925 el empréstito Pau Claris,pero no recolectó lo suficiente,por lo que en octubre y noviembre viajó a Moscú con el dirigente comunista José Bullejos,para recabar apoyo de la KOMINTERN.Los bolcheviques se limitaron a aconsejarle una buena campaña de agitación,y Macià rompió los contactos con Moscú,porque su viaje sentó muy mal a los millonarios que ya le habían ayudado.
En junio se produjo el complot de Garraf,intento de algunos nacionalistas radicales de asesinar a Alfonso XIII con una bomba cuando su tren pasase por un túnel,al regreso de una visita regia a Barcelona.La trama,descubierta por la policía,originó querellas entre los separatistas.
Con el dinero obtenido,y el aportado por Macià,organizó el ejército catalán,escamots (pelotones) de 18 hombres,quizá a imitación de las escuadras mussolinianas.
A lo largo de 1926 culminó la preparación de este ejército,con el objeto de invadir Catalunya el 11 de septiembre,y tomar Olot;luego izarían la bandera,y proclamarían la república Catalana,y el alzamiento de toda la región al grito de ¡A las armas,catalanes!.Llamaba a sus partidarios almogávares,y había entre ellos algunos anarquistas e italianos antifascistas,mandados por Ricciotti Garibaldi,nieto del famoso político y guerrero.En total,unos 500 hombres.
No fue posible empezar el 11 de septiembre,porque muchas municiones se habían estropeado por la humedad;pero comenzó la acción a finales de octubre.Un contingente considerable debía llegar desde París hasta el pueblo de Prats de Molló,base de partida de la operación.La policía francesa los esperaba,y los arrestó,huyendo los que pudieron,sin oponer resistencia.Más tarde Garibaldi fue acusado de confidente de la policía mussoliniana.
Los arrestados por la policía francesa fueron un centenar,que gozaron de amplias libertades.Arrestado también Macià,pudo visitarlos,y arengarlos así:¡Catalanes!,hemos luchado por una grande,por una noble causa que ha fracasado.Pero volveremos.Juremos sobre la bandera que lucharemos hasta la muerte.Pero ni habían luchado,ni lucharían.
La complacencia francesa volvió a manifestarse en el juicio subsiguiente,que sólo le condenó a dos meses de cárcel,ya cumplidos,y 100 francos de multa;lo mismo a Ricciotti Garibaldi,permitiendo la expresión de admiración de algunos intelectuales franceses,y de Eduardo Ortega y Gasset,hermano del filósofo.Pero Macià fue expulsado a Bruselas,de donde marchó a Hispanoamérica,a agitar en los medios de inmigración catalanes,sin intentar nuevas insurrecciones.
Todas las ideas políticas de Macià se reducían a la liberación de Catalunya,aceptando incluso la sovietización.Pero tenía facilidad para frases sugestivas:no habrá paz internacional mientras haya naciones esclavas... Nuestro ideal democrático y de libertad no se aviene con el de la España atrasada,que durante la guerra mundial soñaba con la victoria de los enemigos del derecho y la justicia.Se atrajo a la opinión pública francesa con su plan de crear una Bélgica pirenaica,que debe ser la que añoran todavía los actuales nacionalistas.
Gudari siguió el ejemplo de Macià.Exiliado en Francia,fundó un Comité Proindependencia Vasca,y marchó a Hispanoamérica,donde continuó su labor de agitación.Este Comité escribía a Macià:Catalanes,el mundo es muy pequeño comparado con la grandeza de nuestro ideal,y ni distancias ni cadenas serán capaces de separar los nobles corazones de los nacionalistas vascos y catalanes,unidos por la amargura y soldados por el amor.
La gesta de Macià fue mirada en Catalunya como un episodio grotesco,pero esa impresión cambió con el tiempo,y se ha enaltecido a Macià como figura heroica en amplios medios nacionalistas.Con todo para sus enemigos,empezando por Cambó,no pasó de ser un desequilibrado de pocas luces y con fijaciones mesiánicas.
Primo de Rivera anunció su propósito de permanecer en el poder sólo un breve período,pero enseguida llegó a la conclusión de que precisaba más tiempo para realizar su plan regeneracionista.De todos modos su poder duró solamente seis años y tres meses,en dos etapas,una puramente militar,hasta 1925 (dos años),y la segunda con un directorio civil con pretensiones de institucionalizar un régimen nuevo.
La escasa oposición de los políticos,y entusiasta acogida del pueblo a esta dictadura,no significó grandes simpatías en el ejército,en la intelectualidad o incluso en las fuerzas políticas conservadoras;que la acogieron con pasividad,dispuestos a aprovechar los errores del dictador para socavar su prestigio.Pero el ambiente popular no les permitió gran cosa,pues los éxitos económicos del régimen de Primo de Rivera no admitían duda,que incluso en lo militar,con ayuda francesa,derrotó en 1925 a los autores del desastre del Anual.
La noche de San Juan de 1926,poco antes de la citada intentona de Prats de Molló,fue desarticulado con toda facilidad un pronunciamiento militar,que fue llamado la sanjuanada.En él participaron Romanones y los generales Weiler y Aguilera,a los que se impusieron multas cuantiosas (a Romanones medio millón de pesetas,160 millones en valor actual).En el siglo XIX les hubiera costado la vida,e incluso en el XX hubo dos dictaduras sangrientas.
Los masones también intentaron combinar una sublevación militar con el secuestro de Primo de Rivera,aprovechando sus visitas a una amante,pero también fracasaron.
Igualmente fracasó la conspiración encabezada por Sánchez Guerra a finales de enero de 1927,aunque los implicados convirtieron los procesos judiciales en plataformas de propaganda a su favor;distinguiéndose como abogado defensor Alcalá-Zamora.
El régimen se ganó también a los carlistas,aparte de los monárquicos y los reformistas de Maura;contó con la benevolencia de la jerarquía eclesiástica,con un sector del ejército y la colaboración de los socialistas y personalidades de talento.Entre ellos destacó José Calvo Sotelo,procedente del maurismo,a quien se deben,como ministro de Hacienda,buena parte de los éxitos económicos del régimen;y Eduardo Aunós,procedente del entorno de Cambó,motor de una política social bastante avanzada (promoción de viviendas baratas,jornada laboral de ocho horas,mejoras en la ley de arrendamientos rústicos,etc.).El general Martínez Anido dirigió una represión mucho más eficaz y menos brutal que en los días del pistolerismo barcelonés.
La dictadura careció sin embargo de apoyos consistentes,y su estabilidad dependió del respaldo cada vez menos fuerte del monarca y del ejército,y de la neutralidad o pasividad,cada año menos seguras,de los demás políticos.Tuvo pocos fieles comprometidos,pero olvidándonos de sus defectos personales,al gobierno de Primo de Rivera se debe incluso que mi pueblo natal (Palomero,en la provincia de Cáceres,Extremadura) tuviera por primera vez carretera.

Comentarios

tmamamamaopolññ

qqqqqqqqqqq

hfgh

Añadir un Comentario: